jueves 18 de agosto de 2022
Cielo claro 14.7ºc | Posadas

Testimonio de una de las víctimas del ex policía Marcelo I.

“Perdí plata, me enfermé y él sigue actuando con impunidad”

Andrea Limeres denunció con pruebas, pero la causa no avanzó. “La Justicia es demasiado lenta y eso desanima",opinó

domingo 29 de mayo de 2022 | 6:05hs.
“Perdí plata, me enfermé y él sigue actuando con impunidad”
Andrea Limeres dijo que su estafador sigue operando con impunidad.
Andrea Limeres dijo que su estafador sigue operando con impunidad.

Las pruebas son contundentes ya que el mismo implicado envió varios mensajes y audios de WhatsApp reconociendo su responsabilidad y asegurando que repararía los daños. Todo ello fue incorporado al expediente, aunque a casi un año de la denuncia original, la víctima aún ni siquiera fue citada por la justicia ni le informaron de avances en la causa.

A fines de julio del año pasado Andrea Limeres (52) denunció a Marcelo Enrique I. (35), ex oficial de la Policía de Misiones, sobre quien pesan innumerables denuncias por estafas desde 2008 en Misiones y diferentes puntos del país.

Según la damnificada, el acusado trabajaba como motomandados y se quedó con 110.000 pesos en efectivo que le entregó para que realice un depósito bancario a su nombre.

“Me estoy por desmayar, no sé qué más hacer. Hoy a las cuatro fui a hacer el depósito y cuando miro en mi cartera no estaba más el paquete con la plata. No sé si se cayó. Fui a todos los lugares por donde anduve y no encontré el paquete. Pero me voy a hacer responsable. Quedate tranquila que eso no va a quedar así”, reconoció el ex policía en un audio enviado el 26 de julio del año pasado.

En diálogo con El Territorio, Limeres comentó que “después de las promesas iniciales se borró, me bloqueó y nunca me devolvió nada. Cuando fui a hacer la denuncia los policías me contaron de los antecedentes de este hombre y me quise morir”.

Desesperada por el monto sustraído, circunstancia que puso en riesgo su trabajo, inició un trajinar en busca de asesoramiento legal y justicia.

“Varios abogados que consulté me dijeron que ni siquiera toman casos de estafa porque es muy complicado probar el delito. Es una vergüenza que el sistema favorezca al delincuente”, opinó.

Serias secuelas

El ex policía Marcelo Enrique I. posee innumerables denuncias por estafa, varias de las cuales fueron difundidas por este matutino en los últimos años.

Al respecto, Limeres alertó que “después de mi denuncia él se guardó unos días, pero después detectamos que sigue operando con perfiles truchos de Facebook”.

Y agregó: “Es un estafador serial, pero está libre y sigue delinquiendo, a pesar que tiene muchísimas denuncias. Es de no creer la impunidad de este delincuente. Es más, pasó casi un año de mi denuncia y todavía ni me citaron del juzgado”.

En tanto, mencionó que aquellos 110 mil pesos que perdió fueron como una especie de bomba que detonó de repente y afectó seriamente su vida.

Hoy la damnificada acarrea problemas de salud relacionados por la angustia y el estrés que le generó toda la situación. Además del problema económico, del que todavía no se repuso, corrió riesgo de perder su trabajo y tuvo inconvenientes familiares. 

“El desgaste emocional fue tremendo y me enfermé. Tengo una gastritis crónica que según el médico se debe a todo lo que padecí por la estafa. Todavía me cuesta salir, prácticamente vivo encerrada. Gracias a la comprensión de mi jefe no perdí el trabajo, porque si no, no sé lo que hubiera pasado”, reconoció afectada. 

Asimismo, señaló que en los meses posteriores varias personas se contactaron con ella para contarle que fueron víctimas del mismo estafador y que tampoco tuvieron respuestas de la Justicia. 

“Mi expediente debe estar juntando polvo en algún cajón del juzgado. La Justicia es demasiado lenta y eso desanima a la gente que es víctima de este tipo de delincuentes. Perdí plata, me enfermé y el estafador sigue actuando con impunidad”, lamentó.

“Se me perdió a mí”

Limeres recordó que si bien en primera instancia el ex policía le aseguró que saldaría su deuda, con el correr de las horas dejó de responderle los mensajes y la bloqueó. 

Precisó que hacía alrededor de un año y medio utilizaba los servicios de una empresa de motomandados para realizar los depósitos mensuales de su trabajo.

El implicado era uno de los empleados habituales y nunca antes había tenido problemas, aunque el 26 de julio le entregó más plata de lo habitual para que deposite. 

Entre las pruebas presentadas a la Justicia, en varios de los audios de WhatsApp el acusado nombra a su hermana, oficial de Policía en actividad.

“Mi hermana me dijo que de última me saca un préstamo para que te devuelva la plata. O voy a vender el auto para devolverte la plata. Pero la verdad que me voy a desmayar enseguida, mi corazón está a mil. Nunca en la vida me había pasado algo así. Es mucha plata, yo lo sé. Me pongo a disposición para lo que quieras hacer conmigo. Yo me voy a hacer responsable de esa plata. Esa plata no se te perdió a vos, se me perdió a mí. Así que te voy a devolver peso por peso, todito. Esto no va a quedar así”, dijo en uno de los primeros mensajes.

Ya ante el hecho consumado, la damnificada recordó que tiempo atrás el ex policía le ofreció electrodomésticos, otro de sus conocidos artilugios para estafar a las personas.

Impunidad y amenazas

Así como primero el sospechoso se mostró preocupado por la supuesta pérdida del dinero, al punto que prometió pagarle cuotas de 10.000 pesos, con el correr de los días fue variando de excusas, se victimizó y hasta lanzó algunas amenazas.

“Mirá que mi hermana quiere cubrirme”, se escucha en uno de los audios que mandó. En ese sentido, la denunciante se mostró sorprendida por la impunidad con que se maneja el implicado.

“No entiendo cómo puede ser que teniendo tantos antecedentes esté libre; pero no sólo eso, sino que trabajaba en una empresa de motomandados. O sea que nadie controla eso”, reflexionó.

También hizo hincapié en la responsabilidad del propietario de la empresa para la cual trabajaba el ex policía.

“Primero el dueño vino a mi casa y me dijo que íbamos a solucionar el tema. Pero después cambió el discurso y me dijo que la empresa no tiene nada que ver porque (el acusado) no había informado que iba hacer un depósito para mí. Pero eso me suena a excusa”, opinó molesta.

Incluso, en un audio el propietario de la empresa de motomandados expresó que estaba dispuesto a vender su moto para pagarle pero luego cortó toda comunicación.

 

Informe de domingo

Estafadores

Cómo evitar la ingeniería social delictiva y así poder identificar estafas

“Perdí plata, me enfermé y él sigue actuando con impunidad”

Cifras siderales del entramado complejo y organizado

Le robaron con el “cuento del tío” y murió de angustia

Aunque suene exagerado, la regla básica es desconfiar de todo

¿Sirve denunciar o es perder el tiempo?

La colecta para una mujer con cáncer

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias