miércoles 29 de junio de 2022
Algo de nubes 9ºc | Posadas

Se destacan por los vinos de excelente calidad

Chañarmuyo, el pueblo donde el sabor dice presente

En Famatina, La Rioja, se encuentra esta localidad que está rodeada de cerros. Disfrutar de la buena comida y vinos es casi obligatorio. El viñedo es parte del paisaje

domingo 29 de mayo de 2022 | 0:00hs.
Chañarmuyo, el pueblo donde 	el sabor dice presente

Lejos del ruido, de la rutina y de la tensión citadina está Chañarmuyo, una localidad del departamento Famatina, en el norte de la provincia de La Rioja. Se trata de un valle encajonado rodeado por cerros, donde aproximadamente viven 300 habitantes. 

Chañar es un árbol y muyo en lengua indígena es “lleno de”, con lo cual el nombre nos refiere al lugar de chañares. Chañarmuyo tiene potencial para el desarrollo de servicios turísticos, los que están impulsados por un emprendimiento hotelero asociado a una bodega, de reciente creación.

El lodge de la bodega local invita a la degustación de vinos.

En este bello pueblo hay un dique que es un espejo de agua de aproximadamente 120 hectáreas, donde se practica la pesca del pejerrey, además de ser un punto de interés recreativo y paisajístico. La costa del dique tiene arboledas, senderos e incipientes servicios para el turista.

El sitio arqueológico La Parrilla es especial para quienes gustan del turismo arqueológico, con la sola limitación de que debe ir acompañado por un guía para evitar la depredación del sitio. A una hora de Chilecito, hay que ir dispuesto a realizar una caminata en la montaña de por lo menos dos horas.

El lodge es ideal para parejas o grupos de amigos.

Lo distinto de este sitio es el terroir y la gente que lo hace.  Todo el valle es parte de la bodega Chañarmuyo, rodeada de viñedos y de la sierra de Paimán, ubicado a 1720 metros sobre el nivel del mar. El dique Chañarmuyo -que consolida agua de deshielo del cerro Famatina- brinda agua a la bodega y al pueblo. En la zona además hay bastante viento lo que confiere uvas sanas y, la gran mayoría de los trabajadores de la viña son del pueblo. En otras palabras, sería casi una picardía llegar al pueblo sin conocer su bodega y todos los servicios que ofrecen.

“La bodega está ubicada a 80 kilómetros de Chilecito, que es la segunda ciudad más importante de la Rioja y a dos horas del aeropuerto de La Rioja. Son aproximadamente 140  hectáreas de viñedo en un valle entre cerros, y tiene un lodge con ocho habitaciones donde se ofrece el régimen de pensión completa”, explicó Lionel Scigliano, gerente comercial de la Bodega Chañarmuyo.

Todo el valle es parte de la bodega Chañarmuyo.

A la provincia de la Rioja se puede llegar  en auto particular y desde allí a Chañarmuyo, otra opción es llegar en avión a Córdoba y desde ahí se puede alquilar un auto hasta el pueblo, que tiene seis horas de viaje por camino asfaltado y con una vista maravillosa.

Llegar a la bodega es acercarse al descanso. Se trata de un espacio con un tinte romántico, pensado para parejas o amigos que saben disfrutar de los sabores tradicionales.

“Hay visita a las bodegas y una degustación de nuestros vinos, esto como servicio de la bodega. El hotel también tiene pileta, que es al aire libre y los lugares para comer tienen todos vistas a la viña, son muy bonitos y es un lindo lugar para quedarse para descansar. Es un lugar para mayores de 13 años, no se admiten niños”, explicó Scigliano, que además comentó que los visitantes se llevarán conocimientos básicos de vinos, como por ejemplo el maridaje entre el vino y la comida.

El parque nacional Talampaya ocupa 213.800 hectáreas.

“En época de vendimia, que es aproximadamente en febrero, marzo y abril, hay actividades de acompañamiento de la vendimia (cosecha de la uva). Después de esa época lo que tenemos son visitas a la bodega, donde se muestra todo el proceso pero no hay actividades de finca, que sólo es en febrero.

Se realiza siempre una degustación, hay dos tipos: una de vinos clásicos y otra de más alta gama. La idea es ofrecer un lugar de descanso, donde comer una buena comida con un buen vino y aprender con qué combinar”.

En Chañarmuyo se puede además caminar por la viña y sus interminables hileras. Subir hasta el Mirador de La Cruz o visitar el oratorio de Nuestra Señora de Itatí en los 3 Cerritos con vistas panorámicas a todo el Valle. Muy cerca está Chirau-Mita (el museo de cactus más importante de Latinoamérica), en La Puntilla, Chilecito y también el Parque Nacional Talampaya, que se ubica aproximadamente a dos horas de la bodega.

Lo que arrancó en 2001 como un sueño loco, hoy se distingue por tener buenos vinos, los mejores en su segmento. Chañarmuyo hoy es conocido por el buen gusto.


Desde la tierra a la mesa

Primavera
Se inicia la brotación, pura magia de la naturaleza. A cuidar los pequeños brotes que se convertirán en la fruta seleccionada.

Verano
Comienza el envero, las uvas tintas cambian de color. Comienza la historia del vino buscando la mejor madurez en la fruta.

Vendimia
Se analiza y estudia el justo equilibrio de un complejo de azúcares, madurez de hollejos y polifenolica determinantes del momento justo de cosecha. Flotan en el ambiente los sueños y expectativas.

Otoño
Momento de reposo y descanso. Ya pasó la cosecha y se continua regando por goteo preparándose para la poda.             

Invierno
El inicio de una nueva etapa con la poda, seleccionando cuidadosamente las vas que mejor se adaptan a los objetivos del año. Planta por planta, manualmente.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias