viernes 24 de junio de 2022
Nubes 17ºc | Posadas

Cosmética y perfumería natural

Perfumes con aroma artesanal

César Maidana y Agustina Halley emprendieron la elaboración de fragancias. Una propuesta personalizada y exclusiva que además contribuye con el cuidado del medioambiente

sábado 28 de mayo de 2022 | 14:00hs.
Perfumes con aroma artesanal
César fabrica los perfumes mediante fórmulas matemáticas exactas. Foto: Marcelo Rodríguez-
César fabrica los perfumes mediante fórmulas matemáticas exactas. Foto: Marcelo Rodríguez-

En la antigüedad, los guaraníes quemaban hierbas, maderas y resinas aromáticas para producir humo con aroma y así disfrutar de las esencias que brinda la naturaleza. Esa práctica, conocida como Tyakuävú, hoy viene embotellada.

Condensadas en un envase vidriado, con proporciones matemáticamente exactas de esencias y alcohol, César Maidana y Agustina Halley fabrican perfumes con esencias de naturaleza.

La biodiversidad es la base de la inspiración. Aromas frutales, florales, cítricos, dulces, amargos, y maderados, entre tantos otros, se combinan y mezclan para confluir en una fragancia especial y personalizada. Y, aunque la industria del perfume ha tornado bastante uniforme los aromas, la elaboración artesanal de estos productos rescata nuevamente ese sentido único que brinda el trabajo a menor escala y le brinda además un toque personal a cada fragancia. 

En su casa-taller, con estudio y experimentación previa, la pareja emprendió el camino de perfumistas. La propuesta desarrollada íntegramente en la Tierra Colorada no sólo vuelve a personalizar los aromas, sino también representa un emprendimiento amigable con el medioambiente promoviendo la reutilización de envases y una economía circular.

Su incursión en el rubro comenzó de la mano de otro emprendimiento. Es que desde hace 7 años la pareja fabrica y comercializa productos de limpieza y desinfección del hogar. Comenzaron primero revendiendo productos sueltos y poco a poco, con cursos de formación en química y otras capacitaciones, crearon su propia marca. Así, el negocio fue creciendo y prosperando “al punto que contratamos a varios chicos que vendían con nosotros los productos”, contó César en diálogo con El Territorio.

Sin embargo, la pandemia interrumpió los planes y le puso un freno a la expansión. Tras el parate, el retorno a la rutina fue un volver a comenzar, aunque también abrió una puerta a otro rubro; un campo conocido por el emprendedor pero poco experimentado hasta el momento.

 Huargo Perfumes, que pronto cambiará su nombre a Tyakuävú -para adquirir una impronta más misionera-, surgió casi sin pensarlo y para satisfacer solamente una necesidad personal.

 César ya conocía el proceso de elaboración de perfumes porque hace algunos años había visitado una fábrica de réplicas de las mejores marcas en perfumería internacional; además, contaba con cursos de formación y elaboración de fragancias que estudió sin pensar que alguna vez lo pondría en práctica. “Resulta que un día me estaba quedando sin perfume y no lo conseguía por ningún lado. En ese momento también estaba cerrando un pedido de productos para elaborar los artículos de limpieza que fabrico y mi proveedor me comentó que había hecho una compra de esencias; así que le pedí que me mande una. Preparé uno para mí y me encantó y así empecé”, describió, recordando que con esa esencia amaderada realizó una decena de perfumes masculinos que en dos días se agotaron.

Entusiasmado por el éxito de la fragancia, se metió de lleno en el mundo de los aromas. De a poco fue adquiriendo esencias y aceites de diversas fragancias y aceites naturales. Mezclando, combinando y proporcionando matemáticamente alcohol de cereal -destilado cuatro veces- con aromas macerados y puros, cada fragancia adquirió un toque único y personalizado.

 “Los perfumes que preparamos tienen 60% esencia y 40% alcohol, porque eso permite que dure más el perfume en la piel y hasta en la ropa”, explicó. “Hay otras combinaciones que tienen más alcohol y eso hace que sean más explosivos los perfumes, duran menos tiempo en el cuerpo pero se sienten más en el ambiente”, agregó.

 “Todo es experimentación”, apuntó por su parte Agustina, que se aboca más a la comercialización del emprendimiento en ferias y redes sociales que a la fabricación de los perfumes.

 Fragancias exclusivas

 La producción artesanal no sólo amerita la exclusividad de las fragancias, permitiendo aromas únicos y especiales para cada persona, sino también representa un paso adelante en la economía circular.

 Como muchos otros emprendimientos surgidos de un tiempo a esta parte, la propuesta de los perfumistas tiene una mirada ecológica y sustentable. “Desde que vendemos productos de limpieza nos entusiasmó la idea de, además de generar ingresos económicos, realizar algún aporte al medioambiente”, destacó la pareja que fue pionera junto a Vecinos Sustentables en la recolección y reutilización de botellas plásticas.

 Pero con los perfumes utilizan envases de vidrio. Así que se ingeniaron en crear un sistema con botellas a rosca que permitiera la recarga del envase, reduciendo costos y generando el menor impacto ambiental posible.

 “La idea es reutilizar el envase todas las veces que se pueda. Así promovemos la recarga del perfume sin que los clientes deban comprar otra botella. Además, toda la propuesta está enmarcada desde una mirada ecológica”, contaron sobre el proyecto que viene envasado en cajitas de madera y cuenta con etiquetas de papel biodegradable.

 Hasta el momento llevan fabricadas quince fragancias. Cada perfume tiene un aroma particular y al día de hoy siguen innovando en la creación de nuevas y combinadas fragancias. Ahora vinculados con la mitología de nuestra Tierra Colorada, cada perfume reflejará una historia o leyenda, ya que los aromas -además de disfrutarse- evocan también historias, recuerdos y emociones.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias