sábado 25 de junio de 2022
Nubes 17ºc | Posadas

La recuperación le tomó varias semanas

A un año del milagro: el parto más complicado en medio del covid

Ella dio a luz estando en coma por Covid-19 y él nació prematuro. Estuvieron al borde de la muerte y ahora dan testimonio y cuentan lo vivido en este tiempo

sábado 28 de mayo de 2022 | 6:08hs.
A un año del milagro: el parto más complicado en medio del covid
Los sobrevivientes, Ivana y Juan Martín, disfrutan de crecer juntos y viven para contarlo. Foto. Marcelo Rodríguez
Los sobrevivientes, Ivana y Juan Martín, disfrutan de crecer juntos y viven para contarlo. Foto. Marcelo Rodríguez

Hace un año Ivana Belén Sanabria (34) tuvo un cuadro de Covid-19 mientras cursaba el octavo mes de embarazo. La enfermedad casi le cuesta la vida tanto a ella como a su bebé. A través de la ayuda de los médicos y la fe, ambos pudieron sobreponerse a la adversidad para contar la historia.

Hoy Ivana se recuperó por completo después de mucho esfuerzo y se incorporó a su trabajo. Juan Martín, en tanto, cumplió su primer año de vida hace algunas semanas y va a la guardería.

En la tarde de ayer ambos recibieron a El Territorio con toda la energía, entre juguetes, y con ganas de contar una historia de pura superación.

Todo comenzó el 31 de marzo de 2021, cuando Ivana fue llevada de urgencia al Hospital Materno Neonatal. Tenía un combo letal que incluía el virus que causa Covid-19, embarazo y asma, padecimiento que tiene desde pequeña. Además, no estaba vacunada, para cuando enfermó aún no había vacunas aprobadas para embarazadas.

Ese día el oxímetro le dio 46 de oxígeno en sangre, menos de un 50% de la capacidad que debía tener y las probabilidades de sobrevivir eran casi nulas.

Una vez en el centro de salud tuvo que someterse a una cesárea de emergencia, por la situación el parto se adelantó más de un mes. El bebé nació prematuramente y dio positivo al test de coronavirus. Luego de dos semanas en el hospital, Juan Martín fue dado de alta pero su mamá tuvo que seguir luchando internada.

Ivana estuvo en el hospital durante 20 días, doce de ellos en coma; como no podía respirar por su propia cuenta el médico Luis Forte tomó la única decisión que podía salvarla de la muerte conectándola a un respirador automático. En el peor momento, cuando los signos vitales se desvanecían lentamente, Ivana despertó y volvió a la vida.

“Era todo muy cansador, los sedantes eran muy fuertes, muchas veces no entendía lo que me estaba pasando. Llegué a adelgazar 20 kilos en una semana. Lo que me sostenía era pensar en mi hija Agustina que estaba en casa esperándome y Juan Martín que me necesitaba”, dijo.

“En ese momento sentía que la escuchaba hablar a mi mamá dándome aliento y me pasó que lo visualizaba a Juan de grande con rulitos en la cabeza”, contó.

El trabajo de volver a la vida

Después de todo el proceso y ya fuera del nosocomio, empezó un camino de recuperación y rehabilitación que si bien tuvo sus complicaciones, fue más rápido de lo esperado. “Cuando recién salí me costaba mucho caminar, de la cintura para abajo estaba adormecida, porque salí de una internación. Tuve que realizar mucho trabajo de kinesiología para poder recuperarme, también usar caminador”, explicó Ivana.

Y agregó: “Juan Martín a los 3 meses se agarró un broncoespasmo, tiene secuelas en lo que tiene que ver con lo respiratorio por nacer con el Covid-19, también tiene alergias para las que está recibiendo su medicación y cada tanto tiene que ir a controles. Pero la evolución fue muy rápida en ambos, yo soy asmática y ahora estoy muy bien”.

Debido al extremo daño que atravesó su cuerpo, la producción de leche para Juan cesó y tuvo que recurrir a otros métodos para poder alimentarlo. “Al principio mi hermana le enseñó a tomar la leche, por gotitas y con una jeringa, porque yo recién lo pude conocer a los 17 días. Ni bien yo lo tuve en brazos, fue a buscar tomar la leche por succión; es un guerrero, desde el primer momento el mismo instinto natural lo llevó a vivir”, señaló la mamá.

“Ya había elegido el nombre de él y después de todo lo que pasamos busqué el sentido etimológico del nombre de mi hijo. Yo no creo en las casualidades pero a veces pasan, porque Juan tiene un significado asociado a ser fiel a Dios y Martín se lo asocia de una manera con ser guerrero”, indicó Ivana.

La mujer se considera una persona muy activa y explicó que apenas se recuperó de las piernas volvió a trabajar y la recibieron con los brazos abiertos. “Nadie podía creer lo que había sucedido”, sostuvo.

Aunque tiene que tener muchos cuidados y los recuerdos de lo sucedido pesan, ahora sostiene que necesita salir, mantenerse distraída, reavivar el tiempo en que su vida estuvo en pausa.

“En marzo le festejamos el primer año de vida a Juan Martín y fue una celebración hermosa, la familia me ayudó a armar las decoraciones y él estuvo re contento”, dijo mientras miraba a su hijo y se mostraba emocionada.

Hoy el pequeño va a la guardería cuando ella sale a trabajar y poco a poco vuelven a la normalidad plena, aunque entre risas advierte que sufre de “mamitis aguda” ya que le cuesta horrores separarse de la mamá. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias