lunes 27 de junio de 2022
Niebla 15.7ºc | Posadas

La invasión del ejército ruso comenzó el pasado jueves 24 de febrero

Se cumplieron tres meses de una guerra sin vencedores en Ucrania

Aunque Moscú logró apoderarse de algunas regiones, sigue atascada en un conflicto que preveía tomaría sólo días o semanas, ante la fuerte resistencia de los ucranianos

miércoles 25 de mayo de 2022 | 6:02hs.
Se cumplieron tres meses de una  guerra sin vencedores en Ucrania
Un vehículo blindado ruso de transporte de tropas arde tras combates en la ciudad ucraniana de Járkiv. Foto: ap
Un vehículo blindado ruso de transporte de tropas arde tras combates en la ciudad ucraniana de Járkiv. Foto: ap

El primer ataque contra una nación europea desde la Guerra de los Balcanes en la década de los 90 llegó ayer a su tercer mes.

Sin duda, Rusia se apoderó de porciones significativas de territorio alrededor de la península de Crimea, que se anexó en 2014. También logró aislar completamente a Ucrania del Mar de Azov, tras asegurar el control total de la estratégica ciudad portuaria de Mariúpol.

Pero la ofensiva en el este, donde Rusia trasladó sus tropas tras el fallido intento por tomar Kiev, la capital, también parece haberse atascado en lo que cada vez más se asemeja a una guerra de desgaste, sin final a la vista y con pocos éxitos en el campo de batalla. Todo en medio de las fuertes defensas ucranianas, que lograron frenar el avance de las tropas extranjeras más de lo previsto y con la ayuda en armas de Occidente.

En el día 90 de la invasión rusa, el Ministerio de Defensa de Ucrania reportó ayer que las tropas invasoras sufrieron un total de 29.350 muertes en sus filas, cifra no reconocida por el gobierno de Vladimir Putin, que no ofrece números oficiales.

No hubo una victoria rápida para las poderosas fuerzas del presidente de Rusia, Vladimir Putin, ni una retirada ucraniana en desbandada que permitiera al Kremlin controlar la mayor parte del país y establecer un gobierno títere. En lugar de eso, las tropas rusas se quedaron trabadas a las afueras de Kiev y otras grandes ciudades ante una firme defensa ucraniana. Convoyes de blindados rusos se veían paralizados en largos tramos de autopista. Las tropas se quedaban sin suministros ni gasolina y se convirtieron en objetivos fáciles desde aire y tierra.

Cada día, la artillería y los aviones de combate rusos golpean sin cesar las posiciones ucranianas en el Donbás en un intento de romper las defensas preparadas durante el conflicto separatista.

Sólo han hecho pequeños avances, lo que refleja claramente tanto los números insuficientes de Rusia como la resistencia ucraniana. En un incidente reciente, los rusos perdieron cientos de tropas y docenas de vehículos de combate en la región de Luhansk cuando intentaban cruzar un río para construir una cabeza de puente.

“Los rusos siguen muy por detrás de donde creemos que querían estar cuando iniciaron este nuevo esfuerzo en la parte oriental del país”, dijo el pasado viernes el secretario de prensa del Pentágono, John Kirby, que describió los combates en el Donbás como muy dinámicos, con pequeños poblados y localidades que cambian de manos todos los días.

En otros lugares de Ucrania, las fuerzas rusas han atacado de forma metódica con misiles de crucero y ataques aéreos cargamentos de armas occidentales, depósitos de munición y combustible e infraestructura crítica, con la esperanza de debilitar la capacidad militar de Kiev y el potencial económico.

El Kremlin parece albergar aún un objetivo más ambicioso de aislar a Ucrania de la costa del Mar Negro desde la frontera rumana, algo que también permitiría a Moscú construir una conexión terrestre con la región separatista Transnistria, en Moldavia, donde hay tropas rusas destinadas. Pero Moscú parece saber que este objetivo no es alcanzable en este momento, con las fuerzas limitadas de las que dispone.


Intentaron asesinar a Vladimir Putin

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, sobrevivió a un intento de asesinato poco después de comenzar su guerra en Ucrania el pasado 24 de febrero, según afirmó el jefe de la inteligencia ucraniana, Kyrylo Budanov. El funcionario dijo que Putin fue “atacado... por representantes del Cáucaso”, una región que incluye Armenia, Azerbaiyán, Georgia y partes del sur de Rusia, “hace unos dos meses”. Y si bien fue “un intento absolutamente fallido, realmente sucedió...”, aseguró Budanov. El intento de magnicidio (el quinto que tiene como blanco a Putin de los últimos 20 años) “no tuvo éxito” y “no hubo publicidad sobre este evento, pero se llevó a cabo”, afirmó el jefe de los espías ucranianos, quien sin embargo no lo vinculó con la guerra contra Ucrania.

Desgastar a las fuerzas rusas, el plan de Ucrania

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias