lunes 27 de junio de 2022
Cielo claro 26ºc | Posadas

A una semana del hallazgo del automóvil calcinado en Nemesio Parma

La pareja de la taxista se abstuvo de declarar en la audiencia indagatoria

Juan Andrés R. (39), el único detenido por la muerte de Claudia Benítez (35), fue trasladado ayer ante el juez Mattos. El jueves se realizará una marcha por justicia

martes 24 de mayo de 2022 | 6:06hs.
La pareja de la taxista se abstuvo de declarar en la audiencia indagatoria
Juan Andrés R. fue trasladado al Juzgado de Instrucción Siete, a cargo del juez Miguel Mattos. Foto: Marcelo Rodríguez
Juan Andrés R. fue trasladado al Juzgado de Instrucción Siete, a cargo del juez Miguel Mattos. Foto: Marcelo Rodríguez

El concubino de la taxista Claudia Benítez (35), cuyo cuerpo fue hallado hace una semana -luego de ser asesinada a puñaladas- en un pozo en Nemesio Parma, fue trasladado ayer para comparecer ante el juez Miguel Mattos, a cargo del Juzgado de Instrucción Siete de Posadas.

Este medio pudo saber que Juan Andrés R. (39) optó por abstenerse de declarar y dar su versión de los hechos que en los que lo implican.

Fue imputado provisoriamente por homicidio calificado y continúa siendo el único detenido por el brutal crimen de la trabajadora del volante que conmocionó a la sociedad misionera.

Según la defensa, a cargo del Estudio Jabornicky y Asociados, se evalúa presentar en los próximos días una ampliación declaratoria al tiempo que determinan un ajuste de testimoniales.

En esta línea, aseguraron que los menores de edad, hijos en común de la pareja, ratificaron la coartada de su padre, esto es, que se encontraba en el domicilio mientras ocurría el homicidio.

Ni bien se conoció el hecho, el mismo martes a la mañana, Juan Andrés R. fue demorado. El hallazgo del cadáver de Claudia se produjo un día después y, a partir de ello, el hombre quedó formalmente detenido como principal y único sospechoso.

Desde hace una semana se encuentra alojado en la Comisaría Decimotercera, sede policial desde donde fue trasladado a la dependencia judicial.

Allí, luego de varias horas de retraso por inconvenientes que la defensa consideró inexplicables, ingresó rodeado de dos policías, con las esposas puestas, manos entrelazadas y la mirada lejana.

Después de designar oficialmente a su defensa, escuchar las pruebas en contra y la imputación por homicidio, cerca de las 18 tuvo la posibilidad de hablar ante el juez, aunque optó por guardar silencio, sin que eso signifique presunción de culpabilidad.

En el contexto de su detención, desde el momento de la desaparición de su concubina y el hallazgo de su automóvil incendiado, aparentemente el hombre estuvo incomunicado.

En relación a este punto, según señaló su defensa, en horas del mediodía de ayer se presentó un habeas corpus por la supuesta incomunicación de más de 72 horas del detenido mientras que, por derecho constitucional, no deberían superar las 48 horas.

Y explicaron que en caso contrario, el juez debe ordenar otras 24 horas extras pero, aseguran, no fue el caso.

En el marco de la causa, se incautó el teléfono celular del detenido y de los hijos de la pareja.

Por estas horas aún no hay una hipótesis concluyente ligada al hecho, pero, en este punto, el concubino es el principal apuntado teniendo en cuenta una serie de antecedentes que hacen suponer que el crimen estaría ligado a conflictos en el vínculo de la pareja.

Sin embargo, desde la defensa aseguran que su cliente está “detenido sin razón legal y técnica justificable”. En ese sentido, afirmaron que la excarcelación de Juan Andrés R. no esta desestimada.

Por otra parte, las hermanas de Claudia Benítez también estuvieron presentes ayer en el juzgado pero no quisieron dar declaraciones sobre los motivos de su visita al magistrado Mattos.

Al ser consultadas sobre la marcha por pedido de justicia que será llevada a cabo el jueves por la tarde, anunciada en distintas redes sociales, aseguraron que no fueron ellas quienes la organizaron.

El terrible hallazgo
Claudia Benítez desapareció de su hogar el pasado martes sin dejar rastros hasta que su auto fue identificado entre las llamas que lo consumieron casi en su totalidad.

La búsqueda esperanzadora se inició pero, al día siguiente, su cuerpo fue hallado ya sin vida en un pozo de alrededor de siete metros de profundidad en el paraje Nemesio Parma, a más de dos kilómetros del punto donde su automóvil fue calcinado.

Según determinó la autopsia realizada el jueves por profesionales del Cuerpo Médico Forense, Claudia fue asesinada de dos puñaladas en el cuello y presentaba una lesión en la mandíbula que se produjo antes del deceso.

Para los investigadores, el ataque fue premeditado y concretado con una violencia extrema, lo que dejó casi sin chances de defensa a la mujer.

Lo que se supo en base a la declaración de su concubino, en vísperas del hecho en sede policial, es que Claudia salió en la madrugada del martes para hacer un viaje de tres pasajeros con destino a Parma. El auto salió de Itaembé Miní antes de las seis de la mañana con dirección a ese lugar.

Según los estados del WhatsApp de Claudia, el lunes a las 20.30 empezó a tomar turnos ya que era habitual su horario nocturno pero no hay registros formales de sus viajes debido a que trabajaba de taxista de forma independiente.

Ninguna hipótesis fue descartada por el momento y para los investigadores del caso el crimen fue cometido por más de una persona. Se cree esto debido a las características de las lesiones y cómo fue descartada la víctima, que era una mujer de gran porte. Esta línea investigativa indica que hay personas en condición de prófugos.

El pasado martes un vecino de la zona dio aviso del incendio. Foto: Natalia Guerrero

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias