sábado 25 de junio de 2022
Nubes 17ºc | Posadas

Procesión y misa en la festividad de Santa Rita

“Que se destierre el flagelo histórico que es el machismo”

El obispo Martínez pidió que se erradique toda violencia y recordó que la querida santa sufrió violencia familiar

lunes 23 de mayo de 2022 | 1:30hs.
Fiesta patronal de Santa Rita
Miles de personas participaron de la procesión a Santa Rita. FOTOS: Sebastián Velozo
Miles de personas participaron de la procesión a Santa Rita. FOTOS: Sebastián Velozo

En el santoral de la Patrona de lo Imposible, los católicos de la zona sur de Misiones volvieron a peregrinar en temprana y dominical procesión. Tras dos años sin poder cumplir este rito de fe por la pandemia, miles de creyentes retomaron ayer la festiva tradición de caminar junto a la imagen de Santa Rita desde la Catedral hasta el templo que en su honor se emplaza en el Oeste posadeño.

Los pies descalzos o con flores y velas en las manos, abrazado a la imagen de las hogareña ermita o a caballo, cada devoto ofreció su gesto de plegaria por el camino.

En un contexto de profunda crisis económica y tras largas restricciones debido al coronavirus, los feligreses agradecieron poder reunirse en caravana a ofrendar sus rezos por el trabajo, la familia y la salud o cumplir promesas.

Rezos de caminantes

“Si tengo salud tengo todo y por eso estoy acá hoy feliz de poder celebrar este día de Santa Rita junto a tanta gente, mirá que pasamos tiempos muy difíciles”, dijo Eugenia Baéz a El Territorio, y contó que hace 40 años cada mayo peregrina para agradecer y pedirle a la santa la bendición para sus seres queridos.
Desde Villa Cabello, los Quiroz hicieron el recorrido espiritual a caballo, una costumbre familiar que ya cuenta tres generaciones. “Hace años que venimos a Santa Rita, nos encomendamos a ella para que proteja a nuestra familia, venimos a caballo y en oración”, relató Vicente Quiróz secundado por su hijo y su nieto de 8 años.
En tanto, Julia Paredez, vecina del barrio 20 de Junio, emprendió el trayecto acompañada de su hija: “tengo 75 años, vengo a pedir y agradecer por la familia y la salud, mi rodilla ya no funciona como antes, pero con fe vine hoy y pasito a pasito llegué a la meta”.

Misa al aire libre

Luego de una caminata de dos horas la mansa columna ingresó al barrio Santa Rita y a metros de la parroquia se desató en aplausos y papel picado, cánticos y sapukais, en señal de júbilo por el propósito alcanzado.
Era ya media mañana y, frente al altar mayor preparado al aire libre, el obispo Juan Rubén Martínez recibió a la multitud y presidió la misa principal.

En su homilía resaltó el hecho de poder volver a la presencialidad para celebrar a Santa Rita, una festividad muy convocante en la ciudad y de las más históricas.

En esta celebración -expuso- “se expresa la fe de nuestro pueblo, una fe que está en nuestros corazones y nuestra cotidianidad. Se expresa en gestos y actitudes en nuestras comunidades, en nuestros barrios, con tanto sufrimiento quizás en estos tiempos, pero también está la solidaridad, la cercanía, la caridad, la piedad de nuestro pueblo de la fe. Por eso venimos a Santa Rita, este lugar emblemático de la ciudad y venimos a ella, a esta mujer, que es santa pero que nos hace más visible cómo es la santidad, porque la vida de Santa Rita no fue una vida fácil, la pasó todas, pero ella estuvo de pie, porque su vida estuvo vinculada a Dios y él la sostenía”.

El Obispo recordó que la santa, que vivió entre los siglos XIV y XV, afrontó muchas adversidades. “Quería consagrarse a Dios ya desde niña… le impusieron que tenía que casarse, se casó muy joven, tuvo dos hijos, le tocó vivir la violencia familiar, al marido lo mataron porque era un hombre violento, también los hijos murieron, ella siempre siguió de pie y con esperanza y finalmente pudo consagrarse a la vida religiosa”.
Reflexionó que en estos sucesos de la historia personal de Santa Rita se halla la respuesta de la gran devoción de la gente. “Venimos a ella porque se mantuvo amiga de Dios, y le pedimos que interceda por nosotros, porque ella entiende nuestras situaciones. Nos acercamos a Santa Rita porque ella entiende los sufrimientos y los dolores humanos”.

“Un mundo más solidario”

En otro tramo de su prédica, consideró que “Santa Rita es una buena oportunidad para pedir que nuestro mundo sea un poco más solidario; le pedimos a ella que interceda y sabemos que intercede. Pedirle por tanto sufrimiento, hay mucha violencia, la violencia familiar”.

En este punto llamó la atención, “queremos pedir que se destierre algo que es un flagelo histórico y cultural, que es el machismo… hay un fuerte machismo que está arraigado en las culturas; hace falta que todos nos sintamos hermanos, que podamos dialogar y amarnos los unos a los otros y tenemos que superar las grietas; no vamos a generar la grieta de varones y mujeres, machismo o feminismo, pero tenemos que erradicar muchas actitudes violentas que dañan”. 

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias