miércoles 29 de junio de 2022
Algo de nubes 9ºc | Posadas

Los pesquisas creen en tanto que el chico está escondido

El Cels se involucra en el caso Josías y también pide apartar de la búsqueda a la policía

A 22 días de la desaparición, no hay pistas firmes. Para la Policía el menor está oculto porque teme que lo internen. La madre sospecha del accionar de efectivos de la fuerza

domingo 22 de mayo de 2022 | 6:07hs.
El Cels se involucra en el caso Josías y también pide apartar de la búsqueda a la policía
Los padres de Josías, Carolina Ramírez y Cristian Galeano, temen lo peor.
Los padres de Josías, Carolina Ramírez y Cristian Galeano, temen lo peor.

Más de 300 efectivos de diferentes dependencias y divisiones especiales, canes rastreadores, policías a caballo, un helicóptero. Varios allanamientos y cientos de kilómetros cuadrados rastrillados por tierra y aire.

Todos los recursos de la Policía de Misiones a disposición de la búsqueda de Josías Ezequiel Galeano (15), pero parecería que al chico se lo tragó la tierra y no hay pistas firmes sobre su paradero.

Hoy se cumplen 22 días de la desaparición del menor obereño y hasta el momento todas las pesquisas resultaron estériles, lo que a esta altura siembra serios interrogantes y temores.

“Recorrimos todos barrios y montes de Oberá. Yo anduve con mis camaradas y también me moví solo. Me recorrí desde Alem hasta Campo Viera, pasé por Guaraní, San Martín, Campo Ramón y Alvear. Y nada. Me dicen lo vieron en tal lado y voy, pero llego y no está. No sé qué pensar. Tengo una tristeza y un vacío adentro mío que sólo Dios sabe”, reconoció Cristian Galeano en su doble rol de padre de Josías y policía de profesión.

El último jueves, el jefe de la Policía de Misiones, comisario general Carlos Miguel Merlo, encabezó el amplio operativo de búsqueda que se extendió por Oberá y alrededores, oportunidad en que insistió en una hipótesis: que el chico está escondido por propia decisión.

Josías Ezequiel Galeano (15) Foto: Policía de Misiones

“Hay gente que dice que lo ve, pero no lo encontramos. Creemos que está temeroso de que se le interne en un instituto de rehabilitación, pero la idea es encontrarlo para que se reencuentre con la familia”, indicó Merlo.

Para su mamá, en cambio, cada día que pasa se acentúan las sospechas sobre la presunta responsabilidad policial en la desaparición de Josías, tal como denunció ante la fiscalía de Instrucción Dos a partir de varios indicios.

Violencia previa

Las dudas de Carolina Ramírez se basan en que en varias ocasiones su hijo le manifestó que los policías lo golpeaban cada vez que lo encontraban por la calle o en actitud que consideraban sospechosa. Incluso aseguró que en una ocasión tuvo que llevarlo al hospital por los golpes que tenía.

Asimismo, la madre nunca ocultó que el chico tiene problemas de adicción y estuvo implicado en algunos ilícitos.

A los pocos días de la desaparición surgió otro indicio: una fotografía policial difundida por la UR II en el marco de la búsqueda, donde se observa al menor parado frente a una patrulla con las luces encendidas.

Josías aparece con un ojo morado y lleva puesta la misma campera roja que tenía al momento de su desaparición, según describió la mamá en la denuncia original.

La foto fue tomada en la esquina de Gobernador Barreyro y Erasmie, pleno centro de Oberá. Se trata de un sector repleto de cámaras de seguridad, incluido un domo monitoreado por la UR II, aunque hasta el momento no existen precisiones sobre en qué fecha se tomó la imagen.

A partir de esta incógnita, el último martes la Comisión Provincial de Prevención de la Tortura (CPPT) recomendó ante la fiscal Myriam Silke el apartamiento de la Policía y que la investigación quede a cargo de alguna fuerza federal, cuestión que sería resuelta en las próximas horas.  

Pero el dato más estremecedor surgió a mitad de la semana, cuando un vecino de Villa Blanquita le contó a la madre de Josías que el viernes 29 de abril, un día antes de su desaparición, dos policías de civil en un auto particular recorrieron el barrio preguntando por el chico. Hasta ayer los citados efectivos continuaban en funciones.

“Con esto está más que claro que la Policía tuvo algo que ver en la desaparición de mi hijo”, opinó Ramírez en diálogo con El Territorio.

Reclamo nacional

En los últimos días, el caso de Josías Galeano cobró notoriedad en medios de alcance nacional, al tiempo que varios organismos tomaron intervención directa.

Tal el caso del prestigioso Centro de Estudios Legales y Sociales (Cels), organización no gubernamental con sede en Buenos Aires que está orientada a la promoción y defensa de los derechos humanos y el fortalecimiento del sistema democrático. El Cels está presidido por el periodista Horacio Verbitsky.​

Tras interiorizarse del caso, los abogados del organismo también solicitaron que se aparte a la Policía de Misiones de la investigación.

Asimismo, a través de su cuenta oficial de Twitter, el viernes expresaron: “Josías Galeano tiene 15 años. Hace 20 días que desapareció en Oberá, Misiones. Los funcionarios judiciales no decidieron aún apartar a la Policía de la provincia de la investigación, a pesar de las sospechas que hay sobre la participación de esa fuerza”.

“Josías es menor de edad, su búsqueda requiere un plan de búsqueda serio y sistemático que sea prioridad para las agencias estatales responsables”, agregaron.

Por su parte, Eduardo Scherer, presidente de la CPPT, mencionó que las sospechas sobre el accionar policial se fundan en que “la madre denunció que el menor fue detenido en varias oportunidades, que fue golpeado y maltratado. Incluso manifestó que en varias oportunidades lo llevó a un centro de salud por los golpes que tenía”.

“Por ello entendemos que es importantísimo apartar a la Policía de Misiones para garantizar la imparcialidad de la investigación y el debido proceso. En estas causas, cuando hay sospechas de que pueden intervenir o causar algún perjuicio en la investigación, se estila el apartamiento de una u otra fuerza”, indicó.

Ofrecen recompensa

En medio de la angustia y la incertidumbre, el viernes los padres de Josías fueron recibidos por el gobernador Oscar Herrera Ahuad y el ministro de Gobierno, Marcelo Pérez, quienes les expresaron su solidaridad y aseguraron que la Provincia dispondrá de todos los medios necesarios para optimizar la búsqueda.

En la ocasión, el primer mandatario provincial confirmó el ofrecimiento de una recompensa para quien aporte datos que permitan dar con el paradero del chico.

“El gobernador se mostró muy atento y preocupado, y nos dijo que nos quedemos tranquilos que la Provincia está poniendo todos los recursos disponibles para la búsqueda. Ojalá que así sea. Ya pasaron muchos días, entonces como que uno piensa un montón de cosas”, reflexionó Carolina Ramírez.

Con relación a la información suministrada por la Policía respecto a una pista del último jueves, cuando personal de la División Investigaciones de la UR II arribó a un supuesto campamento donde hallaron una mochila, algo de comida y un par de zapatillas, pero no había nadie, la madre de Josías aclaró que al momento de su desaparición el menor llevaba puesto un par de ojotas.

“La Policía dice que mi hijo anda con un tal Koki y que se esconde porque lo quiero internar. Si fuera por eso se hubiera ido hace cuatro años, cuando empecé a golpear puertas buscando ayuda por su adicción. Pero nunca nadie me ayudó, menos la Policía, que lo único que hizo siempre fue golpearlo y amenazarlo... si lo amenazaron adelante mío con cagarle a palos. No me contaron, yo lo escuché”, subrayó.

Y agregó: “Lo que más quiero es que mi hijo aparezca. Directamente no duermo pensando dónde pasará estas noches de frío. Tengo que ser fuerte por mis otros dos hijos, pero no le deseo a nadie que pase por esta pesadilla”.


El país en alerta

La asociación civil Missing Children Argentina se sumó a la búsqueda de Josías Ezequiel Galeano publicando la foto del menor y sus datos personales, tanto en la página web oficial como en las diversas redes sociales, ampliando el radio de la pesquisa a todo el territorio nacional.

El caso también llegó al Registro Nacional de Información de Personas Menores Extraviadas, dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación. Dicho organismo dispone de la línea gratuita 142 que atiende las 24 horas del día, mientras que en su base de datos centraliza la información de todo el país sobre niños, niñas y adolescentes desaparecidos. Además difunde los casos por diferentes medios, brinda asesoramiento y acompaña a los familiares.

Josías es delgado, mide 1,55 metros, cabellos castaño oscuro, tez trigueña, ojos marrones. Tiene tatuajes en ambos brazos, en antebrazo una palmera y una luna, y en la pierna derecha un jugador de básquet con una pelota.

Al momento de ausentarse vestía campera deportiva Nike color roja, bermuda de jeans y ojotas de color negro y blanco. Cualquier información contactarse al 901, al 101 o con la comisaría más cercana.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias