sábado 25 de junio de 2022
Nubes 17ºc | Posadas

La siguiente etapa es la Zonal y está planificada para el 23 de junio

Las olimpíadas de matemáticas recuperan su esencia

En Posadas, la instancia interescolar de las Olimpíadas se realizó en la escuela N° 1 y contó con la participación de 120 estudiantes. También se compitió en el interior

viernes 20 de mayo de 2022 | 5:30hs.
Las olimpíadas de matemáticas recuperan su esencia

Finalmente terminó la espera, y luego de realizarse de manera virtual durante la pandemia a causa del Covid-19, ayer se volvieron a realizar de manera presencial en las instalaciones de la histórica escuela N°1 “Félix de Azara” de Posadas, las Olimpíadas de Matemáticas. Participaron 120 alumnos, de entre 10 y 12 años, de diez escuelas primarias de la ciudad capital. El evento generó una gran expectativa no sólo en los niños que asistieron, sino también en padres y maestros que se volvieron a encontrar después del aislamiento. El certamen se llevó a cabo a la misma hora en todo el país, incluyendo a las localidades del interior de la provincia.

A las 13 se empezó a concentrar una pequeña cantidad de alumnos -acompañados de sus familiares-, y conforme pasó el tiempo fueron llegando más niños hasta el momento cumbre, que ocurrió a las 14, cuando formaron fila en el salón principal de la escuela para la charla informativa y presentación de las autoridades. Una vez transcurrido el acto protocolar, las palabras de aliento y los abrazos de la familia, los estudiantes se dispusieron en distintas aulas -con calculadora en mano- para dar comienzo a la tradicional prueba.

Sobre la preparación de los niños se expresó a El Territorio Graciela Pérez, maestra de matemáticas de la Escuela N° 106, que se encarga de preparar a los alumnos para las olimpíadas: “Después de dos años los chicos tenían mucha ansiedad, se les dió talleres dentro de la jornada extendida de la escuela donde les damos desafíos para que los chicos piensen y lleguen a resultados con su propia estrategia. Los chicos no se quieren ir del entrenamiento, les encanta“. Se destaca que además del entusiasmo por participar los estudiantes afianzan vínculos con compañeros que participan y se ayudan mutuamente.

Calculadora, hoja, lápiz y concentración plena para desarrollar los ejercicios. Foto: Federico Gross

Los familiares también conforman parte de esta comunidad y son una pieza clave en el acompañamiento de los chicos. En este sentido, Carlos, padre de uno de los participantes del colegio Santa María, destacó que “cuando nos enteramos que había pasado a esta instancia los ayudamos con lo básico, no quisimos meterle mucha presión, consideramos que esto tiene que ser una reunión con amigos, un juego, es para que ellos se diviertan. Mi hijo estaba un poco ansioso pero acompañado de sus compañeritos, incluso se sentía confiado por haber clasificado”.

 Es importante señalar que estas experiencia ayudan a los niños a despertar un interés por la resolución de problemas que no se agota en el ejercicio de multiplación o división. Al mismo tiempo que aporta importantes beneficios, como la capacidad de entender conceptos y establecer relaciones basadas en la lógica de forma sistémica.

Examinación y certámenes

Sobre el proceso de examinación, Carmen Ríos, secretaria de la delegación misionera de la Olimpíada Matemática Argentina (OMA), señaló: “La prueba se realizó de 14 a 16 en todo el país al mismo tiempo, una vez que finalizan los chicos, entregan y eso se guarda en un sobre cerrado con la firma de todos los responsables de los colegios presentes. Las evaluaciones quedan guardadas por una semana, hasta que la asociación encargada de la Olimpíada manda las respuestas y las claves de corrección con los puntajes con los que los chicos pasan a la siguiente ronda que es la zonal”. Esta ceremonia, que se celebra todos los años, tiene distintas instancias en la que la interescolar es la primera luego de la preselección. Una vez superada esta etapa, los alumnos que aprueban acceden al certamen Zonal que se hará el 23 de junio, la siguiente es el regional que tiene como fecha el 17 de agosto y finalmente la nacional el 25 de octubre. Este último se lleva a cabo en La Falda, Córdoba.


Experiencia olímpica

Un ejemplo de cuánto aportan estos certámenes es la historia de Alejandro Pedrozo, que empezó a participar en cuarto grado, iba al colegio San Alberto Magno, cuando por primera vez se inscribió en las pruebas “Ñandú”.

A lo largo de su escolaridad siguió compitiendo en las olimpíadas, llegó a ganar en repetidas ocasiones los certámenes regionales.

“Adquirió mucha disciplina con esto de las olimpíadas, porque se sentaba muchas horas a estudiar.

Se juntaba con amigos a pensar, repasar y resolver problemas. Recibían los manuales desde la OMA y se pasaban los problemas entre ellos, siempre fueron muy solidarios”, contó a este medio Lilian Pedrozo, madre de Alejandro.

Se recibió a los 23 años de ingeniero químico, siete años después se condecoró como Doctor en Ingeniería Química, rindió sus tesis en abril de este año donde obtuvo diez por parte del jurado examinador.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias