miércoles 29 de junio de 2022
Algo de nubes 10ºc | Posadas

En la selva paranaense habitan cinco especies

Lanzan proyecto para conocer situación de águilas en Misiones

El trabajo lo llevan adelante profesionales del Instituto Misionero de Biodiversidad. Pretenden actualizar información sobre estas especies y delinear estrategias de conservación

lunes 16 de mayo de 2022 | 6:05hs.
Lanzan proyecto para conocer situación de águilas en Misiones

El Instituto Misionero de Biodiversidad (Imibio) lanzó el proyecto Águilas de Misiones, que tiene como objetivo concientizar a los misioneros sobre la importancia de estas especies tanto para el medioambiente como para el hombre. Buscan conocer la población de estos animales en la tierra colorada, así como delinear estrategias para su conservación, dado que algunas de ellas están en grave amenaza de extinción, como lo es la harpía.

En la selva paranaense (que se extiende entre Argentina, Brasil y Paraguay), habitan el águila crestuda negra, la crestuda real, la viuda, la harpía y la monera. Son consideradas depredadores tope, es decir, que están en la cima de la cadena alimenticia; no sólo capturan especies que se alimentan de plantas sino que también son capaces de alimentarse de otros depredadores más pequeños.

“El instituto ya empezó a trabajar con el relevamiento, el estudio en campo y también en la entrevista con chacreros, que son personas que tienen acceso al conocimiento de estas especies en la selva paranaense. Algunas de estas águilas son más fáciles de ver como la crestuda real o el águila viuda, y otras que son muy difíciles, si es que todavía están en el monte, como la harpía, el águila monera y la crestuda negra”, indicó en diálogo con El Territorio, Emanuel Grassi, director general ejecutivo del Imibio, que tiene su sede en Puerto Iguazú.

Según detalló el profesional, el trabajo se lleva adelante con un grupo interdisciplinario que está conformado por biólogos, ecólogos, bioinformáticos, ingenieros forestales y veterinarios. El proceso consiste en relevar los puntos donde comúnmente fueron registrados “como la crestuda real que está en el Parque Provincial Uruzú o en el Parque Provincial Cruce Caballero. Hay mucho trabajo con la gente, comentándoles de la importancia de ellas en el ambiente, su cuidado, su conservación e ir recabando datos, fotografías y videos”.

Se pretende realizar campañas de difusión en los medios, en sitios clave donde estas habitan, con material gráfico y de entrega gratuita. Como resultado, la idea es generar información actualizada sobre la situación y distribución de las águilas misioneras. Esta iniciativa del Imibio cuenta además con el apoyo de instituciones e investigadores de Güirá Oga e Itaipú, y fundaciones como Sociedad para la Investigación de la Vida Silvestre y la Educación Ambiental (Brasil) y The Peregrine Fund (Estados Unidos).

“Nuestro objetivo es poder encontrar nidos activos de todas ellas, pero particularmente el desafío está en encontrar uno de águila harpía. Un nido activo es aquel donde se evidencie la presencia de algún pichón, o dependiendo de la época, donde haya indicios de que fue utilizado. Esto va a impactar muy fuertemente en la flora porque en todos los árboles donde nidifican son árboles de gran porte como el timbó, lapachos, entre otros. Se va a resguardar el punto donde se encuentre ese nido porque son los nichos que tenemos que conservar”, precisó Grassi, sobre uno de los puntos del proyecto.

Y añadió: “Todo esto es para entender cómo están las poblaciones en Misiones, entender cuáles son las estrategias que debemos llevar adelante para su conservación o, si es necesario, una actividad de refuerzo poblacional”.

Por otra parte, sostuvo que próximamente se hará un lanzamiento oficial de los contenidos que contará con guías de identificación de estas aves, “luego van a venir actividades más particulares que se van a estar comunicando”.

 

Las aves que dominan el cielo

El proyecto tiene como objetivo concientizar a la población sobre la importancia de estas especies para el medioambiente y el hombre.

 

Su importancia en el medioambiente

Desde el Instituto Misionero de Biodiversidad (Imibio) destacan que entre los servicios ecosistémicos que prestan estas aves rapaces se encuentran el de “remover” a animales enfermos de la selva, ya que son más fáciles de detectar y capturar, evitando así que las enfermedades se propaguen o incluso lleguen a afectar a poblaciones humanas. Las águilas también controlan plagas como roedores y palomas, beneficiando a los productores y sus cultivos.

También destacan que se alimentan de pequeños o medianos mamíferos predadores que, si no son controlados por predadores tope, pueden llegar a números poblacionales extraordinarios, afectando negativamente a otras especies beneficiosas para el hombre. Por todo esto, la presencia de grandes águilas en la selva es un indicador de su estado de conservación.

En Misiones, el águila harpía fue declarada Monumento Natural Provincial (Ley XVI - Nº 29). Por su singularidad y rareza es una especie codiciada por los zoológicos situación que la incluye en el apéndice Cites I (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres), además está en situación de peligro crítico en la categorización de las aves de la Argentina según su estado de conservación.

Las águilas necesitan miles de hectáreas de selva en muy buen estado de conservación para sobrevivir y reproducirse, por lo que son un reflejo perfecto de la relación del hombre con la selva y el cuidado que se tiene de ella.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias