martes 24 de mayo de 2022
Cielo claro 16ºc | Posadas

Informe de Domingo

Cuando el fútbol es una cuestión de familia

Una familia que fundó un club, otras dos familias que cada año se enfrentan en un tradicional desafío pelota de por medio, un padre que es director técnico del equipo en el que juega su hijo y que antes lo fue también de su hermano y de un sobrino, las mellizas que ya son leyenda en Atlético Oberá... Historias en las que el fútbol se convierte en mucho más que un juego y pasa a ser una cuestión de sangre, marcando a fuego los lazos entre sus protagonistas.

domingo 15 de mayo de 2022 | 1:30hs.
Cuando el fútbol es una cuestión de familia
Las mellizas Yeni y Mariana Márquez (31) son referentes de su club, Atlético Oberá, y de la Liga Regional Obereña de Fútbol. Una es arquera, la otra, defensora, y en la cancha se complementan de memoria. //Foto: Luciano Ferreyra.
Las mellizas Yeni y Mariana Márquez (31) son referentes de su club, Atlético Oberá, y de la Liga Regional Obereña de Fútbol. Una es arquera, la otra, defensora, y en la cancha se complementan de memoria. //Foto: Luciano Ferreyra.

El fútbol es mucho más que un simple juego de pelota. Representa la idiosincrasia de la sociedad argentina. Representa recuerdos de generaciones enteras que ven en un picadito la manera de canalizar sentimientos y llevarlos a la mesa del 'tercer tiempo'.

La facilidad de practicarlo en cualquier rincón del planeta hace que su popularidad no tenga límites y hasta puede utilizarse como una herramienta para transmitir costumbres. Por supuesto que, a esta altura, ya es un 'bien familiar' que nunca perderá vigencia.

Este informe busca reflejar la importancia de la redonda en nuestra provincia con cinco historias variadas donde la esencia es la misma: el fútbol, una cuestión de sangre.

En Posadas la familia Caniza es ejemplo de perseverancia. Don Enrique vive desde niño frente a una canchita de la Chacra 116 y heredó el amor por el balompié. Fue tanto su entusiasmo que decidió hace menos de seis años formar el Club 1° de Mayo.

Gracias al apoyo de una comunidad entera los sueños se hicieron realidad. Hoy el equipo juega por el honor nada menos que en la primera división de la liga capitalina.

El mismo sentimiento se puede encontrar en el club Guacurarí, donde el apellido Núñez Silveira pisa fuerte. Allí Cepi, padre de familia, se hizo cargo del primer equipo y tiene el privilegio de dirigir a su hijo Tony.

"También fui técnico de mi hermano y mi sobrino Nahuel. Es una satisfacción enorme el poder verlos crecer, compartir con ellos", manifestó.

Pero si de lazos arraigados hablamos hay que trasladarse a la localidad de Puerto Piray, más precisamente en el kilómetro 18 de la ruta nacional 12.

Allí todos los fines de años el pueblo se paraliza por un partido con mucha connotación generacional: el desafío Dávalos-Mercado.

Los dos apellidos más populosos se enfrentan en un partido en el que ganar es casi que una obligación. Eso sí, sin perder los valores fundamentales del juego limpio.

Tanto es la repercusión generada que hace unos años atrás el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa) se mostró interesado en generar un documental. De hecho lo estrenó en cines.

Finalmente en Oberá y Jardín América se manifiesta la hermandad en todo su esplendor.
Las mellizas Mariana y Yeni Márquez lucharon por el reconocimiento y hoy ya son dos leyendas del Decano obereño que esperan seguir dando el ejemplo a las chicas que tomarán las astas del fútbol femenino en un futuro no muy lejano.

Mientras que en Atlético Jardín y Atlético Leoni se enfrentan de manera cruzada dos pares de hermanos, los Medina y Barboza en escena. Difícil elección para la parentela al momento de alentar en este duelo de la Liga Regional de Puerto Rico.

"En el fútbol, ritual sublimación de la guerra, once futbolistas de pantalón corto son la espada del barrio, la ciudad o la nación. Estos/as guerreros/as sin armas ni corazas exorcizan los demonios de la multitud y le confirman la fe: en cada enfrentamiento entre dos equipos, entran en combate viejos odios y amores heredados de padres e hijos", relata Eduardo Galeano en su libro 'El fútbol a sol y sombra'. Nada más acertado. Porque si bien el fútbol es un juego con mucha dinámica, lo más lindo es dejar en alto las raíces.

 

Informe de domingo

Cuando el fútbol es cuestión de familia

“Somos una familia muy futbolera y el club Guacurarí es familia”

El León y el Lobo, con historias cruzadas entre hermanos

Los Boateng hicieron historia en los Mundiales

Las mellizas Márquez, referentes del femenino en la Capital del Monte

Desafío Dávalos-Mercado, cuando un barrio se paraliza por la redonda

Más que un club, un legado barrial

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias