lunes 27 de junio de 2022
Nubes 17ºc | Posadas

Helena y el amor con triple moral

domingo 15 de mayo de 2022 | 6:00hs.
Helena y el amor  con triple moral

Me permitiré contarles una de las tantas historias de amor que hay en este mundo, una de aquellas que viven en el anonimato de las estrellas, de esas que no se olvidan con el pasar del tiempo. La historia de una mujer que amó sin medidas, una heroína del amor.

He vivido durante largos años y he visto como, en el amor se emprende una larga travesía, como el amor viaja a través del alma y del cuerpo y así vive el amor, Helena Garnier.

Para Helena, era una tarde de domingo más, como cualquier otro, después de pasar un día con la familia.

Acostada, viendo una película. Jamás hubiera imaginado que a partir del llamado que recibiría, toda su vida cambiaría. El teléfono sonó aproximadamente a las 19 horas, sorprendida al escuchar aquella voz... le pide el número del celular y ella se lo da.. al instante la llama. Conversaron por más de dos horas, con el hombre con quien volvería a sentir el amor y la traición, junto con la mentira más cruel. Ella había cerrado todas las puertas al amor, sin creer que volvería a amar. Había decidido estar sola, por más que pretendientes nunca le faltaron.

A partir de ese momento, Helena y Máximo, no dejaron de hablarse, enviándose mensajes, mail, llamadas y video llamadas. Nunca pudo ella, imaginar, que su mundo trastabillaría por culpa de ese hombre.

Máximo empezó a enamorarla, valiéndose de mil maneras, mensajes donde le decía: Siempre te he amado, toda mi vida soñé contigo, eres la mujer de mi vida... y así fue convenciéndola con dulzura, con versos y canciones.

Helena nunca imaginó que Máximo estaba a punto de irrumpir en su mundo con una explosión de color pesadilla. Y ninguno de los dos sabía que todo iba a cambiar para siempre.

Ella era la mujer que cazaba estrellas, amaba al sol y a la luna, siempre soñando con un mundo mejor, la que anhelaba más; y la que casualmente tropezó con él, Máximo, un hombre rudo, un poco bruto incluso, dibujaba mentiras en las constelaciones. Un hombre cobarde y sin ideales. Y fue él quien repitió tantas veces las palabras, “para siempre” y creó los pilares que terminaron sosteniendo el pasado, dejando el ahora en el fracaso, convirtiendo lo que fueron y los recuerdos,  en polvo. Un hombre en quien pesó más lo material, y que cambió amor por el metal.

Helena, una bella e inteligente mujer, quien ha vivido y visto bastante, una mujer sabia…sabe como en el amor emprende una larga travesía, y que el amor viaja a través del alma y del cuerpo, para así acomodarse en sentimientos que no tienen orden alguno y que evaden la realidad.

Nadie podía imaginarse tan solo, que, una mujer bonita, fina, educada y con clase, podía fijarse en un hombre como Máximo.

Se había casado muy joven con el primer y único amor verdadero, se divorció muy joven aun, por extrañas circunstancias de la vida, quizás enamorada aun de su marido y él lo mismo, con tres hijos pequeños, por quienes postergó su vida, para sacarlos adelante. Hasta que llegó este hombre, con quien se ilusionó y emocionó hasta las lágrimas, hasta ponerse los ojos y las mejillas coloradas y adoloridas.

Pasaron los meses, seguían lejos el uno del otro, pero tan cerca a través de la tecnología, no pasaba un día sin que estuvieran en contacto y así fue madurando y fortaleciéndose un amor plagado de mentiras y traición.

Ya te dije mi amor, yo no doy marcha atrás. Es sí o no... Es lo que me pasó, quiero tenerte, disfrutar... Cuando volví a verte ese día, me hiciste sentir algo, no sé, me volví loco... No condenes tu vida a no ser feliz... Yo voy a ir, y seremos felices.

No existe nadie que pueda impedir esto, antes no me animé, pero hoy que me diste una señal, ya no hay vuelta atrás. ¿La distancia?, eso no es nada, ni es impedimento.

Creo que ya no somos dos jovencitos, para jugar al gato y al ratón. Porque la vida es un fluir y confluir, decía…

Ni fluir ni nada, esta es mi vida y no juego a nada… mi amor eres tú. Me siento otra persona, despertaste algo, como que esperé mucho tiempo, te necesito mi amor, eres todo para mi.

Y así, fue creyendo en un amor, plagado de mentiras…

Capítulo 1 de la Novela Helena y el amor con triple moral. Decoud Benveniste, reside en Encarnación, actualmente es presidente de la Sociedad de Escritores del Paraguay- Filial Itapúa y secretaria general de la Sociedad de Escritores del Paraguay. La autora tiene publicado además Atrapando sueños (poesía) y varios otros libros…

María Nidia Decoud Benveniste

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias