viernes 20 de mayo de 2022
Bruma 7.7ºc | Posadas

El asesinato ocurrió el 1 de mayo

Cayó empleado municipal por el crimen de Adrián Amarilla

Vicente L. (50), alias Koke, fue detenido ayer y quedó a disposición del Juzgado de Instrucción Siete de Posadas

sábado 14 de mayo de 2022 | 6:03hs.
Cayó empleado municipal por el crimen de Adrián Amarilla

Un hombre de 50 años fue detenido en Posadas como el tercer sospechoso por el crimen de Adrián Esteban Amarilla (24), en el barrio San Jorge de Posadas.

Se trata de un empleado de la Municipalidad de Posadas, identificado como Vicente L., alias Koke. 

Según detallaron fuentes de la investigación a El Territorio, la nueva detención se concretó en la zona conocida como La Tablada, en el mismo barrio San Jorge, y estuvo a cargo a División Búsqueda y Captura de Prófugos.

Los pesquisas llegaron a él mediante el avance de las investigaciones y recolección de testimoniales, que lo señalaron como uno de los implicados en la muerte del joven.

El hombre quedó a disposición del Juzgado de Instrucción Siete de Posadas, a cargo del juez Miguel Mattos y será trasladado a audiencia indagatoria pronto.

Como viene informando este medio, por el hecho en primera instancia los efectivos de la Comisaría Octava y la Dirección Homicidios detuvieron a dos hermanos Alejandro Javier “Bebe” L. (39) y Alfredo Alcides “Mula” L. (44).

El último jueves ambos fueron llevados ante la Justicia, donde fueron imputados por el delito homicidio simple.

En esa instancia Alejandro “Bebé” L., quien es el principal acusado,  se limitó a declarar que su hermano no tuvo nada que ver con el episodio que culminó con la muerte de Amarilla.

Por otro lado, el conocido como Mula dio su versión y se desligó del crimen, desarrollando una coartada que deberá ser corroborada por los investigadores.

El hecho

El crimen ocurrió el 1 de mayo, cerca de las 21 en la manzana 16,  cuando Adrián Amarilla (24) y otros de vecinos compartían una celebración por el Día del Trabajador.

De acuerdo a datos recabados con voceros que intervienen en la pesquisa, en un momento determinado de la noche, un grupo de personas llegó hasta la zona y, por circunstancias que no están claras hasta el momento, atacaron a Amarilla.

Tras recibir una severa estocada en el cuello el joven alcanzó a correr hasta la casa de su amigo Eric, quien vive frente a su domicilio, apenas una cuadra más abajo de la cancha de fútbol.

Luego de trepar el portón de chapa de la vivienda, el cual se desplomó sobre el suelo, con las pocas fuerzas que le quedaban, Adrián alcanzó a llegar hasta la puerta de acceso a la morada.

“Escuchamos un golpazo y no entendimos qué había pasado. Salió mi esposo a ver qué era y yo en ese interín empujé la puerta y se abrió sola y se desplomó alguien en la puerta. Había sido que cayó el portón, yo pensé que era una persona que entró a robar pero mi hijo le dio vuelta y era Adrián”, recordó Teresa Ayala, quien fue la primera en auxiliar a su vecino malherido.

Comentó: “No sabíamos qué hacer, los vecinos tomaron la iniciativa de llevarlo al hospital porque la Policía nunca apareció”.

Por último, remarcó que a pesar de la rápida intervención de sus vecinos, nada se pudo hacer para evitar la tragedia ya que el joven llegó sin vida al nosocomio.

Al día siguiente, en el patio de la escuela del barrio, dieron el último adiós a Adrián. La madre recibió muestras de apoyo por parte de allegados que se acercaron desde distintos puntos de la ciudad. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias