jueves 19 de mayo de 2022
Nubes dispersas 13.7ºc | Posadas

Equipo especializado acompaña la travesía

Las elefantas ya cruzaron por Iguazú hacia el Mato Grosso

Pocha y Guillermina viajan al santuario que se ubica en el Brasil. Salieron el lunes desde el Ecoparque, en Mendoza

miércoles 11 de mayo de 2022 | 6:04hs.
Las elefantas ya cruzaron por Iguazú hacia el Mato Grosso
Operativo para resguardar y trasladar a los animales en contenedores equipados. Foto: Norma Devechi
Operativo para resguardar y trasladar a los animales en contenedores equipados. Foto: Norma Devechi

Continúa el viaje de Pocha y Guillermina rumbo al Santuario Natural de Elefantes (SEB) en Mato Grosso, Brasil, en esta instancia ya en tierras brasileñas, tras cruzar la frontera entre Puerto Iguazú y la ciudad brasileña de Foz Do Iguazú, por el puente internacional Tancredo Neves en horas de la mañana de ayer. El traslado de las dos elefantas hacia la libertad, luego de haber pasado sus vidas encerradas en el que fue el Zoológico de Mendoza, no pasó desapercibida. En la mañana del martes un grupo de personas se acercó al área primaria aduanera para tratar de verlas y despedirlas. Estiman que las elefantas llegarían a destino a última hora de hoy.

Las elefantas emprenden un viaje de 3.600 kilómetros desde el Ecoparque hasta el santuario que se ubica en el estado de Mato Grosso en la República de Brasil. El viaje tiene una duración de cinco días y el equipo que escolta a Pocha y Guillermina va compuesto por profesionales veterinarios del Santuario y del Ecoparque, sus cuidadores, el presidente del Santuario, Scott Blais, y los entrenadores.

Llegarán hoy a su destino, en Brasil.

Pocha y Guillermina son madre e hija, una de 56 años y la otra de 24. Pocha llegó de Londres y Guillermina nació en el Zoológico de Mendoza, donde ha pasado su vida junto a su mamá y Tamy, su padre, que es otro de los elefantes africanos que vive en el Ecoparque y que posteriormente será derivado al mismo santuario junto a Kenya.

Viajan dentro de contenedores especiales del Santuario de Elefantes de Brasil (SEB) que consiguió el financiamiento para el traslado. Estos fueron diseñados y construidos especialmente con características y materiales para el transporte de elefantes en cumplimiento con las reglamentaciones internacionales. Tienen un peso aproximado de cinco toneladas y sus medidas son 5 metros de largo, 2 metros de ancho y 3,20 metros de altura.

Desde el Santuario de Elefantes informaron que en la naturaleza, las elefantes hembras viven en una sociedad matriarcal y la maternidad puede ser un esfuerzo de grupo. “Pocha se enfrentó a la realidad de la maternidad sola cosa que no es habitual. Cargó a Guillermina durante 22 meses y dio a luz en la cerca que es una zanja - sin nada ni otros elefantes que ayudar. Pocha es una madre notable, y el hecho de que Guillermina esté tan bien ajustada es una prueba de su paciencia y fortaleza, Pocha trajo estabilidad a sus vidas en Mendoza”, señalaron al tiempo que destacaron: “Guillermina no sabe nada sobre fuera de su recinto u otros elefantes. Casi seguro que tomará tiempo para adaptarse a todo el nuevo estímulo que la rodea. Pero Pocha la habrá preparado para esta nueva vida de la mejor manera posible”.

El SEB es una organización sin fines de lucro que ayuda a transformar las vidas y el futuro de los elefantes cautivos en América del Sur. Su origen se remonta a 2012. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias