domingo 07 de agosto de 2022
Muy nuboso 17ºc | Posadas

El hecho se registró el 13 de marzo de 2006 en medio de una pueblada

Prescribió la causa por el incendio de la Municipalidad de San Vicente

A 16 años del siniestro, el último miércoles el Tribunal Penal Uno de Oberá notificó sobre la prescripción. La causa había sido elevada a juicio, pero el debate nunca se hizo

martes 10 de mayo de 2022 | 8:14hs.
Prescribió la causa por el incendio de la Municipalidad de San Vicente
De los 16 detenidos que tuvo el caso sólo tres fueron procesados por la Justicia. Foto: El Territorio/Archivo
De los 16 detenidos que tuvo el caso sólo tres fueron procesados por la Justicia. Foto: El Territorio/Archivo

El lunes 13 de marzo de 2006 quedará grabado a fuego -literalmente- en la memoria de los habitantes de la ciudad de San Vicente. Ese día, tras una semana de movilizaciones, alrededor de 5.000 personas se congregaron frente al edificio municipal para reclamar por el destino de 99 mil pesos enviados por la Nación a la comuna para paliar la grave sequía que meses antes había azotado a los colonos de la zona.

También exigían el arreglo de los caminos terrados de las colonias, una cuestión esencial para sacar la producción de las chacras.

Sólo faltaba una chispa para que todo explote, lo que ocurrió alrededor de las 17.15, cuando comenzaron a volar las primeras piedras y palos. Minutos más tarde el histórico edificio municipal estaba envuelto en llamas.

El expediente penal que estuvo a cargo del entonces juez de Instrucción Tres de San Vicente, Juan Carlos Cantero, dio cuenta de una treintena de policías heridos. También se reportaron manifestantes lesionados, pero no hubo que lamentar víctimas fatales.

En tanto, de las 16 detenciones que se produjeron en los días posteriores, sólo tres personas fueron procesadas en la causa que constó de 1.200 fojas.

Si bien en principio estuvieron en la mira políticos opositores, dirigentes agrarios, varios comunicadores y hasta ex colaboradores del intendente Luis Benítez, el expediente fue decantando en tres implicados: los productores Teodoro y Jorge Kusik, y Mirta Fernández, dueña de una FM local.

En mayo del 2007 la causa fue elevada al Tribunal Penal Uno de Oberá, aunque quedó archivada y nunca se concretó el debate oral.

Finalmente, el último miércoles -16 años, un mes y tres semanas, o 5.896 días después del incendio- las partes fueron notificadas de la prescripción de la causa.

Uno murió
Según el Código Penal, unacausa prescribecuando transcurre un período igual al máximo de la pena del delito que se le imputa al acusado sin que se realice el juicio.

Es decir, los imputados quedaron libres de toda culpa y cargo. Y a pesar de que la Justicia no pudo determinar su inocencia o culpabilidad, nunca más podrán ser investigados por el delito en cuestión.

Dicho de otra manera, el incendio de la Municipalidad de San Vicente quedará impune.

De los tres procesados que tuvo el expediente, la más complicada fue Mirta Fernández, imputada por incendio calificado y atentado contra la autoridad.

Precisamente, la prescripción de la causa operó sobre el máximo de la sentencia que podría haber recibido la mujer.

Mientras, los Kusik fueron acusados de atentado contra la autoridad. Por los años transcurridos desde el hecho, Teodoro Kusik falleció sin conocer el dictamen de la Justicia.

Al momento del hecho el colono tenía 60 años y padecía una aneurisma en la pierna derecha. Estuvo 20 días detenido y las condiciones de encierro derivaron en el deterioro de su salud, al extremo que a los pocos días de su liberación padeció la amputación de la pierna.

El incendio ocasionó el daño total del edificio de la Municipalidad y del Concejo Deliberante de San Vicente. Se perdieron archivos y documentación institucional y de los contribuyentes. Sólo para volver a registrar terrenos y comercios fue necesario confeccionar 3.400 carpetas.

En los años posteriores muchos vecinos fueron intimados a pagar tasas que decían que ya habían abonado, pero no contaban con los respectivos comprobantes, lo que derivó en innumerables conflictos.

La investigación
Con respecto a por qué sólo tres personas fueron procesadas, cuando el edificio municipal fue incendiado en medio de una enorme pueblada de la cual participaron miles, oportunamente el juez Cantero explicó que hubo “más detenidos e investigados, pero cada una de las causas fueron cayendo debido a la falta de testigos”.

Incluso opinó que los testigos “sabían más de lo que dijeron. Pero nadie dijo nada”.

Y citó un ejemplo: “El día que se quemó la Municipalidad hubo disparos de armas de fuego que estaban incrustados en los chalecos antibalas de los policías y un testigo que en primera instancia acusó a dos personas, pero cuando llegó el momento no los reconoció en la ronda de reconocimiento”.

“El fuego comenzó por los manifestantes. Se inició en el sector de recaudaciones del edificio municipal y después se fue expandiendo a toda la Municipalidad por la misma gente que utilizó gomas y bidones. Esto lo determinaron los peritos del cuerpo de bomberos de la Policía de la Oberá”, indicó entonces.

Asimismo, Cantero comentó que los acusados no presentaron peritos de parte y que no comprobó que el incendio haya ocurrido desde adentro de la Municipalidad hacia afuera, como indicaron los implicados.

Sobre el rol de Fernández, el juez consideró que desde su medio de comunicación habría actuado como instigadora del incendio.

En tanto, reconoció que la investigación del hecho fue difícil porque en ciudad hubo un “pacto de silencio”.

“El día del incendio había mucha gente en la plaza, pero nadie vino al Juzgado a decirme lo que pasó”, indicó.

 
 

Clamaron su inocencia

Cerca de las 17.15 del 13 de marzo de 2006, el frente del edificio municipal de San Vicente se transformó en un campo de batalla. Según estimaciones de la Policía, unos 5.000 manifestantes tomaron la calle frente al municipio y avanzaron hacia la sede comunal para finalmente destrozar el frente arrojando piedras y palos.

Las fuerzas de seguridad intentaron en vano dispersarlos arrojando gases lacrimógenos para resguardar el edificio. Pero nada pudieron hacer ante el avance de la gente.

Había sido la séptima jornada de protesta y los manifestantes comenzaron a arribar a la plaza central desde horas tempranas. Así continuaron durante todo el día en camiones y camionetas.

Las 17 era el plazo para que el intendente Luis Benítez presentara su renuncia al cargo, lo que venían reclamado los manifestantes, además de la devolución de los 99 mil pesos de la emergencia agropecuaria y la reparación de los caminos vecinales.

Siendo la hora marcada y sin respuestas, la columna se lanzó a la calle Democracia desatando su furia contenida contra el edificio.

Los uniformados portaban escudos, bastones, gases lacrimógenos y proyectiles de goma, pero nada pudieron hacer para evitar la estampida de los manifestantes. Enseguida humo y llamas que avanzaron en la comuna. Los bomberos intervinieron para evitar que el fuego se extendiera al edificio del Correo, lindero a la Municipalidad.

En su defensa, a lo largo del proceso los tres imputados clamaron su inocencia. Tampoco existen imágenes que los vinculen directamente con el inicio del foco ígneo.

En tanto, una pericia de bomberos en el marco de la causa civil corroboró que el fuego comenzó desde adentro del edificio hacia afuera, según un vocero, lo que favoreció a los demandados.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias