jueves 26 de mayo de 2022
Nubes 20ºc | Posadas

Magia negra brasileña e ingenio popular

lunes 09 de mayo de 2022 | 6:00hs.
Magia negra brasileña e ingenio popular

Por Ramón Claudio Chávez Ex juez federal

El fútbol no es solamente el partido, el campeonato, los jugadores o el negocio. El fútbol tiene dentro de sí y en todo su entorno una serie de condimentos que han sido materia de estudio por especialistas en distintos aspectos. Abordaremos algunos de ellos, como el comportamiento humano.

Es conveniente aclarar que estoy decididamente en contra de cualquier hecho de violencia, ajeno a lo que debe ser el juego, la confrontación deportiva y el festejo por el triunfo o la tristeza por la derrota.

La historia nos ha llevado a malos ejemplos de las barrabravas, emparentadas con la violencia, el delito y la utilización de estos estamentos con los fines más inconfesables. Todos los clubes han tenido y tienen barrabravas en su interior.

Las hinchadas argentinas han sido y siguen siendo unas de las más ingeniosas del mundo. Esa cultura popular del chiste, la cargada o el cántico alentando al equipo y desacreditando al contrario han sido imitadas por las hinchadas de otros países que carecían de esa creatividad.

El espectáculo que se vive en la cancha no se ve por televisión; 50.000 almas cantando la misma canción o tarareando las estrofas del himno solamente pueden dimensionarse en el estadio.

Las letras de los estribillos que todo el mundo canta al unísono han sido creadas por integrantes de esas mismas barras, cambiando las letras de canciones populares.

Un ejemplo lo brinda Manuel Soriano en su libro ‘Canten putos’, en el capítulo ‘Muchas veces fui preso’. Allí explica la adaptación del tema ‘La reina de la canción’, interpretada por la Joven Guardia en 1971.



“Yo nací en una villa,

fui a la cancha y me hice ladrón (sin zapatillas sin pantalón),

yo fumé marihuana

y fui en cana por el alcohol

(y me drogaba con poxipol).

Muchas veces fui preso

y muchas veces lloré por vos.

Yo a Independiente lo quiero,

¡lo llevo dentro del corazón!”.


Pese a la marginalidad del texto y la radiografía de la pobreza, las letras son entonadas por casi todos los hinchas del club.

En un video de YouTube muy difundido de 2008, grabado por el programa de televisión ‘Policías en acción’, se refleja con claridad ese desparpajo de ida y vuelta entre hinchadas de distintos equipos.

La filmación puede ser ubicada con el título “El gordo de Central” y corresponde a un partido disputado en la cancha de Rosario Central contra Boca Juniors.

Por entonces estaba permitida la presencia del público visitante en los encuentros y la discusión verbal comenzó cuando la hinchada de Boca empezó a trasponer el vallado de la bandeja que se les había proporcionado a sus hinchas.

La Policía, para controlar cualquier enfrentamiento, se acercó al lugar y le comunicaron que era reducido el espacio para la cantidad de personas que habían asistido. A un costado, en los pulmones que se dejan para evitar contacto físico de las hinchas rivales, se encontraba una persona obesa vestida de negro -hincha de Central- que inició un contrapunto con toda la hinchada xeneize.

-¿De qué se quejan, si no vienen nunca a la cancha, bobos? -les recriminó el rosarino.

Inmediatamente le respondieron:

–¡Usá corpiño, la p… que te parió! ¡Usá corpiño, la p… que te parió!

El hombre se levanta la musculosa y replica:

–¡Miren la chopera que tengo! -y baja de la tribuna visitante la frase:

–¡Cuestión de peso, la p… que te parió! ¡Cuestión de peso, la p… que te parió!

El partido terminó empatado y salvo las corridas lógicas en las afueras del estadio, no pasó a mayores.

Ante los hechos graves de violencia se suspendió la presencia del público visitante en las canchas.

La tecnología de la televisión permite ver, además del juego en sí mismo, todo lo que ocurre en las tribunas.

Los formatos de los programas deportivos de la tele y los diarios se han modificado. El Estado y los órganos de control de fútbol, son muchos más severos con los actos de inconducta que se producen.

El astrólogo y tarotista Giorgio Armas, sin ningún pudor, denunció que la cancha de Boca está ensuciada con “la magia negra brasileña”, impidiendo desde hace años las consagraciones internacionales y que debe ser limpiada. Esto se publica en el diario digital más importante del deporte.

Tanto al público asistente como a los jugadores y árbitros se les prohíbe cualquier gesto que pueda ser considerado discriminatorio, xenófobo o genere bullying.

En el último encuentro de River en su estadio, por la Copa Libertadores, contra Fortaleza de Brasil, un hincha que peló una fruta de banana y la arrojo a los brasileños, fue suspendido por un tiempo para concurrir a la cancha.

También fue registrado por la televisión el instante en que la hinchada de Fortaleza rompe 200 billetes de 100 pesos y los arroja a los hinchas locales, que estaban ubicados en la bandeja inferior. Algo así como 500 reales.

En la visita a San Pablo de Boca para enfrentar al Corinthians, un hincha de la visita hizo gestos con los brazos imitando a los monos; fue detenido y debió pagar una multa importante para regresar.

El ingenio popular deberá modificar las letras de las canciones, utilizando la ironía, para sortear las sanciones personales o a los clubes.

A modo de reflexión, me quedé pensando si la frase del gordo de Central “Andá a la cancha, bobo” es injuriosa y si los hinchas de Fortaleza que arrojaron billetes nos hicieron bullying o no, tratándonos de “secos”.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias