sábado 28 de mayo de 2022
Tormenta con lluvia 20ºc | Posadas

Jardín América: tres policías investigados por presuntos apremios ilegales a un detenido

El denunciante había sido apresado por un caso de violencia de género, informó la Policía, en tanto que desde del entorno del hombre afirman que el violentado era él, que inclusive pidió ayuda, pero terminó preso y golpeado.

viernes 29 de abril de 2022 | 15:58hs.
Jardín América: tres policías investigados por presuntos apremios ilegales a un detenido
Un médico certificó que el detenido tenía lesiones en las costillas. //Foto
Un médico certificó que el detenido tenía lesiones en las costillas. //Foto

Dos suboficiales y un agente de la Policía de Misiones con prestación de servicios en Jardín América fueron sumariados y actualmente están siendo investigados por la Justicia tras una denuncia por apremios ilegales que realizó un hombre que había sido detenido, de acuerdo a la versión de la fuerza, por violencia de género.

Desde el entorno del denunciante, en tanto, una hermana aseguró que en realidad fue éste quien resultó agredido por la pareja y llamó pidiendo ayuda, pero los uniformados terminaron apresándolo en vez de a la mujer a quien acusaba.

También la fuerza refirió en un comunicado público sobre un siniestro vial que habría sufrido el denunciante con una moto, poco antes de la detención, pero contrario a eso la hermana del hombre habló de agresiones físicas y verbales de los efectivos que derivaron en graves lesiones.

Son versiones dispares que la Justicia deberá aclarar conforme avance la investigación para determinar cómo fueron producidas, si en un accidente o a causa de la violencia policial.

Versión de la Policía

De acuerdo al informe emitido por la Policía, el 22 de febrero fue detenido el ahora denunciante, Eduardo Benítez (32), bajo sospecha de agredir a su pareja en una vivienda del barrio San Martín de la mencionada localidad.

Dice que el operativo se realizó alrededor de las 21:40 cuando una mujer llamó de urgencia a la Policía -a través de la línea 101- e inmediatamente los efectivos acudieron a auxiliarla.

"En el momento de la aprehensión -detalla- el agresor se mostraba exaltado y agresivo en todo momento, hasta que finalmente fue reducido y detenido por los policías que habían ingresado al inmueble para poner a salvo a la mujer".

Menciona que por ese episodio se inició una causa contravencional y otra por violencia familiar, a raíz de la denuncia de la víctima ante el juzgado de Familia 2.

Detalla el informe que "al otro día de su detención el acusado recibió la libertad y denunció por presuntas agresiones a parte del personal que intervino en su detención. El parte médico refiere que el denunciante presentaba lesiones en las costillas", y en esa línea aclara que "en sede policial la víctima de violencia manifestó que el agresor, horas antes de atacarla, había sufrido un accidente de tránsito al caerse de la moto en la que iba acompañado de su hermano", dejando entrever que las lesiones que presentaba podrían deberse a esa cuestión.

Como consecuencia de la grave acusación hacia los tres efectivos "la Jefatura de Policía a través de la Unidad Regional IX inició sumarios administrativos internos" a los suboficiales y al agente, y a su vez "se les notificó de la causa por la supuesta agresión al detenido".

Versión de la hermana del denunciante

Sobre esta acusación por violencia policial, la hermana del denunciante, Guadalupe Benítez, hizo una denuncia pública en la red social Twitter contando hechos contrarios a los que comunicó la fuerza de seguridad provincial.

En un extenso hilo comenzó diciendo que a su hermano "los policías en Jardín América lo molieron a palos una noche y no nos querían dar información de dónde lo tenían alojado. Negaron su detención porque no tenían cómo justificar la detención ni las costillas y el tórax roto de mí hermano", y prosiguió: "Estos 'uniformados' lo hicieron desaparecer más de 12 horas. Después un anónimo dio aviso vía WhatsApp de dónde lo tenían. Ni siquiera estaba en la comisaría de Jardín América, lo tenían en Puerto Leoni y mí hermano estaba muy mal".

"Cuándo fui a buscar a mí hermano no podía creer como lo encontré, él no se podía parar, tenía el cuero cabelludo inflamado, rojo y hematomas en la cabeza, también moretones en el cuello como si lo quisieron ahorcar con algún objeto. Lloraba del dolor, tenía los brazos llenos de moretones. Me pedía llorando que lo llevara al hospital y cuando lo llevé lo atendió un médico que le hizo una serie de placas y dijo que mi hermano tenía tres costillas fisuradas y el tórax hundido con fisuras", detalló en la publicación.

En ese punto aclaró que "mí hermano no es ningún loquito que anda por la calle jodiendo a nadie, no fuma, no toma, ni siquiera sale. El único error que cometió fue llamar a la Policía por violencia de género y lo terminaron llevando a él, le decían 'maricón, trolo, vamos hacer que los presos te violen', le bañaron con una manguera, le tiraron gas pimienta en la cara, le bajaron el pantalón y le tiraron al calabozo. Todo esto pasó en Jardín América y cuando se dieron cuenta que mi hermano estaba muy mal lo llevaron a la comisaría de Leoni".

Guadalupe relató que esa noche estaba de casualidad en la localidad y también fue agredida al acudir por respuestas a la dependencia policial. "Esa noche me llamó una vecina de mí hermano, asustada y me dijo lo que estaba pasando. Yo por casualidad justo estaba en Jardín (América) y fui a la comisaría donde me trataron de analfabeta, de loca, por querer saber dónde le tenían a mí hermano. No me dieron información".

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias