domingo 29 de mayo de 2022
Nubes 18.2ºc | Posadas

Objetos de historia

El legado físico de Madariaga

Con reliquias que dan cuenta de su accionar hace más de 100 años, las pertenencias del galeno se mantienen intactas en la Logia Roque Pérez y abren interrogantes sobre la historia

viernes 29 de abril de 2022 | 2:30hs.
El legado físico de Madariaga

Nació y vivió en una época de pleno avance de la medicina, un punto de quiebre en cuestiones como la antisepsia, el desarrollo de vacunas e incluso la aparición de algo tan cotidiano y simple hoy como la aspirina. A pesar de no haber sido quien descubrió la cura para una gran enfermedad, Juan Ramón Madariaga y Hormaza (1882-1911) fue pionero en muchas cuestiones como la higiene y la prevención, dos de sus bastiones. Así, quedó en la historia tras radicarse en Misiones y luchar con valentía por la salud de quienes más lo necesitaban.

Entre los objetos que dejó, tras su nunca esclarecida muerte y sin herederos, se puede ver cartas de pacientes en agradecimiento por sus tratamientos, recetarios incompletos y hasta prescripciones que resultan curiosas como la de anís estrellado, conocido antiespasmódico.

Esas reliquias se resguardan cuidadosamente en la Logia Roque Pérez, que albergó a Madariaga como importante integrante en su momento y que se cargó al hombro la tarea de cuidar su legado.

Hoy persona insignia de la salud pública en la Tierra Colorada, Ramón Madariaga llegó a estos pagos ya como médico desde España y rápidamente se sumó como miembro a la Logia. Su muerte, envuelta en un halo de misterio, no pudo empañar su obra.

Hoy, los integrantes de la Logia explican que al no dejar herederos, fueron los mismos masones quienes decidieron recuperar sus objetos y ponerlos a resguardo desde ese momento. Con el paso del tiempo, para que no deteriore cada elemento, consiguieron un acuerdo con la Biblioteca Pública de las Misiones para digitalizar todo el material que hasta ahora contienen en la casa ubicada por calle Córdoba de la capital misionera.

Madariaga fue presidente de la logia en tres oportunidades y tal como afirman hasta la actualidad sus integrantes, ‘‘se destacó notablemente por su accionar filantrópico y acendrado amor al prójimo’’. La dedicación a su profesión de galeno no se cuestiona y siempre se destacó que acorde a como impone el juramento hipocrático, acudía en cualquier momento y lugar a asistir a los enfermos.

Uno de sus hitos es que tras ser uno de los pilares del Hospital de Caridad, en 1908 funda el sanatorio privado Alto Paraná, donde por su gestión eran atendidos peones y tareferos de todo el interior del territorio.

Además de asistir a todos los estratos sociales, los masones afirman que fue un fogoso orador, conferencista e incluso periodista.

Con una muerte repentina, la sociedad entera se hizo presente en manifstación popular de tristeza. Revelan desde la asociación civil de la Logia Roque Pérez que fueron miles de personas quienes acompañaron el cortejo fúnebre de Madariaga.

Tras su muerte en la pobreza, los integrantes de la logia se ocuparon de preservar los pocos bienes que quedaron.

‘‘Los integrantes de la logia se habrán interesado en mantener esto. Eran todos bienes personales, porque no tenía casi nada’’, recordó Rogelio Ricardo Canteros, vice presidente de la asociación civil. Su biblioteca científica, un maletín, recetarios, escritos, edictos y alguna que otra reliquia más son las joyas que cuidadosamente guarda la logia y que la Biblioteca Pública de las Misiones busca digitalizar para sumar al archivo y la historia de la provincia.

Para la logia, es uno de los maestros esenciales, en especial por su filantropía e incluso hubo una comisión pro homenaje a Madariaga desde el momento de su muerte.

“En los últimos tiempos se viene difundiendo mucho la historia de su vida, lo que hizo, dónde realizó actividades y sobre todo el recuerdo en la gente de la ciudad, esa manifestación popular de cuando falleció”, alegó Rogelio Canteros al tiempo que sumó que como institución, la logia siempre trata de difundir el legado de quien supo ser pionero de la salud pública misionera.

Hace unas semanas se cumplió el 111 aniversario de su fallecimiento y fue motivo de nuevos homenajes.

A pesar de que no hay muchos datos claros sobre su vida privada y familiar, de no haber dejado descendencia conocida o herederos, el recuerdo de Madariaga se mantuvo firme en todos estos años y poder avizorar un poco de su vida en estos objetos lejanos, nos acerca su figura, sus prescipciones de puño y letra y su afán de servicio a la salud. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias