martes 24 de mayo de 2022
Cielo claro 17ºc | Posadas

Actividad por los 40 años de la Guerra de Malvinas

El ataque al Invencible y otras hazañas en Malvinas

Héroes de la Fuerza Aérea Argentina veteranos de Malvinas visitaron esta capital para dar detalles y revivir las operaciones militares y sus experiencia en combate

miércoles 27 de abril de 2022 | 6:00hs.
El ataque al Invencible y otras hazañas en Malvinas
Alejandro Vergara, Gerado Isaac y Guillermo Saravia, veteranos de Malvinas de la Fuerza Aérea. Foto: Víctor Hugo Paniagua
Alejandro Vergara, Gerado Isaac y Guillermo Saravia, veteranos de Malvinas de la Fuerza Aérea. Foto: Víctor Hugo Paniagua

En el marco de las actividades conmemorativas por los 40 años del conflicto del Atlántico Sur, héroes de la Fuerza Aérea Argentina veteranos de la guerra de Malvinas visitaron por primera vez la ciudad de Posadas para compartir con la comunidad sus vivencias únicas y detalles de las misiones en que participaron. 

Se trata del brigadier retirado Guillermo Edgardo Saravia, que formó parte del grupo de radaristas que operó durante la guerra; el comodoro mayor retirado Alejandro Roberto Vergara, helicopterista que voló 99 horas sobre las islas y participó en 75 misiones de rescate, rescató a más de 25 tripulantes del guardacostas Río Iguazú, además de pilotos de combate; y el comodoro retirado Gerardo Guillermo Isaac, integrante de la escuadrilla que atacó y dañó al portaviones Invencible -nave insignia de la flota enemiga-, una proeza que hasta el día de hoy el Reino Unido no reconoce.     

Los veteranos dieron una conferencia abierta al público ayer por la tarde en el Hotel Julio César, mientras que por la mañana hablaron con medios de prensa.

Testimonios 

En entrevista con El Territorio, el brigadier Saravia destacó la invitación que los trajo a Misiones:  “Nos dicen que es la primera vez que veteranos de la Fuerza Aérea Argentina llegan a contar sus experiencias, ya que Misiones se concentró más hacia el Ejército porque tiene más unidades, y venimos a compartir nuestros relatos con la gente y representando algunas de las especialidades de las que participaron del conflicto”.

Saravia, en su participación como controlador aéreo de combate, estuvo en Puerto Argentino desde el 2 de abril hasta el 14 de junio. “Nuestra misión en el radar era guiar a las formaciones de cazabombarderos nuestros e interceptores hacia los Sea Harrier británicos para el combate aire a aire y hacia los objetivos terrestres y navales para que hicieran sus ataques a las posiciones británicas y a los buques”. Y marcó que los radares argentinos llegaron al final de la contienda funcionando pese a que fueron un blanco de las fuerzas enemigas que desarrollaron misiones específicas para dañarlos ya que eran centrales para repeler su avance. “Nuestro radar era muy moderno, en algunos aspectos superaba las capacidades de los radares británicos y por eso lo querían destruir, sólo pudieron afectarlo en una de las tantas misiones, fue el 31 de mayo de 1982 que lanzaron dos misiles a nuestra base y consiguieron sacarlo de servicio unas horas, pero a las 24 horas el radar estaba restablecido y terminó el conflicto funcionando”.

Salvar vidas

Por su parte, Vergara, que como piloto de helicóptero de la Fuerza Aérea realizó misiones de rescate, refirió que su escuadrón tenía cuatro unidades entre medianas y de gran porte para mucha carga.  

“Teníamos distintas tareas para cumplir, la fundamental por la cual los helicópteros fueron a Malvinas fue para efectuar el rescate en combate de los pilotos que eran impactados con misiles sus aviones y tenían la necesidad de eyectarse del avión para salvar su vida”.

Además, se hacía traslado de personal, de heridos, de carga e insumos de todo tipo.

“Con los cuatro helicópteros montamos la Base Aérea Militar Cóndor a aproximadamente a 100 kilómetros de Puerto Argentino, en Darwin, era una base alternativa para que pudieran operar con seguridad los aviones; había dos bases la base Cóndor en la Isla Soledad en Darwin y otra en Puerto Argentino”.

Acerca de estas hazañas tras las líneas enemigas para salvar la vida de muchos de sus camaradas, indicó, “fue una tarea ardua”.   

Al transcurrir cuatro décadas desde el comienzo de la guerra, el 2 de abril de 1982, Vergara reflexionó que hoy “la sociedad está hablando de Malvinas y hay un interés de la gente por saber la historia de esta gesta en defensa de la patria argentina y escuchar a los protagonistas, de los que tuvimos la suerte de volver. Tenemos 649 héroes que descansan en la curva malvinense y en el océano Atlántico y realmente para nosotros ellos son los verdaderos héroes y el ejemplo a seguir”.

“Salía humo del Invencible”

El piloto retirado Gerardo Guillermo Isaac,fue parte de la misión conjunta entre la Fuerza Aérea y la Aviación Naval para el ataque del portaviones Invencible, nave insignia de la marina británica, una acción heroica que sin embargo es negada por Reino Unido.

“Ellos pueden decir lo que quieran, de hecho tienen los documentos clasificados y no los van a dar a conocer hasta dentro de 90 años; yo tengo la certeza de lo que vi y viví, ese día dañamos al Invencible y perdimos a dos compañeros que murieron en combate”, dijo Isaac frente a la posición que adoptó el gobierno británico desde un primer momento de sostener que el buque HMS no recibió impacto alguno ni sufrió averías como consecuencia del ataque.    

Isaac integraba el escuadrón A-4C de la Fuerza Aérea, “dentro de las misiones de combate que me tocaron cumplir en Malvinas estuvo el ataque del Invencible, fue el 30 de mayo de 1982, en forma conjunta con dos aviones Super Etendard con el último misil Exocet y, nosotros con cuatro aviones A-4C, teníamos cada uno tres bombas de 250 kilos cada una y 200 proyectiles y dos aviones KC-130 que nos proveían combustible en vuelo”, describió sobre la operación.

La misión consistía en rodear el sur de las islas a unos 200 kilómetros de distancia para llegar al objetivo que se encontraba hacia el este.

“Llegado a ese punto nos desprendimos de los aviones KC-130 y nos pusimos rasantes, estábamos a unos 80 kilómetros y los Etendard levantan una vez, luego a los 60 kilómetros y por último a los 40 kilómetros cuando dispararon el misil hacia el frente y volvieron a Río Grande. Nosotros con los cuatro aviones seguimos la estela del misil”, recordó.

Poco a poco aparece ante los pilotos la silueta del gran buque. “De lejos distinguimos que era un portaviones y no se parecía en nada a lo había visto en misiones anteriores, era muy grande, luego confirmamos que se trataba de un portaviones y salía un humo negro de sus costados que se desparramaba en el océano”.   

A siete kilómetros del objetivo Isaac siente una explosión en su cabina pero no era de su avión, era el avión de uno de sus compañeros que explotó y luego, a dos kilómetros se produce otra baja. Sin perder el objetivo siguió disparando y lanzó las bombas. En la operación fallecieron los pilotos Daniel Vázquez y Omar Jesús Castillo.

“Es el testimonio que yo tengo, es lo que viví y que transmito. Independientemente de lo que se diga, siempre hay que corroborar con hechos y lo que sucedió posterior al ataque fue que hubo una disminución importante de patrulla de combate de la fuerza enemiga, los aviones que estaban volando los desviaron a otros lugares y el portaviones Invencible no volvió con la flota en junio de 1982, sino que volvió reparado en septiembre de 1982”.

El evento contó con el auspicio del Círculo de la Fuerza Aérea Argentina y la empresa Seguridad Misiones. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias