martes 24 de mayo de 2022
Cielo claro 21ºc | Posadas

Buscan acelerar la curación de lesiones en tendones y cartílagos

domingo 24 de abril de 2022 | 12:28hs.
Buscan acelerar la curación de lesiones en tendones y cartílagos

El Plasma Rico en Plaquetas (PRP) es un suero concentrado  a base de  factores de crecimiento que se encuentran en el interior de uno de los tipos de células que hay en la sangre; las plaquetas. “Este plasma lo utilizo para tratar lesiones de tendones, ligamentos y cartílago infiltrándolo en el sitio de la lesión”, inició su explicación el traumatólogo Fernando Baretto. Es que el suero contiene proteínas con capacidad de estimular la diferenciación y multiplicación celular y promover la curación del tejido mesenquimal dañado (ya sea tendón, ligamento o piel).
La infiltración de PRP es la terapia biológica más utilizada por  Baretto en traumatología y traumatología del deporte, ya que predispone la creación  de nuevos tejidos por mecanismos naturales, a diferencia, “de la sustitución de los tejidos de la rodilla por una articulación artificial como lo es una prótesis de rodilla”, agregó.
Dentro de las plaquetas existen de manera natural diferentes factores de crecimiento que viajan por la sangre para actuar allí dónde son requeridos.
Dónde utilizarlas
Cuando se produce una rotura o lesión en un tejido, las plaquetas migran a la zona dañada para dirigir en los primeros minutos el control del sangrado y para comenzar en las primeras horas los mecanismos de reparación. Esto incluye la creación y reparación de vasos y tejido extra celular mediante la activación directa de las células encargadas de mantener el tejido, tenocitos (en el tendón), condrocitos (en el cartílago), miocitos (en el músculo) y células de la dermis y epidermis en la piel.
“Existen ciertas partes del aparato locomotor dónde los mecanismos de reparación normales tienen una mayor tendencia a fallar. Esta “falla” se debe a ciertas particularidades del diseño anatómico ( la poca vascularización de los tendones, cartílago de carga, lugares de fricción tendinosa, por nombrar algunas) o a anomalías personales, (como el tendón de Aquiles, el supraespinoso, el rotuliano, la musculatura epicondílea, tenosinovitis de De Quervain) sean mucho más propensas a sufrir lesiones crónicas”, advierte el traumatólogo.
Es en estas lesiones donde la infiltración de PRP puede ser más útil para reactivar la curación, acortar tiempos y disminuir el dolor.
“Para ello vamos a aportar en la zona de la lesión una cantidad de factores de crecimiento de plaquetas mucho mayor que la habitual a partir de sangre autóloga”, agregó.

Generación del plasma

Las plaquetas que se deben obtener son sólo una pequeña parte de la composición de la sangre, que se conforma de una parte líquida, llamada plasma, en el que viven los distintos tipos celulares. Estas células son básicamente tres; los hematíes o células rojas (96%) encargadas de transportar oxígeno, los leucocitos o células blancas (1%) encargadas de la defensa contra microorganismos, y las plaquetas (3%), cuya función es la reparación de los tejidos dañados y control de la coagulación. Las plaquetas son células relativamente simples, mucho más pequeñas que las otras células de la sangre, no tienen núcleo, y si se las observa de cerca estás compuestas de distintos gránulos dónde almacenan sustancias que se liberan en los tejidos dañados.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias