martes 24 de mayo de 2022
Cielo claro 17.2ºc | Posadas

Declaró ayer ante la jueza, tras acribillar al joven frente a su casa, en Irigoyen

El homicida de Diego Pimentel afirmó que actuó en defensa propia

El acusado decidió declarar ayer ante las autoridades del Juzgado de Instrucción Uno de San Pedro. Fue imputado por homicidio siemple y por el momento seguirá preso

jueves 21 de abril de 2022 | 6:07hs.
El homicida de Diego Pimentel afirmó que actuó en defensa propia
El hecho quedó registrado por las cámaras de seguridad del imputado.
El hecho quedó registrado por las cámaras de seguridad del imputado.

Adilson Zang (33), acusado de asesinar a balazos a Diego Pimentel (31) el Viernes Santo en Bernardo de Irigoyen, declaró ayer en audiencia indagatoria y aseguró que se defendió tras amenazas de muerte contra él y su familia. Además, agregó que teme por su vida, aún detenido.

La audiencia se concretó en horas del mediodía en el Juzgado de Instrucción Uno de San Pedro, luego de que el acusado designará como sus defensores a los letrados posadeños Hugo Zapana y Martín Tilli. Esto, según detallaron fuentes del caso, motivó el apartamiento del juez Ariel Belda Palomar, quien adujo una relación de amistad con Zapana. 

Ante esto, por el orden de subrogación quedó al frente de la causa la titular del Juzgado Civil, Comercial y de Familia local, Mariangel Koziarski.

Zang escuchó los elementos en su contra incorporados hasta el momento y cuando las autoridades judiciales le manifestaron que si quería dar su versión de los hechos, respondió afirmativamente. Entonces su declaración y las preguntas de los presentes giraron sobre todo en torno al video registrado por las cámaras de seguridad de su casa, donde se ve el momento del crimen.

A grandes rasgos, desde su defensa señalaron que expresó que el fallecido llegó a su domicilio y él salió a atenderlo pensando que se iba a dar una charla normal, consciente de que es un sospechoso de la desaparición de Maximiliano Pimentel (21), quien trabajaba para él en la venta ilegal de vinos al Brasil.

Sin embargo, la conversación no fue nada amistosa. “Te voy a matar a vos y a tu familia y después voy a prender fuego tu casa”, describió que le dijo Diego Pimentel, quien, como se ven en los videos - que aún no fueron incorporados al expediente - luego le golpeó con el arma que tenía en su poder.

Amplió que buscó mantenerse tranquilo porque estaban sus familiares en la casa, pero que empezó con los disparos porque desde la camioneta de Pimentel - cuando éste estaba volviendo- le gritaron “matalo, matalo” y temió por su vida. Aclaró que la víctima también disparó y que en su muro quedaron incrustados cinco disparos.

Para reafirmar su postura argumentó que los familiares del hombre al que dio muerte viven muy cerca del lugar y estaban merodeando la zona, por lo que sintió que era una posibilidad latente que quemen su casa y que le hagan daño a sus cercanos.

Amplió que incluso ahora teme por su vida y la de sus familiares ante posibles represalias de la familia Pimentel.

Zang buscó también hacer referencia a la desaparición de Maximiliano, quien está ausente desde el 12 de abril, y desarrollar su coartada. Sin embargo, el abogado lo detuvo y le dijo que solamente tenía que responder por el homicidio. En la causa de desaparición del joven ya declaró como testigo sospechoso, al igual que otras personas del pueblo.

La Justicia le imputó el delito homicidio simple, que prevé una pena de 8 a 25 años de prisión en caso de que sea considerado culpable en un futuro debate. Se trata de una carátula provisoria que puede modificarse en un futuro, debido a que deben corroborar o desacreditar la versión del acusado.

Por ahora Zang seguirá detenido a la espera de que se incorporen nuevos elementos a la instrucción. Su defensa, por el momento, no solicitó una excarcelación.

Cómo sigue la causa y el video

En los próximos días deberá comparecer a declarar el tío de Diego y papá de Maximiliano, Antonio Pimentel,  testigo clave del caso debido a que es quien estaba en el asiento del acompañante al momento de la balacera. El hombre ya declaró en sede policial y también dio declaraciones a este medio.

“Diego llegó a casa a la tardecita. Adilson era el patrón de mi hijo y el vago vino de Brasil, por eso fuimos a preguntar. Diego bajó a preguntar y hablar y él - Adilson - salió mal. Cuando Diego subió a la camioneta disparó”, contó en una entrevista telefónica con Radioactiva.

“Es una tragedia, mi sobrino muerto y mi hijo desaparecido, ni noticias tenemos. Sobre mi sobrino sé que está muerto, está en el cementerio, pero mi hijo…. no tengo palabras, estoy sin saber qué hacer. No hay ninguna respuesta ni solución”, amplió entonces al borde de las lágrimas.

El video del ataque a balazos al que se hizo referencia en la indagatoria fue grabado por las cámaras de seguridad de la casa de Zang en el Barrio Obrero de la localidad fronteriza. Allí se ve como, cerca de las 19, Diego y Antonio Pimentel llegaron al lugar en una Toyota Hilux.

El dueño de casa salió a recibirlo hasta el portón que da a la vereda. Entonces se ve cómo hablaron por varios minutos a unos pocos centímetros de distancia, primero con el portón cerrado y luego abierto.

El video dura unos ocho minutos y en determinado momento se ve cómo el visitante golpeó en la cabeza con el arma al dueño de casa en varias oportunidades. Luego volvió a su vehículo, estacionado encendido en la calle, y salió de plano. Ese fue el instante en el cual el detenido aprovechó para abrir fuego.

Sacó la 9 milímetros que tenía entre el pantalón y empezó con los disparos, ocultándose detrás del muro ante una posible contraataque. Entonces, con la víctima muerta en el lugar, Zang dejó el arma en el suelo y Antonio salió corriendo de la escena.

Momentos más tarde se puede ver cómo tres personas que estaban dentro de la casa se suben a un auto y huyen antes que lleguen los efectivos locales de la Policía de Misiones.

Según pudo saber El Territorio en base a fuentes del caso, los informes preliminares de la autopsia solicitada por el juez Ariel Omar Belda Palomar reflejaron que Pimentel tenía diez impactos de bala, producidos presumiblemente con una 9 milímetros, coincidentes con el arma incautada al implicado.


En cifras

10
Según el informe preliminar de la autopsia, Diego Pimentel recibió 10 disparos calibre 9 milímetros.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias