viernes 20 de mayo de 2022
Bruma 9ºc | Posadas

Primera jornada del juicio en el Tribunal Penal Uno por el crimen de Maximiliano Mendoza (25)

Acusado dijo que dormía a la hora del asesinato

El imputado por el asesinato ocurrido en 2018 en el barrio El Progreso sostuvo que no vio quién atacó a su amigo porque estaba dormido. Ayer también declararon cuatro testigos

martes 19 de abril de 2022 | 6:05hs.
Acusado dijo que dormía a la hora del asesinato
Rolón negó haber atacado con el arma secuestrada en la escena y que fue exhibida ayer en el juicio. Fotos: Marcelo Rodríguez
Rolón negó haber atacado con el arma secuestrada en la escena y que fue exhibida ayer en el juicio. Fotos: Marcelo Rodríguez

Con los aportes testimoniales de dos médicos forenses y dos efectivos policiales que intervinieron en el hecho, pero principalmente con la declaración del único imputado que tiene la pesquisa, ayer se desarrolló la primera audiencia del debate oral que se lleva adelante en el Tribunal Penal Uno de Posadas por el asesinato de Maximiliano “Porteño” Mendoza (25), ocurrido el 9 de junio de 2018 en el barrio El Progreso de la capital provincial.

Bajo la carátula de homicidio simple, Hugo Alberto Rolón, alias Naranja, de 32 años, llegó ayer al edificio judicial ubicado sobre la calle La Rioja del microcentro capitalino acompañado de su abogado particular, César Ortellado.

En tanto, el resto de las partes que conforman el juicio está compuesto por el fiscal Martín Rau como representante de la parte acusatoria y los letrados Jonatan Ariel Kliukas y Paula Agustina Brito, a cargo de la querella que defiende los intereses del abuelo de la víctima.

Como presidente del tribunal, el magistrado Ángel Dejesús Cardozo inició el debate minutos después de las 8.30 de ayer bajo la atenta mirada de sus pares, Viviana Cukla y Juan Manuel Monte.

Luego de la extensa lectura por secretaría del auto de elevación a juicio realizados por el Juzgado de Instrucción Tres, que intervino en la investigación por el homicidio, se dio la oportunidad al imputado de dar algunas palabras antes del inicio de la etapa de testimoniales.

Con tono firme y con la mirada fija en los magistrados, Rolón se extendió por casi cinco minutos y contó cómo sucedieron los hechos entre la madrugada y mañana del 9 de junio de 2018 en el inquilinato donde vivía la víctima.

“Yo me declaro inocente”, fueron sus primeras palabras, a lo que luego agregó que esperó a la concreción del juicio para poder dar su versión de los hechos.

“Desde que empezó todo fue Ale Machado (quien también estaba al momento del ataque junto a la víctima) el que me invitó a tomar licores. Después me invitó a ir a lo de Maximiliano, donde pasó esto. Yo me dormí en una pieza y el que me despierta a golpes fue Machado y por eso me fui. Me apuntaron injustamente”, reclamó el imputado mientras negaba ser el responsable de las dos lesiones cortantes que tenía la víctima al momento de ser examinado por el médico policial.

“En ningún momento peleé con Maxi, no sé por qué (Machado) me culpó a mí. Capaz por el estado de ebriedad y porque no podía estar parado”, añadió el encartado, quien también aclaró que durante todo el tiempo que estuvo detenido jamás le extrajeron muestras de sangre para saber si estaba alcoholizado o bajo los efectos de alguna sustancia.

Una vez terminada su exposición, fue el fiscal Rau quien interrogó al acusado sobre qué bebidas y sustancias había consumido junto a la víctima el día del crimen. En torno a esto reconoció que bebió una botella de whisky Doble V, pero que lo hizo horas antes y mientras hacía una changa para su tía.

El acusado también dijo que la noche previa tomó cuatro cervezas con sus primos y que cuando fue a la casa de Machado siguió con la ingesta de alcohol, aunque esta vez con dos licores de menta.

Narró que antes de llegar a la casa de la víctima estuvo un breve tiempo en lo de Machado junto a otras cuatro personas. “Abril, Lucio y otro muchacho, Ángel, junto a mi primo Ezequiel Montaña, estaban en lo de Ale Machado. Estábamos tomando dos licores. Estuvimos como media hora y luego nos invita a ir a lo de Maxi. Agarró un puñado de pastillas y nos dice ‘hoy les voy a dejar re loco a todos los vagos’”, agregó el acusado.

En otro tramo de su relato, Rolón confió que esa noche el trago que giró en la ronda que compartía con la víctima y los otros jóvenes tenía pastillas y que por el cansancio que tenía y el estado de ebriedad siguió tomando a pesar de definirse como una persona que no suele tomar esas sustancias porque “no son lo mío”.

Pero añadió que al rato se quedó dormido en la habitación de la víctima.

Ante la consulta del fiscal sobre el momento del ataque mortal, el acusado contó que no vio nada porque estaba dormido y que fue Machado quien lo despertó abruptamente a los golpes esa madrugada.

Y agregó: “Sentí un golpe en el ojo derecho. ‘Vos fuiste, vos le mataste’, me decía mientras me golpeaba. Me levanté más perdido de lo que estaba. Lo único que atiné es a salir. Las personas no estaban más”.

Comentó que corrió hasta la casa de su tía Cecilia, donde el acusado vivía, y la despertó, pero que luego no recuerda nada más de lo que sucedió hasta su arribo a la comisaría.

Testimoniales

La etapa de testimoniales comenzó con el médico forense Jorge Daniel Brito, testigo solicitado por la fiscalía. Tras el reconocimiento de su firma y letra en las actas hechas durante la instrucción, el profesional leyó parte del informe que hizo por el caso en el que constató la presencia de una persona masculina, sin vida sobre la vereda y que al parecer habría tenido una grave agresión en riña.

Contó que por pedido del juez Fernando Verón, instructor de la causa que también se encontraba en la escena del crimen, no tocó el cuerpo de la víctima. Aunque relevó en su informe que el detenido presentaba un hematoma en el ojo derecho, una excoriación en la palma derecha y una contusión en los nudillos. A su vez, expuso que el acusado estaría bajo los efectos del alcohol por la forma de desplazarse y hablar.

Luego le tocó el turno al especialista en medicina legal Milton Acosta, quien estuvo a cargo de la autopsia.

El galeno indicó que durante el examen se constataron dos lesiones contuso cortantes, la más grave en la zona derecha del tórax, con una trayectoria que alcanzó el pulmón derecho de la víctima y que provocó un shock hipovolémico gravoso que le provocó la muerte en pocos minutos.

Añadió que el arma blanca utilizada fue un cuchillo con punta usada. Incluso al ver el cuchillo secuestrado en la escena como presunta arma homicida y que junto a otros elementos probatorios fueron exhibidos durante la jornada de ayer, el profesional comentó que dicho elemento podría causar las lesiones detectadas en la autopsia.

Intervención policial

Los otros dos testigos que completaron la primera jornada de debate fueron los efectivos de la Policía de Misiones Verónica Gamboa y Alejandro Ortiz.

Ambos fueron comisionados la mañana del hecho por un supuesto herido de arma blanca, pero al llegar al inquilinato de la calle Cerrito, del barrio El Progreso, se toparon con el cuerpo de la víctima tendido en medio del portón de acceso al inmueble.

La oficial subayudante narró que mientras esperaban el arribo de la ambulancia, un muchacho se presentó en el lugar y contó cómo habían ocurrido los hechos y hasta aportó el dato del presunto agresor.

Describió que esta persona contó que una disputa por un celular habría desencadenado el mortal desenlace y que de inmediato se trasladó con sus camaradas hasta la casa del acusado.

“Cuando llegamos al domicilio (de Rolón) estaban los familiares afuera, preocupados porque parece que ya había dicho que había hecho algo malo. Él nos acompañó voluntariamente. No nos percatamos de las prendas de vestir y luego por pedido de criminalística volvimos, ingresamos y secuestramos las prendas de vestir que habían sido puestas a lavar”, detalló la uniformada.

En tanto, Ortiz coincidió en gran parte de lo expuesto por su camarada y dijo al fiscal no recordar si el detenido estuvo bajo los efectos de estupefacientes al ser alojado en la comisaría.

Por la muerte del perito Matías Gazano, quien realizó el informe planimétrico, ayer se aceptó la incorporación por lectura de su declaración. 

Por otro lado, antes del cuarto intermedio hasta la jornada de hoy,  en la que se espera la declaración de más testigos, los magistrados rechazaron dos planteos hechos por el abogado del imputado.

Uno de ellos tuvo que ver con un pedido de excarcelación extraordinaria. En tanto, el otro tuvo que ver con una objeción que Ortellado hizo a la constitución del abuelo de la víctima como parte querellante en el proceso. El letrado justificó su pedido por la falta de certificación del vínculo parental hecha por dicha parte.

Aunque los jueces coincidieron con el criterio del fiscal Martín Rau y declararon improcedente el planteo de la defensa.


Una reunión que terminó en homicidio

El requerimiento de elevación a juicio por el crimen del joven en el barrio El Progreso indica que la víctima fue atacada cerca de las 5 de la mañana del 9 de junio de 2018. Mendoza se encontraba en el corredor de su inquilinato en compañía de Alejandro Machado hasta que llegó al lugar el imputado. Tras un breve diálogo, Rolón dijo al dueño de casa: “Vos me debés un celular”, y acto seguido se inició un entredicho hasta que finalmente el acusado asestó el puntazo en el pecho de Mendoza.

En sede judicial, Machado relató que vio que su amigo y Rolón hablaban en cercanías al lavadero y que instantes después escuchó que la víctima gritó: “Ale, ayudame”. Allí el testigo separó a los jóvenes y en el momento en que salió a pedir ayuda el agresor corrió a la casa de su tía, a pocos metros del lugar. En base a la declaración de Cecilia Fernández, tía del acusado, su familiar la despertó y le confesó que se había mandado una macana y que había matado a Maxi. La mujer, de 66 años, luego dijo que su sobrino estaba alterado y como tenía sus prendas manchadas con sangre, pidió que se desvistiera y cambiara de prendas. Incluso recordó que el joven lloró en su cama. Otro detalle importante que dijo en sede judicial la mujer fue que esa madrugada Rolón salió de su casa con un cuchillo y que al parecer iría a la casa de Mendoza para recuperar su celular.   

La querella no duda de la autoría y pidió la reconstrucción del crimen

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias