lunes 23 de mayo de 2022
Cielo claro 20ºc | Posadas

En la Catedral de Posadas, la celebración se realizó por la tarde

Pascuas para compartir y celebrar

Ayer hubo bendición de alimentos y ceremonias en todo Misiones. Una tradición popular y con sentido de comunidad y convite que año tras año gana más adeptos

domingo 17 de abril de 2022 | 8:20hs.
Pascuas para compartir y celebrar
En la Catedral, la bendición estuvo a cargo del párroco Jorge Benchaski. Foto: Natalia Guerrero
En la Catedral, la bendición estuvo a cargo del párroco Jorge Benchaski. Foto: Natalia Guerrero

Con motivo de la celebración de Pascuas ayer hubo misas y bendición de alimentos en varias iglesias de la Tierra Colorada. En comunidad y renovados de esperanza, los cristianos se unieron para celebrar la fiesta más importante de la cristiandad: la resurrección de Jesús, y junto con ello un renacer de oportunidades.

En la Catedral San José, de Posadas, se llevó a cabo una bendición de alimentos con una particular celebración. Alrededor de 30 familias participaron del evento que se llevó a cabo al aire libre, frente a la plaza, en una ceremonia festiva y alegre que contó con la participación de posadeños y también familias de otros puntos de la provincia.

Unas 30 familias participaron del encuentro que se realizó al aire libre. Foto: Natalia Guerrero

Se trata de una tradición que crece con el tiempo y fue heredada de los pueblos eslavos (ucranianos polacos y otras comunidades que se fueron asentando en la zona). Con el correr de los años, toda la provincia fue haciendo eco de la costumbre y replicando el ritual en familia y como comunidad.

Cada grupo familiar lleva su canasta cargada con frutas, verduras, huevos, lácteos, carne, pan, el infaltable chocolate para los niños y algunos otros comestibles que elijan o consuman a menudo. La comida es bendecida durante la celebración y luego compartida por todos los miembros de la familia.

Este año en particular, la consigna de cargar la canasta también llevaba una premisa de convite. La iglesia posadeña invitó a que cada grupo trajera un alimento de más, para donarlo a una canasta comunitaria. “La idea era que cada uno pudiera traer un alimento más en su canasta o en todo caso, donar uno de los trajo a bendecir para formar una canasta comunitaria y entregarla a los que más lo necesita. Compartir y convidar, ese es el sentido”, explicó Jorge Benchaski, párroco de la Catedral, quien tuvo a su cargo la ceremonia, en diálogo con El Territorio.

Un ritual de todos
La preparación y armado del canasto de alimentos es una ceremonia que incluye a todos los miembros de la familia.

Aquellos descendientes de ucranianos y polacos dedican incluso tiempo a la preparación de las paskas (panes caseros decorados) que tienen forma redonda y ocupan el centro de la canasta. Al pan se suma los pysanky y huevos duros, como una señal de la nueva vida. La vela, que también se bendice en la ceremonia y todos los alimentos que se suman representan el día a día del consumo familiar.

Desde Apóstoles, la familia Trinidad llegó a la iglesia para bendecir su canasta. Foto: Natalia Guerrero

“Es como una manera de agradecerle a Dios por todo lo que tenemos, por el pan de cada día y porque podemos compartirlo en familia”, resumió el padre de familia de los Trinidad, que llegaron desde Apóstoles para bendecir sus alimentos en la capital posadeña.

“Cada uno le agrega lo que desea. Por eso algunas tienen dulces, un poco de vino, o lo que cada uno considera o consume en el hogar”, agregó el hombre, que todos los años participa de la ceremonia en su ciudad natal.

“El armado de la canasta es siempre en familia. En la nuestra participan desde los más pequeños -como la bebé Josefina- hasta los más grandes -como la abuela de la casa”, contó, por su parte, Fernanda, que compartió de la ceremonia junto a su esposo Daniel, sus hijos Sebastián y Josefina y el resto de su familia.

“Los niños pintan su conejito de Pascua como una cartita y le agregan a la canasta, además de los huevos de chocolate, que son infaltables”, dijo entre risas.

“Los alimentos se bendicen en agradecimiento a un Dios providente que trae el alimento a nuestro hogar”, explicó el párroco. Además de la bendición de las canastas, en la catedral también se llevaría a cabo una vigilia pascual que empezará en la oscuridad de la noche y con el cirio encendido como representación de la luz de Cristo, “la esperanza y la vida que ilumina las tinieblas”. Hoy también habrá misas a las 9, 11, 18.30 y 20 con motivo de la celebración de Pascuas.

Este año, la fiesta trae consigo un mensaje de importancia y respeto por la vida. “Se trata de vivir la resurrección de Jesús. Este proceso de cuaresma que todos vivimos nos invita a ir dejando morir todo lo que nos limita, morir con Jesús en todo es que nos atrasa, nos limita, lo que nos quita la vida; para resucitar con él a la vida”, dijo Benchaski.

Y agregó: “En estos tiempos, después de dos años de pandemia y en medio de una guerra el trato con la vida debe ser fundamental, especial. Valorar la vida, vivir profundamente ese don. Vivir el día, con su dificultades o alegrías, pero celebrarlo, sentirlo al máximo”.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias