miércoles 18 de mayo de 2022
Muy nuboso 12ºc | Posadas

Hay retrasos de hasta 60 días en las entregas desde los corralones

La escasez de materiales de construcción frena el avance de obras privadas

Hierros y chapas son materiales que cuestan conseguir por problemas en logística y baja en la producción. La escasez obliga a la reconfiguración de pedidos anticipados

miércoles 13 de abril de 2022 | 6:07hs.
La escasez de materiales de construcción frena el avance de obras privadas
A la falta de algunos materiales para la construcción, no paran de registrarse subas de precios. Fotos: Federico Gross
A la falta de algunos materiales para la construcción, no paran de registrarse subas de precios. Fotos: Federico Gross

Por Nazarena Torres y Emmanuel López del Valle
politica@elterritorio.com.ar

El faltante de combustible y su consecuente efecto en la logística y la baja en producción de insumos sigue complicando a los diferentes sectores productivos. Uno de los que más sufre las consecuencias es el de la construcción y los comercios ligados a él, como los corralones. Hierros y chapas son algunos de los materiales que cuestan conseguir, debido a un desabastecimiento que comienza a profundizarse.

Dicha situación de escasez de insumos clave para la construcción, provocan demoras en el desarrollo de obras en el sector público como privado

A esto, se suma otro problema: la inflación. Las listas no dejan de llegar actualizadas cada quince días o incluso, cada semana en los corralones. Esto provoca un efecto derrame al punto de que las ventas comienzan a mermar ya que las familias deciden pausar las obras en marcha o proyectadas ante la difícil situación económica.

Al respecto, Luis Gottschalk, del corralón Don Emilio, señaló que actualmente la actividad registra escasez de algunos materiales y demora en entrega, puntualmente de artículos como hierro y chapa.

“Llega una parte de lo solicitado, por lo que hay una demora en las entregas y en muchos casos, son entre 30 y 60 días la llegada de los materiales que fueron solicitados para la reposición”, explicó el empresario en diálogo con El Territorio.

En este sentido, indicó que uno de los factores que incide en la demora está ligado con la baja en la producción en este rubro puntual. “Las fábricas trabajan con el personal mínimo y no hay una incorporación de gente, antes las plantas de producción estaban trabajando con tres turnos y ahora lo siguen haciendo pero con un turno, situación que genera dificultades en la actividad, que repercute en las entregas de los artículos”, explicó al respecto. Luego, añadió que la baja en el caudal de producción incidió en este punto.

Por otra parte, aclaró que actualmente no hay inconvenientes con la reposición de ladrillos, que en los tiempos más estrictos del confinamientos se observaron faltantes como consecuencia de la baja en la producción pero también por el fuerte incremento en la demanda que se notó en Misiones a partir de junio de 2020.

Asimismo, a las complicaciones por la demora en la entrega de materiales señaló que se sumó el faltante de combustibles que provoca retrasos en la logística del transporte. “Hay muchos problemas para conseguir la nafta para el traslado de los insumos, y eso complica a la actividad que depende también del transporte”, precisó.  Al mismo tiempo, comentó que también incidió el incremento en los valores de las naftas, “ya que el flete para el transporte aumentó 8.000 pesos, por ejemplo para la carga de cementos y de hierros a los puntos de ventas. Es una situación que entendemos, pero también hay una situación en que para los camiones se factura más el litro de combustible, a 200 pesos”.

En medio de la situación, los corralones afrontan un incremento en los precios. Sobre este punto, Gottschalk comentó que “todos los meses estamos registrando aumento de precios en la lista de los materiales, con un promedio mensual de 5 por ciento en general. En el caso del cemento, la bolsa costaba 970 pesos en enero y en marzo, por ejemplo, llegó a 1.150 pesos. En el caso de los hierros y las chapas, están con un promedio mensual del 10 por ciento”. Asimismo, mencionó que durante marzo se registró una suba porcentual mayor a la esperada, con una escalada del 12 por ciento para los artículos mencionados.

Esta situación, en su conjunto, provocó que “actualmente las ventas estén caídas, aunque es una situación cíclica por el comienzo de las clases, y más las últimas precipitaciones que se registraron en la provincia complicaron un poco la actividad. Somos conscientes que el movimiento arranca en mayo, pero la situación del país complica a la actividad que permite que uno no tenga ni pueda realizar previsiones. Lo estamos haciendo con las solicitudes de hierro y chapas, con pedidos anticipados para no contar con faltantes, pero son situaciones dinámicas que van cambiando y complica la previsibilidad”.

Sin previsibilidad

De la misma manera, Rubén Krause de casa Krause resaltó que “el transporte de larga distancia está afectando porque los fletes se encarecen y no se consiguen los camiones para traer. Entonces nos quita la posibilidad de obtener lo que uno necesita para construir y lo que está faltando, por ejemplo cal”, expresó.

Asimismo, remarcó en diálogo con el programa Acá te lo Contamos por Radioactiva 100.7, que se debe “preveer más, con más tiempo para no quedarse sin materiales.  Clavos alambre, hierro chapa todas esas cosas falta siempre”.

Consultado sobre la situación a futuro, manifestó que “va a empeorar, porque si quizás se soluciona esto de la gasolina, pero también está el tema de la inflación. Lo cierto es que todos los meses recibimos aumento, el cemento aumenta 5,  6 por ciento todos los meses y ahí ya arrastra también a otros materiales”.

“Los precios, la falta de material, ahora falta combustible y bueno, hay que ir previendo todo porque se hace difícil organizarse.  Y esto hace que se retrasen las obras”, apuntó.

Al tiempo que adujo: “Hay gente que tiene el dinero y quiere pagarnos anticipado para que le entreguemos después, pero nosotros no sabemos si después vamos a tener la mercadería, así que tampoco podemos recibir pedidos sin entregar. Hay que preveer tener la mercadería para empezar la obra. No queremos fallar, nos piden pagarnos para retirar dentro de un mes y no sé si voy a tener dentro de un mes el material, entonces preferimos no comprometernos, aunque entendemos a la gente que tiene la plata, que se va desvalorizando y no consigue el material”.

Una situación de faltantes de materiales afecta a la industria de la construcción, considerada como la madre de todas las industrias.

Sobre este punto, Juan Carlos Butiuk, integrante de la Cámara Misionera de Empresas Constructoras y Afines (Cameca), planteó que las demoras en la reposición de materiales provoca que en determinados períodos puntuales haya faltante en algunos corralones.

“Hay casos puntuales de escasez de insumos, aunque es una situación muy diferente a la que vivimos en los tiempos más críticos de la pandemia donde sí hubo un faltante generalizado por la parálisis en la producción por el parate en las fábricas”, precisó. Al mismo tiempo enfatizó que en los últimos tiempos hay corralones que registran complicaciones por la demora y faltante de insumos clave para la actividad en Misiones.

Por otra parte, precisó que hay algunas industrias encargadas de la producción de materiales que están registrando complicaciones con la energía, hecho que afecta a la actividad. Para ello, “se está trabajando en soluciones al respecto para mejorar esa situación”.

También, Butiuk señaló que en el último año y medio se produjo un notable incremento en las materias primas, que encarecen el producto final. A ello se agregó las dos subas consecutivas en los precios de los combustibles que afectaron al transporte de los insumos. “Hubo incrementos en los materiales pero no así en los salarios para la mano de obra de las construcción, por lo que es fundamental trabajar en lograr un mejor sueldo para quienes están en la construcción de diferentes obras”, manifestó.

“Los materiales siguen aumentando significativamente en un orden entre el cuatro y seis por ciento mensual. Si lo medimos en términos anuales, estamos hablando de subas entre el 45 y 50 por ciento en rubros puntuales. Por esta situación pueden producirse algunos desabastecimiento y esperas en la entrega, que llegan a los 20 o 30 días”, acotó el integrante de Cameca.

Alza de precios y faltantes en hierro y chapas de zinc

Constantes actualizaciones de listas preocupan al rubro

Recuperación en las ventas en medio de fuertes subas

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias