miércoles 25 de mayo de 2022
Cielo claro 22ºc | Posadas

Una de las fundadoras de Abuelas de Plaza de Mayo visitó Santo Tomé

Delia Cecilia Giovanola, con sus jóvenes 96 años, es una de las doce fundadoras de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo. Es docente jubilada, activista y escritora.

martes 29 de marzo de 2022 | 16:38hs.
Una de las fundadoras de Abuelas de Plaza de Mayo visitó Santo Tomé
Delia Cecilia Giovanola presentó el libro en el que cuenta su historia de búsqueda y recuperación. //Foto: Mercedes Berón.
Delia Cecilia Giovanola presentó el libro en el que cuenta su historia de búsqueda y recuperación. //Foto: Mercedes Berón.

"Las Malvinas son argentinas, los desaparecidos también", reza el cartel que sostiene Delia Cecilia Giovanola en la foto del libro que se titula "Delia Cecilia Giovanola. La lucha que la parió", de autoría de Silvia Villa de Inveraldi, sobrina de Delia.

En la obra se destaca el papel que tuvo su nieta Virginia, que tenía 3 años cuando se llevaron a sus padres  Jorge Oscar Ogando, de 29 años, empleado del Banco Provincia, y Stella Maris Montesano, 27 años, abogada, quien estaba embarazada de 8 meses. Eso ocurrió el 16 de octubre de 1976. Martín nació en cautiverio.

En el libro también cuenta que "a Jorge y Estela, mi hijo y mi nuera, los llevan directamente al pozo de Banfield, que es uno de los centros clandestinos que está en Banfield, centro de tortura, desaparición y muerte, porque el que entraba ahí no salía".

En cuanto a su incursión en Abuelas, recordó que: "Yo empecé a concurrir a Plaza de Mayo el primer jueves de diciembre de 1976, porque en aquella época las clases terminaban indefectiblemente el 30 de noviembre, ahí se terminaba el colegio y comenzaban las vacaciones de verano hasta marzo".

En el camino de su búsqueda, Delia se convirtió en una de las doce fundadoras de Abuelas de Plaza de Mayo.

Virginia fue criada por Delia y su abuelo paterno, Pablo Califano (segundo marido de Delia) desde los 3 añitos. Creció sin saber, sin preguntar. "Ella bajó una cortina" de todo lo que pasó, contaba la abuela.

Ya de grande, "Virginia era personal del Banco Provincia (donde había trabajado su padre), y empieza a averiguar ella sobre su padre. Tenía hambre de saber, porque toda esa niñez que le tapó la verdad se le transformó en ansias de saber, de saber quién era el padre, cómo era el padre, cómo se comportaba, algo que ella había borrado, había bajado una cortina", señala Delia.

Tras encontrarse con una compañera de cautiverio de su madre, Virginia entró en una profunda depresión, de la que no se recuperó. Se suicidó en la ciudad de Mar del Plata el 14 de agosto de 2011, a los 38 años. "Estaba activa… no sé qué pasó con ella, realmente. Puede haber sido por no encontrar a Martín, o por todo lo acumulado, que tuvo oculto dentro de ella durante tanto tiempo. Lo cierto es que cuando vino una compañera de cautiverio de la madre Virginia tuvo una caída tremenda, un cuadro depresivo, y no quería ver ni hablar con nadie. Se trató con psicólogos y psiquiatras, que la medicaron, y le dieron licencia en el banco. Antes no había demostrado nada, todo aquel que la conoció recuerda su alegría. Yo le prometí que seguiría buscando a Martín mientras tuviera fuerzas", decía Delia.

Entre 2006 y 2008 Abuelas había recibido denuncias de que Martín había sido anotado como hijo propio por una pareja, pero no prosperó. Y el 30 de marzo de 2015, Martín se acercó a las oficinas del organismo, donde fue atendido por el equipo de Presentación Espontánea. La investigación siguió su curso y finalmente, Delia encontró a Martín, su nieto.

Durante su presentación en Santo Tomé, que tuvo lugar en el salón del movimiento Martín Fierro, Delia firmó libros y se sacó fotos con todos los que se acercaron.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias