martes 24 de mayo de 2022
Cielo claro 16ºc | Posadas

Locales de Posadas registran consultas por rodados y modalidades de pago

Faltante de insumos provoca retrasos en la entrega de autos

El período de demora de 0km es entre tres y seis meses, afirman las concesionarias. Escasez de microchips y complicaciones con la importación, entre los motivos

martes 29 de marzo de 2022 | 6:05hs.
Faltante de insumos provoca retrasos en la entrega de autos
Algunas firmas comentaron que están llegando pedidos que se hicieron en enero.
Algunas firmas comentaron que están llegando pedidos que se hicieron en enero.

El sector automotor local atraviesa tiempos complejos. Uno de los inconvenientes que aqueja al rubro es la carencia de microchips a nivel mundial, que complica la producción de nuevos vehículos. En el país en general y en Misiones en particular, desde las concesionarias observan faltantes de vehículos, hecho que complica la entrega de autos, lo que, dependiendo del caso, deriva en una demora de hasta cuatro meses.

El escenario mundial en torno a los microchips repercutió en el ámbito local, al que se sumó la demora en la liberación de certificados para los vehículos o partes que son importadas.

Pese a este contexto, del que desde el rubro esperan se normalice en la víspera del segundo trimestre del 2022, las concesionarias consultadas por El Territorio afirmaron que priman las consultas de vehículos y que observan movimiento dentro de las agencias.

Entre las opciones de pago, los planes de ahorro son los más consultados y adquiridos por sobre la financiación bancaria.

Al respecto Ramón Alcaraz, referente del sector automotor en Misiones, se refirió al estado de situación de la actividad. “Estamos viviendo una situación compleja, con una producción limitada por faltantes de microchips, que es algo que se da en todo el mundo. Y en el caso de la Argentina se agrava por la falta de dólares para poder liberar los autos y autopartes que vienen de afuera”, señaló en diálogo con Acá te lo contamos por Radioactiva 100.7.

Por esta situación “ninguna concesionaria tiene stock para la entrega inmediata, situación que lleva a revalorizar la venta de usados por sobre los 0km. Es un fenómeno que ocurre mientras no se normaliza la entrega de nuevos autos, por lo que se mantendría por un tiempo”.

Sobre los tiempos de espera en la entrega, indicó que en promedio se relevan demoras que oscilan de tres a seis meses en general, aunque advirtió que “no hay un plazo porque no depende de las concesionarias ni tampoco de las terminales, porque se necesitan las autopartes para la producción y los chips, que están faltando”.

Por otra parte, indicó que es una situación que afecta a todas las marcas de rodados y que “impide cumplir con los compromisos hacia los clientes”.

Por ello, hubo casos en los que se suspendieron las suscripciones a nuevos planes para el acceso a la compra de un vehículo.

Javier Esquivel, de Vitacar, recalcó que el faltante de productos afecta a todo el mercado automotor y que, en efecto, resiente las ventas.

En diálogo con El Territorio, comentó que actualmente se registra movimiento en los salones de venta, hecho que apunta a la intención de venta. Sin embargo “vimos que en lo que va de marzo la demanda mermó aunque como señal positiva hay gente consultando y analizando operaciones, pero en términos reales, hubo una merma del 12 por ciento en los patentamientos comparados, que es la forma de observar cómo está el mercado”.

Esquivel hizo hincapié en el faltante de insumos que genera complicaciones en la entrega de productos. “Si bien en las concesionarias se ven autos, son vehículos que están para entregas de planes de ahorro, que son los que más se están adquiriendo. Pero si uno viene por un determinado modelo, no hay disponibilidad y hay que esperar”, señaló el empresario, quien acotó que el período de espera ronda los tres meses en promedio.

El mismo escenario planteó el empresario Antonio Camacho, quien aseveró que “no hay productos y eso hace que la venta se torne difícil, porque el mercado está sin stock. Si bien hay modelos en exhibición, son de pedidos anteriores. Paulatinamente se están normalizando, pero la situación es crítica desde hace seis meses e hizo que ahora estamos en un cuello de botella, con mucho tiempo sin facturación y acumulación de pedidos”.

“Estamos recibiendo pedidos que se hicieron en enero. Nunca ocurrió una situación en el que se demore tanto. Esperemos entrar en tiempos normales de facturación, que son de 60 días”, añadió al respecto.

En este contexto, observó una primacía de operaciones con planes de ahorro por sobre la adquisición a través de créditos bancarios. Camacho atribuyó a las bajas cuotas, que motivaron la accesibilidad a través de este mecanismo de pago.

“La gente entra a las concesionarias, ven los autos, pero son los que están para entregar”, planteó.

Al mismo tiempo, el empresario augura para abril una tendencia a la normalización tanto en las entregas como también en la recepción de nuevos modelos para potenciar las ventas. Sobre todo “porque queremos cerrar el 2022 como un buen año”, reflexionó.

 

Vaivenes en la producción de vehículos

Según los últimos datos publicados por la Asociación de Fabricantes (Adefa) de autos, los primeros dos meses arrancaron con indicadores dispares.

Por un lado, enero comenzó con una baja en la producción, que fue de 18.651 vehículos en todo el país. En tanto, en febrero, el número fue mucho mayor ya que la cantidad de nuevos rodados producidos fue de 37.661 en total, más del doble de lo registrado en enero. En tanto, las exportaciones subieron 33% en febrero gracias a 20.024 operaciones. En el mismo mes del año pasado se habían enviado al exterior 15.055 ejemplares.

"El 53,2 por ciento de los autos que se fabricaron en la Argentina durante enero tuvieron como destino algún mercado exterior", consignó el medio Todo Noticias.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias