viernes 20 de mayo de 2022
Bruma 7.7ºc | Posadas

Afirman que aún falta más agua para recuperar las vertientes

Productores califican de bendición a las últimas lluvias pero necesitan más

Sectores agrícolas y ganaderos recibieron las precipitaciones como una bocanada de aire en medio de la escasez. También los arroyos comenzaron a recuperar su caudal

domingo 27 de marzo de 2022 | 6:06hs.
Productores califican de bendición a las últimas lluvias pero necesitan más
Los cultivos recuperan el verde de a poco con las precipitaciones. Foto: Carina Martínez
Los cultivos recuperan el verde de a poco con las precipitaciones. Foto: Carina Martínez

Las intensas lluvias que tuvieron lugar días atrás en la provincia de Misiones cayeron como una bocanada de aire para el sector agrícola, que ya estaba muy ahogado con la sequía. La falta de precipitaciones venía complicando a las diferentes actividades productivas, dejando consecuencias que - se estima - recién se irán revirtiendo en el mediano y largo plazo.

Si bien aducen que aún falta mucha más lluvia para recuperar totalmente los reservorios y vertientes, por lo pronto, cada gota de agua que cae del cielo es recibida como una bendición por los colonos.

Así también, los arroyos comenzaron a recuperar su caudal, como en el caso del Piray Miní y del Piray Guazú en Eldorado, lo que vaticina una esperanza también para lo que es la distribución domiciliaria del vital líquido (ver página 11).

Uno de los sectores más complicados por la escasez de lluvias  es el ganadero. Al respecto, el presidente de la Asociación Ganadera de Andresito, explicó a El Territorio que “estas lluvias nos vinieron al pelo, por supuesto que mejoraron muchísimo los pastos, se recuperaron yerbales y en general todo”.

Sobre la recuperación de vertientes y afluentes, el ganadero adujo que “es lenta pero progresiva, por supuesto que nos falta muchísima agua todavía, hemos tenido zonas en San Antonio donde han venido unas lluvias muy fuertes, torrenciales; pero en la zona de Andresito hemos tenido más bien una lluvia calma, aunque igualmente fue muy buena para el campo”.

En cuanto a lo que es la  siembra, dijo que “no se hace más porque estamos a pie del invierno, tenemos que esperar para volver a sembrar maíz y cultivos anuales”.

Té y yerba

En referencia a uno de los cultivos que mayor sorpresa causó al sufrir el impacto de la sequía, que fue el té misionero, el productor Jonathan Klimiuk remarcó: “Fue una hermosa lluvia, espectacular. Ayuda mucho para la recuperación de las plantas, que venían maltratadas por la histórica sequía”

“Si bien, la planta está mucho mejor, los kilos en rendimiento por la sequía no se recuperan. Ya estamos encarando la última cosecha de la zafra tealera y con las noches frescas, no son favorables para los rendimientos. El té necesita humedad y calor. Pero gracias las últimas lluvias, volvió el verde a la provincia y en buen momento, antes que llegue el invierno. Esperemos que tengan continuidad”, atestó.

Igualmente, respecto de la yerba, otro de los cultivos muy afectados por este escenario, el presidente de la Asociación de productores Agrícolas de Misiones (Apam) Cristian Klingbeil expresó: “Fueron espectaculares las lluvias e incluso fue superior a lo que se pronosticaba, porque en algunos lugares superó los 200 milímetros. Por ahí de entrada fue muy fuerte pero igual estuvo excelente”.

Asimismo, manifestó que “todavía no fue suficiente para recuperar vertientes, va a ayudar a mantener para que no signa decayendo, pero para la recuperación de pozos, arroyos, por lo menos en la zona de Oberá tiene que estar lloviendo en los próximos días de nuevo”.

“Venimos de tres años con déficit hídrico, entonces no es fácil. La ciudadanía tiene que entender que el tema del agua potable va a ser complicado todavía hasta que tengamos unas cuantas lluvias más así, que se recupere bien todo. Muchos piensan que con una lluvia tan linda como la de esta semana ya terminan las consecuencias de la sequía, pero no es así, porque la recuperación del agua demora mucho”, apuntó el productor.

Al tiempo que determinó que en  lo que refiere al agro, las consecuencias se sentirán hasta el año que viene. “Por más que la yerba está teniendo una muy linda brotación, el té también pegó un salto importante, pero ya lo perdido no se recupera, lo que ya no creció cuando tenía que hacerlo, ahora no va a crecer”, concluyó. 

Los arroyos comienzan a recuperar el caudal

Las colonos vuelven a tener esperanza en las chacras

Verduras tardías complican a los feriantes de Alem

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias