viernes 20 de mayo de 2022
Cielo claro 17ºc | Posadas

Qué es un politólogo y para qué sirve

jueves 24 de marzo de 2022 | 6:00hs.
Qué es un politólogo y para qué sirve

En internet aparece una definición que es más complicada que la pregunta “¿qué es un politólogo?”; dice: “Persona que es especialista en politología” … por lo que cualquier lector no especializado preguntará ¿Y qué es politología? Pues nos responderían: “Es la ciencia que estudia la política”.

Menudo problema tendrán quienes se propongan entender científicamente lo que es la política (sobre todo nuestra política). Pero como muchos académicos disfrutan encontrado nuevas incógnitas, sociales, medicinales, físicas, biológicas, geopolíticas, etcétera, llegamos a la conclusión de que un politólogo es un profesional académico que ha elegido para especializarse científicamente, a la política.

El interesado en convertirse en politólogo deberá entonces adquirir nociones de sociología, economía, historia y otras ciencias sociales, ya que deberá estar en condiciones de analizar y clasificar diferentes sistemas políticos, así como conocer las relaciones de poder que se establecen entre los ciudadanos, las características de las instituciones, los procesos de elecciones y las formas de acceso al gobierno, como algunos de sus múltiples temas de interés.

Por lo tanto, cuando anuncien la exposición oral de un politólogo, debemos –si queremos aprender algo nuevo– averiguar su trayectoria, publicaciones, instituciones en las que estudia y comparte sus descubrimientos –en ciencias políticas– y si no se trata de un charlatán que en cada nota o reportaje sólo desea exponer su ideología, probablemente con fines comerciales o electorales.

El politólogo maduro –en la actualidad– está capacitado para trabajar en diversos sectores de la administración pública, en el campo de las relaciones institucionales, como periodista, docente o investigador. En el ámbito de las empresas privadas, puede ser un profesional que esté a cargo de la detección de necesidades, de la planificación de objetivos, del desarrollo de estrategias, así como del diseño y la gestión de equipos humanos y proyectos.

Dado que buen politólogo puede analizar la realidad política y social de su entorno, podrá luego evaluar o sugerir diversas políticas públicas. También debe ser un gran lector, dado que su trabajo le exige la adquisición de numerosos conceptos que sólo pueden encontrarse en libros, publicaciones o tesis. Muchos de estos profesionales terminan siendo autores de referencia de la politología.

Algunas de las competencias y habilidades que debe desarrollar este profesional son: debe tener un pensamiento crítico; o sea adquirir la capacidad de relacionar conceptos, realizar conclusiones y razonamientos pertinentes. También debe desarrollar la capacidad de investigar, recopilar información y elaborar hipótesis exhaustivas. Obviamente un politólogo debe estar informado, tanto de la historia local o nacional, para poder generar análisis efectivos relacionados con la situación política actual en la sociedad.

Debemos aclarar que ser politólogo no es ser político; muchos políticos no han estudiado ciencias políticas ni sociales; en cambio el politólogo tiene una formación múltiple, casi científica, como para impedir que los prejuicios se apoderen de sus críticas y argumentos, y buscar siempre la imparcialidad.

Precisamente, están sucediendo dos acontecimientos que marcan la diferencias entre politólogos de uno u otro bando; la brecha argentina entre populistas u neoliberales o la invasión de Rusia a Ucrania, que muestran diferentes posturas ideológicas que tienen sus particulares politólogos.

Además, la formación multidisciplinaria tendría que darle a un politólogo las herramientas suficientes para entender –y por lo tanto explicar– las problemáticas políticas que enfrente una sociedad determinada y analizar objetivamente las posturas de numerosos políticos de la vida real, aún de aquellos de partidos opuestos o antagónicos.

A mi modesto entender, la política –desarrollada, propuesta y aplicada por los políticos– es el diseño y la ejecución de acciones públicas para la organización de la sociedad. Los políticos se desempeñan en los poderes ejecutivo y legislativo, nacionales, provinciales y municipales, siendo remunerados por el Estado. Los politicólogos –por su lado– pueden trabajar como asesores de los políticos, en la educación, la prensa o en instituciones privadas, o en fundaciones laicas o confesionales.

Según páginas de internet, una lista de politólogos de renombre en la historia debería incluir a filósofos de la antigüedad como Platón, Aristóteles o Plutarco, quienes desarrollaron la filosofía política; pero también, posteriormente, en las obras de otros pensadores modernos como Nicolás Maquiavelo (autor del famoso tratado ‘El príncipe’), el barón de Montesquieu, Jean Jacques Rousseau o Carlos Marx. Otros nombres contemporáneos también destacados, han sido el alemán Max Weber, Harold Lasswell, el italiano Norberto Bobbio, Hannah Arendt y Robert Alan Dahl. Muchos de ellos son responsables de forjar el pensamiento político contemporáneo y también, indirectamente, de la configuración política actual de muchas naciones.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias