viernes 20 de mayo de 2022
Bruma 9ºc | Posadas

Admitieron que pueden excederse en la verborragia, pero sólo cuando juegan

Crece la cantidad de adolescentes que dedica su tiempo a los juegos

Se reúnen en grupos de amigos y familiares o juegan solos por internet. Son pocos los que no participan, pero manifiestan estar rodeados de jugadores

domingo 20 de marzo de 2022 | 6:05hs.
Crece la cantidad de adolescentes que dedica su tiempo a los juegos
Utilizan tanto teléfonos móviles como computadoras. Foto: Marcelo Rodríguez
Utilizan tanto teléfonos móviles como computadoras. Foto: Marcelo Rodríguez

Cada vez es más numerosa la cantidad de jóvenes de entre 14 y 16 años que juegan videojuegos en teléfonos celulares y computadoras. Los más populares y los que más mencionan son Minecraft, Clash Royale, Free Fire, Call of Duty, Fortnite y Clash of Clans. Se trata de estudiantes secundarios de Posadas, quienes en su mayoría dedican desde minutos hasta varias horas al día a esta actividad lúdica. Lo hacen solos a través de internet, es decir, en línea; o bien, se reúnen en grupos de chicos y chicas que pueden ser amigos del barrio o compañeros del colegio.

Algunos también juegan con sus parientes. Asimismo, toman contacto con usuarios de otras provincias y países. En muchos casos, manifiestan que los encuentros propician insultos, pero aseguran que el hecho sólo se da por el contexto, ya que en otras situaciones la relación “es buena”, afirmaron.

Muchos de esos adolescentes confluyen en la plaza San Martín, de la capital, a la salida de los colegios cercanos para recrearse. El Territorio accedió a los testimonios de trece de ellos, tres de los cuales dijeron no haberse vinculado con los videojuegos, pero algunos los conocen porque tienen amistades o compañeros que suelen jugarlos.

En el grupo de los 14 años y que asisten a tercer año, Fabricio manifestó que juega al Minecraft, Clash Royale, Clash of Clans y FIFA, este último en la PlayStation. “Lo hago una hora por día, generalmente solo y online”, comentó. A veces, “estoy en reuniones con chicos y chicas para jugar, y otras veces juego con mi tío y hermano”. En el caso de Fiorela (a quien también conocen como Abi según comentó), es aficionada a Free Fire, Call of Duty y Clash Royale, a los que puede dedicar entre cinco y quince minutos al día. Suele jugar con jugadores anónimos o compañeros del colegio, quienes cuando se reúnen “se pueden insultar sin límite, pero fuera de eso se tratan bien”, manifestó. En la red, interactúa con usuarios de otras provincias y países.

En la franja de los 15 años, Guadalupe contó que juega al Call of Duty, Fortnite y Clash of Clans. “Cuando estoy en grupo juego mucho tiempo, pero no tanto cuando estoy sola”, expresó y agregó que con ese motivo se reúne con chicas y chicos del colegio u online. En los encuentros “se insultan por el juego, pero son insultos amistosos”, aclaró. Conoce gente de distintas provincias o países, dependiendo del juego.

Por su parte, Sofía juega a Clash Royale, Minecraft y Free Fire. “Juego una hora si estoy sola o más si estoy con alguien”, contó. Lo hace con chicas y chicos, con quienes la interacción en ese momento puede ser complicada. “Hay insultos, en los que uno puede tocar un tema que a otro le afecta”, admitió, aunque resaltó que “se tratan bien aparte de eso”. A través de internet, asimismo, conoció participantes de lugares como Buenos Aires, Chaco, Córdoba, Paraguay, Bolivia, Chile y Uruguay.

En tanto que Eliana conoce Clash Royale y Call of Duty. “Yo juego a la madrugada por cinco horas. A veces, con mi papá o amigos de la escuela, que son chicas y chicos”, afirmó. También aseveró que en esas circunstancias se generan insultos, aunque “no nos ofendemos porque nos entendemos”.

Julián, por su parte, juega una hora por día al Pro Evolution Soccer (PES), Pacman y Free Fire. “Juego con amigos del colegio o del barrio o también con gente de otras provincias y países”. Otra joven dijo que en el Clash Royale se usan frases como “tenés carta” o “me ayudás con esto”. Explicó que Minecraft es para crear casas con un montón de personas, por eso “ahí pedimos bloques, maderas, agua”. Sus primos juegan desde chicos y a ella le llamó la atención, por lo cual le enseñaron a jugar.

Entre los jóvenes de 16 años se encuentra Walter, que asiste a cuarto año. Manifestó que juega en el teléfono celular al Free Fire con amigos y amigas del barrio. También con personas de otras provincias y países. “Yo no lo hago, pero a veces, ellos se insultan en el juego”, confesó. Otro adolescente que tiene la afición desde hace cinco años, juega al Clash Royale en casa. “Cuando estoy jugando videojuegos, uso muchos emoticones para hablar”, señaló y agregó que participa con chicos de otros países.

Por otro lado, hay adolescentes que alegaron no tomar contacto con los videojuegos, pero los han oído nombrar. Tal es el ejemplo de Diego, estudiante de tercer año, de 14 años, quien tiene conocidos que realizan dicha actividad. Diana, de 15 años, dijo que “muchos compañeros juegan al Free Fire entre ellos y con personas de otros países. Se insultan, pero fuera de eso se tratan bien”, atestiguó. Sofía, de la misma edad y curso, expresó que conoce jóvenes que suelen jugar el Free Fire y el Clash Royale. “Cuando se reúnen, hablan del juego en sí y se suelen insultar. No tienen un límite, pero sólo en el juego se tratan mal”, afirmó. Por último, Lian, de 17 años, indicó que abandonó los estudios y desconoce el tema de los videojuegos. 

 

Informe de domingo

Juegos en red escenario de riesgos y vínculos

Una comunidad que comparte mucho más que los videojuegos

Un escenario distinto dentro del mundo gamer

Crece la cantidad de adolescentes que dedica su tiempo a los juegos

Cuáles son los videojuegos que más eligen los jóvenes este año

Enredados: las múltiples caras que hay detrás de la virtualidad

Aconsejan acompañamiento e interés de los adultos

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias