martes 17 de mayo de 2022
Cielo claro 10ºc | Posadas

El desembolso de U$S 731 millones sería una pérdida significativa para las reservas

Antes del vencimiento con el FMI, el gobierno busca una alternativa

Mañana el país deberá afrontar el primer pago del año con el organismo de crédito, pero el ministro de Economía apuesta por los ‘arrears’, la vía de los pagos con atraso

jueves 27 de enero de 2022 | 6:02hs.
Antes del vencimiento con el FMI,  el gobierno busca una alternativa

El reloj corre y se acerca el vencimiento de U$S 731 millones con el FMI a pagar mañana, pero el gobierno mantiene el silencio sobre el pago y evitan entrar en el juego del “nerviosismo”. La tranquilidad oficial contabilizó las señales del Fondo Monetario de que se trabaja “para llegar a un acuerdo pronto”, como dijo la vicedirectora Gita Gopinath.

Mientras tanto, en los despachos oficiales hablan de los ‘arrears’, la instancia del FMI para los pagos atrasados. Si no paga mañana, explican, Argentina entraría dentro de esa categoría, en la que queda un poco más de recorrido para llegar al default. “Hay que ser pacientes”, aseguran en el entorno del ministro de Economía Martín Guzmán que apuesta a la disciplina espartana y sigue en contacto diario con el FMI para acercar posiciones.

A esos contactos diarios se sumó el nuevo representante del FMI en Argentina, Ben Kelmanson, que está participando en discusiones en curso entre el equipo del Fondo y las autoridades argentinas, según confirmaron desde el FMI como parte del “diálogo continuo”.

Así, en el Ejecutivo buscan desdramatizar una eventual decisión de no pagar mañana para resguardar las reservas del Banco Central. Los papers del FMI dan cuenta de que los arrears o atrasos, sobre todo los prolongados, son casi tema del pasado.

Antes eran moneda corriente entre países chicos con problemas políticos. Y la literatura también reconoce que “los bajos niveles de reservas pueden ser una señal de que es probable acumular atrasos”.

Una vez dentro de esta instancia, hay 180 días para acordar y los plazos se van estirando. A los dos años, un país puede ser expulsado del FMI. Pero los ex FMI como el argentino Claudio Loser reconocen que si hay una negociación en el medio y voluntad de diálogo, se puede seguir avanzando pese a los atrasos, que pueden pagarse cuando se llegue al acuerdo, y cancelarse con el mismo acuerdo.

Allí entra la discusión por los fondos frescos que también es parte de la negociación con el FMI y si los pagos realizados en el último año pueden volver para fortalecer las reservas.

Mientras se mantenga la negociación, en tanto, los atrasos pueden seguir acumulándose: al pago de enero podrían sumarse los U$S 350 millones de febrero pero no así los U$S 2900 de marzo, si no se llega a un acuerdo antes.

En el mientras tanto, liberaría dólares para pagar a otros organismos multilaterales de crédito y al Club de París, con el que vencen otros U$S 200 millones en marzo y con el que hay que sentarse a rediscutir a fin de ese mes por los U$S 2000 millones que se aplazaron el año pasado con el puente de tiempo. La condición para esa renegociación es contar con un acuerdo con el FMI.

El costo del atraso
En ese marco, el ex director para el Hemisferio Occidental Claudio Loser indicó que “la Argentina puede decir “no pago” y entraría en atrasos”, según indicó en declaraciones a Cadena 3. Sin embargo, esos atrasos implican un costo adicional a los vaivenes del dólar y la presión sobre la inflación, entre otros factores de incertidumbre que dominan al mercado.

“Se vuelve un deudor moroso, por decirlo de alguna manera. Si pasan 90 días del momento en que no realizó el pago empiezan a correr las sanciones”, remarcó Loser, que recordó que “el Fondo no es un banco sino una cooperativa de crédito de todos los países del mundo” y “debe entrarse en un proceso diferente donde se negocian los atrasos”.

Por lo pronto, comenzaron a circular versiones de que el acuerdo entre Argentina y el FMI está a la vuelta de la esquina. Aunque no hay precisiones al respecto, fuentes oficiales sólo indicaron que siguen “en contacto permanente, negociando” con el organismo.

Pero en enero los pagos que deberá desembolsar el gobierno no terminan con los 731 millones de dólares al Fondo. Así, en los últimos días de este mes, el país deberá afrontar también otros pagos referidos al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), por un total de U$S 68 millones, y con el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (Birf) por U$S 17 millones.

 

El dólar blue sigue subiendo

En medio de las negociaciones con el FMI, el dólar blue volvió a subir y renovó su récord.

El paralelo anotó ayer un incremento de $1,5 y cerró en $218 para la compra y $221 para la venta. De este modo, mantuvo con su tendencia alcista y alcanzó un nuevo máximo histórico. Con esta nueva variación, el billete volvió a ampliar la brecha respecto al tipo de cambio oficial. En concreto, muestra una diferencia de más de 111% respecto al mayorista y de alrededor de 101% en comparación con el minorista. En las últimas jornadas, el paralelo hilvanó subas consecutivas que lo llevaron a renovar su récord varias veces. Esto obedece principalmente a la fuerte emisión monetaria de los últimos meses y a la incertidumbre frente a las negociaciones con el FMI, de acuerdo con los analistas.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias