miércoles 25 de mayo de 2022
Cielo claro 28ºc | Posadas

Camila, en las grandes ligas del ciclismo mundial

La misionera Ayala cumplirá el gran anhelo de su vida de correr en uno de los mejores equipos de Europa: el Zaaf Woman de España. “Es un sueño”, compartió

martes 25 de enero de 2022 | 4:00hs.
Camila, en las grandes ligas del ciclismo mundial
La misionera afronta a diario entrenamiento de altísimo nivel. Foto: Gentileza
La misionera afronta a diario entrenamiento de altísimo nivel. Foto: Gentileza

Trabajó mucho para cumplier este sueño. La ciclista misionera Camila Ayala (35) vive días de felicidad al firmar contrato y sumarse a un equipo profesional europeo, uno de los mejores de España, una meta que todo ciclista aspira.

Camila ya viste con los colores del equipo femenino Zaaf, un elenco de características UCI Continental que se encuentra en Navarra.

“Estoy muy muy contenta sobre todo porque fue muy complicado el 2020. Vine ese año a España con muchas ilusiones y la idea era conseguir un trabajo y correr y en la tercera carrera nos agarró la pandemia; recién a final de ese año pudimos correr algunas competencias, pero por el confinamiento habíamos perdido la forma. El año siguiente -el 2021- competí para un equipo amateur de Pamplona en fechas de la Copa de España y otros torneos de la clase k, y una prueba UCI en Navarra, pero no era un equipo profesional, por lo tanto podía correr carreras de cierto nivel”, detalló Camila sobre las peripecias que vivió en estos dos años en España.

La ciclista en febrero del 2020 recién llegada a España, corrió pocas pruebas y llegó el Covid que paralizó todo y tuvo que entrenar aislada en su casa lo físico; y recién comenzaron a correr en septiembre y desde ahí no paró hasta este año, teniendo una gran performance que se vio reflejada con podios, nada más y nada menos que en la cuna de ciclismo europeo y ahora le llegó el gran momento de brillar con un equipo profesional como el Zaaf, cargado de ciclistas brillantes de distintos países que buscarán ser protagonistas en este calendario.

“En este equipo UCI se nos permite correr carreras muy importantes en el calendario internacional”, relató; y vaya si habrá pruebas con los campeonatos nacionales, vueltas de España e Italia, pruebas UCI en distintos países; entre otros tantísimos objetivos del mejor nivel mundial.

La felicidad de Camila
“Me cambió la vida, es un sueño hecho realidad. La experiencia que tenía como ciclista profesional fue en pista con el equipo Reino de Navarra y fue maravilloso, pero luego dejé el ciclismo, me fui de nuevo a la Argentina a estudiar odontología y paré todo por 10 años”, explicó la posadeña.

Es que Camila en su niñez y adolescencia se destacó en la selección argentina de ciclismo; luego junto a su familia residieron en España, tras finalizar el secundario volvió al país y vivió en Corrientes. Allí se graduó como odontóloga y trabajó en Posadas, pero hace dos años atrás decidió darle una nueva oportunidad a su vida en Pamplona para crecer en las dos ramas que ama.

“Fue así que ahora -a su vuelta en el 2020- cuando retomé el ciclismo no tenía ni currículum, ni suficiente nivel para pretender mucho, pero bueno con toda la ilusión regresé a Europa, comencé a trabajar después de la pandemia en una clínica dental como auxiliar asistente dental, porque estoy homologando el título y eso lleva mucho tiempo para poder trabajar en mi profesión, y ahora en diciembre fue el último mes que trabajé en la clínica y recién ahora comienzo a dedicarme al ciclismo profesional… por primera vez en mi vida me voy a dedicar plenamente a lo que me gusta”, compartió contenta.

Además, agregó que “siempre hacía un esfuerzo muy grande combinando el deporte y mi profesión; es que uno lo hace a gusto y se sacrifica, pero en este momento para estar a la altura de las exigencias que significa estar en un equipo así, hay que dedicarse por completo y trabajar muchísimo. La jornada de entrenamiento parece que no termina nunca y cuando terminás de entrenar tu preocupación es descansar y alimentarte bien porque al otro día ya se entrena de nuevo. Es una vida muy sacrificada la del ciclismo, pero lo que me está pasando es un sueño hecho realidad realmente”.

Y es que la pasión manda. A sus 35 años está en su mejor momento físicamente y afrontando una oportunidad que pocos ciclistas tienen en su carrera. “No tiene precio esta oportunidad que me dio la vida; siempre entrené mucho y a gusto, pero dar este paso no es a cualquiera y voy a aprovecharlo al máximo”, selló la posadeña que supo buscar con entereza y trabajo este camino que la lleva a ser profesional en el Viejo Continente.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias