jueves 19 de mayo de 2022
Muy nuboso 15.7ºc | Posadas

Por un test de embarazo fallido fue acusado de violar a su propia hija

Un posterior informe ginecológico descartó que la niña haya sido violada. La Cámara Gesell no fue concluyente y será evaluada psicológicamente en febrero

domingo 23 de enero de 2022 | 4:30hs.
Por un test de embarazo fallido fue acusado de violar a su propia hija
La denuncia fue radicada el pasado 3 de noviembre, en la Comisaría de la Mujer de Campo Grande.
La denuncia fue radicada el pasado 3 de noviembre, en la Comisaría de la Mujer de Campo Grande.

Un test de embarazo que resultó fallido sustentó la imputación contra un hombre sospechado de abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo en perjuicio de su propia hija de 11 años, por lo cual permaneció detenido durante 79 días en la comisaría de Campo Grande.

El último viernes el juzgado de Instrucción Dos de Oberá ordenó la liberación del acusado, tras el cambio de carátula a abuso simple, ya que se descartó que la menor haya sido accedida carnalmente y, por ende, nunca estuvo embarazada.

La denuncia que derivó en la detención del progenitor, de 37 años, fue radicada el pasado 3 de noviembre por la madre de la niña, quien hacía pocas semanas se había hecho cargo de la pequeña.

Días antes, el 29 de octubre, en el hospital de Campo Grande dictaminaron que la menor cursaba un embarazado de cuatro semanas -como se cita en el expediente-, lo que disparó la denuncia contra el papá.

Según consta en la acusación original, la madre mencionó que su hija le contó que el hombre abusada de ella cuando la abuela paterna (quien la crió) se ausentaba. Tamaña acusación, más el citado test, derivaron en la detención del sospechoso.

Ya en Cámara Gesell, considerada una prueba clave en delitos contra la integridad sexual de menores, la niña contó otra versión a la que había brindado su mamá.

La pequeña declaró que su papá la hacía desnudar y manoseaba sus partes íntimas, pero nunca la accedió. Los supuestos abusos se registraban cuando la abuela dormía.

Según fuentes del caso, el relato de la menor no fue concluyente, por lo que en febrero será sometida a un perfil psicológico.

“Todo es mentira”

Previamente, un segundo test descartó el embarazo, lo que luego fue confirmado por una ecografía. En tanto, a solicitud de la fiscalía se realizó un informe ginecológico que descartó que la pequeña haya sido violada, ya que presenta el himen intacto.

De todas formas, por el tenor de la acusación inicial, el imputado tuvo que afrontar 79 días tras las rejas, lo que fue cuestionado por su familia.

En diálogo con El Territorio, la madre del sospechoso y abuela de la presunta víctima, reclamó que “fue acusado injustamente y con el correr de la investigación se demostró que todo es una mentira. Primero decían que violó y embarazó a la hija, pero después que la manoseó, lo que tampoco es cierto. Me duele por mi nieta, que fue inducida por la madre, y también me duele por mi hijo porque tuvo que padecer esta injusticia”.

Asimismo, remarcó la buena tarea del defensor oficial Matías Olivera, al tiempo que subrayó que “en febrero, después de la feria judicial, mi nieta será evaluada psicológicamente y espero que la verdad salga a la luz”.

“La madre nunca se hizo cargo de ella, mi hijo y yo la criamos y le dimos todo el amor del mundo. Pero estuvo un tiempo con la madre y surgió esto. No entiendo por qué la madre inventó algo así, capaz para tapar otra cosa que pasó en su casa. Además, el hospital de Campo Grande también cometió mala praxis con el primer informe, siendo que después se descaró el embarazo y se confirmó que mi nieta nunca tuvo relaciones ni fue violada”.

Grave acusación

La denuncia fue radicada el pasado 3 de noviembre por la madre de la menor ante la Comisaría de la Mujer de Campo Grande, dependiente de la Unidad Regional XI de Aristóbulo del Valle.

El acusado tiene 37 años y, según los certificados que constan en el expediente, padece retraso mental moderado, por lo que posee el Certificado Único de Discapacidad (CUD) y cobra una pensión.

La niña abusada habría sido fruto de una relación casual entre sus progenitores. Tanto es así, que a las pocas semanas de nacida la criatura quedó a cargo de la abuela paterna porque la madre no contaba con medios económicos para criarla y el padre se había mudado temporalmente a Buenos Aires.

De esta forma, la menor siempre vivió con la abuela y tuvo escaso contacto con su progenitora, a pesar de residir en la misma localidad de Campo Grande.

En cambio, luego de su padre regresó de Buenos Aires retomó el vínculo con él y se veían casi a diario, aunque vivían en casas separadas.

El 5 de agosto del año pasado la abuela paterna se presentó ante la comisaría local y radicó una exposición donde dejó asentado que hacía entrega de su nieta a su madre biológica, ya que debía iniciar un tratamiento médico en la ciudad de Posadas.

Fue así que la pequeña se mudó con su madre, al tiempo que siguió en contacto con su padre.

En ese contexto se registró la denuncia por abuso sexual. La madre habría notado cambios en el ánimo de la nena, realizó una consulta médica y la sometieron al test de embarazo que dio positivo (luego descartado), tras lo cual se presentó ante la Comisaría de la Mujer y acusó al progenitor.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias