jueves 19 de mayo de 2022
Nubes dispersas 16.7ºc | Posadas

Hay dos grandes focos activos y otros están contenidos

A un mes del inicio de los incendios, la situación todavía es crítica

La lucha comenzó en diciembre y los bomberos recibieron la Navidad combatiendo las llamas. Desde entonces, el fuego no dio tregua en toda la provincia y continúa

domingo 23 de enero de 2022 | 6:04hs.
A un mes del inicio de los incendios, la situación todavía es crítica
El trabajo de bomberos y colaboradores de las zonas afectadas es incesante. Foto: gentileza Bomberos de la Policía
El trabajo de bomberos y colaboradores de las zonas afectadas es incesante. Foto: gentileza Bomberos de la Policía

Los incendios forestales que afectaron diversas áreas protegidas, plantaciones y pastizales desde el inicio del verano en Misiones y en todo el país son consecuencia de las elevadas temperaturas, superiores a los promedios históricos, sumadas a la extrema sequía y a la intervención humana.

Un mes atrás comenzaron los primeros focos que pusieron en alerta principalmente a los bomberos, y a toda la comunidad en general. Los que le ponen el pecho a la batalla contra el fuego, pasaron la Nochebuena y recibieron la Navidad en medio de las llamas de un incendio en el Paraje San Alberto y otro en Paraje San Carlos, ambos de Comandante Andresito.

Lo que en aquel momento pareció tratarse de un siniestro aislado, era la punta del iceberg de una cadena de incendios que comenzarían a desarrollarse durante esa misma semana y que continúan hasta hoy.

Por nombrar algunos, uno de gran magnitud fue el de la Reserva Natural Urutaú, entre los municipios de Candelaria, Garupá y Profundidad. En tanto, una postal se volvió viral cuando, tras dos días de intenso trabajo en San Pedro, la lluvia llegó y doce bomberos voluntarios lo celebraron en medio de la Ruta Nacional 14, frente a la reserva Yaguaroundi.

Desde entonces, al menos cien focos se originaron en lo que va del verano, de los que prácticamente ningún municipio de la tierra colorada quedó afuera. “No paramos, sólo tomamos impulso y seguimos. El fuego no da tregua y las condiciones extremas del clima no nos favorecen”, había dicho el jefe del cuerpo de Bomberos Voluntarios de El Soberbio, Julián Kruszelnicki, mientras sofocaban un gran incendio en la localidad, pero esta frase podría aplicarse a cualquier jornada de un bombero por estos días.

Durante esos primeros días a fines del mes de diciembre, unas 2 mil hectáreas ya habían sido consumidas por el fuego y eso llevó a Misiones a adherirse a la emergencia ígnea declarada por el Consejo Federal de Medio Ambiente (Cofema).

Si bien aún los daños totales no fueron cuantificados satelitalmente, se estima que fueron varios miles. En Corrientes, por ejemplo, más de 6 mil hectáreas de bosques implantados fueron alcanzadas por el fuego en el último mes y en este contexto, la situación en Misiones no sería muy diferente.

Ante este escenario, fue y sigue siendo primordial la participación del avión hidrante enviado desde Nación, como así también el helicóptero Airbus de la Policía. Esta semana, se dio a conocer que un nuevo helicóptero se sumará a una numerosa flota de equipos destinada al combate contra el fuego y que se fue fortaleciendo en los últimos meses, entre ellos 57 autobombas y 25 camiones cisterna.

A esto se suman las máquinas que abren caminos por tierra, ya que hay zonas de muy dificil acceso, y la colaboración de colonos y vecinos de las zonas afectadas.

Respecto a las causales de los incendios, el 95% son producidos por la mano del hombre, siendo dentro de estos los principales escenarios fogatas y colillas de cigarrillos mal apagadas, el abandono de tierras y la preparación de áreas de pastoreo con fuego. Los factores climáticos como la falta de precipitaciones, las temperaturas elevadas, el bajo porcentaje de humedad, las heladas y los vientos fuertes inciden en su propagación.

Según un informe de peligro de incendios del Servicio Nacional de Manejo del Fuego, las precipitaciones del trimestre pasado fueron deficitarias en toda la región, aunque este escenario se instaló en 2019.

Esta situación estuvo acompañada de temperaturas muy superiores a las normales y, particularmente Misiones, se vio afectada por una ola de calor en la segunda quincena de diciembre de 6 días de duración, situación que se replicó esta última semana con temperaturas superiores a los 40°.

 

Aún quedan focos activos en Colonia Carril y Puente Quemado

Cuatro grandes focos de incendio pusieron en vilo a la sociedad durante esta última semana: el de colonia Carril (El Alcázar), Picada Zulma y zonas aledañas de San Vicente, el de Puente Quemado en Garuhapé (lindante al Parque Provincial Salto Encantado) y el de la Reserva de Uso Múltiple Guaraní (Rumg) de la Universidad Nacional de Misiones, en El Soberbio.

Según comentó a El Territorio Elías Chagas, jefe de Bomberos de la Policía de Misiones, “se mantiene el de Garuhapé y el del Carril en El Alcázar, que son los principales focos que tenemos”.

Y agregó: “Están todos los equipos de la Policía, Bomberos Voluntarios, Plan de Manejo del Fuego, todos. Son los dos puntos más importantes que nos convocan a todos pero están contenidos”.

Los focos de San Vicente lograron ser extinguidos, mientras que el de la reserva de la Unam ya había sido contenido y ayer cuatro cuadrillas se encontraban haciendo guardias de ceniza para evitar que se reactiven las llamas, ya que había focos encendidos en chacras cercanas.

Al ser consultado sobre la cantidad de hectáreas que fueron afectadas durante está última semana, Chagas indicó que “tendríamos que hacer un relevamiento pero a grandes rasgos superamos las 1.500 hectáreas”.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias