miércoles 25 de mayo de 2022
Cielo claro 27ºc | Posadas

La sequía, la falta de lluvia y sus consecuencias se acentúan en Misiones

El cambio climático y La Niña, la combinación de esta crisis ambiental

Expertos explican que estos episodios naturales, sumados a las consecuencias de la acción del hombre en el medioambiente, conducen a una inestabilidad climática

domingo 23 de enero de 2022 | 6:06hs.
El cambio climático y La Niña, la combinación de esta crisis ambiental
Las temperaturas extremas se irán incrementando con el paso de los años, sostienen especialistas. Foto: Nicolás Arce
Las temperaturas extremas se irán incrementando con el paso de los años, sostienen especialistas. Foto: Nicolás Arce

La ola de calor, falta de lluvias, sequía, incendios, pérdida de ganado y de la producción en las chacras tienen dos denominadores comunes: el fenómeno natural de La Niña y el cambio climático.

La situación es alarmante en la provincia y la falta de lluvias complica el abastecimiento de agua en los municipios, muchos de los cuales se están quedando sin previsión. En tanto, productores y ganaderos de la tierra colorada ven el esfuerzo de su trabajo tirado por la borda por la alta afectación de esta situación en plantas y animales. Al mismo tiempo, los incendios no dan tregua y arrasan con cientos de hectáreas de plantaciones forestales, pastizales y reservas, poniendo en grave riesgo la biodiversidad.

“En lo que refiere a la falta de lluvias, acá estamos con el fenómeno de La Niña, que provoca la circulación de viento seco y al haberlo no llueve porque no hay humedad que se condense. Pasamos a tener, momentáneamente, un clima como el de San Juan o Mendoza, que tienen temperaturas altas con falta de lluvias”, explicó a El Territorio, Favio Cabello, meteorólogo y titular de la Dirección de Meteorología y Prevención de Riesgos Naturales (Opad).

Y continuó: “Hasta que La Niña no se vaya vamos a seguir así. En la franja central del país la cosa cambió desde el 6 de enero y se están produciendo lluvias y descenso de temperatura. Eso no va a llegar a nosotros porque estamos dominados por un sistema de alta presión atmosférica que lo que hace es comprimir el aire hacia al suelo aumentando su temperatura. El aire caliente que está sobre la superficie no se eleva y se queda”.

El miércoles en Posadas se vivió el día más caluroso del año con una sensación térmica que pasó los 45° y con temperaturas de entre 38° y 40°. Sin embargo, aclaró Cabello, estas no son las más altas de la historia para la provincia, sino que está dentro de las tres más extremas. La más alta registrada, señaló, se dio en diciembre de 1985 con 42,1°.

El fenómeno de La Niña desaparecerá entre marzo y abril, según estiman los climatólogos, por lo que lo que resta de enero y febrero seguirá en esta misma situación.

“Es una de las peores sequías de los últimos tiempos, no llueve y los productos se están perdiendo, las chacras están polvorientas, los colonos están desahuciados, pero no es la primera vez que les pasa”, indicó el titular de la Opad.

Cambio climático
Según define la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el cambio climático hace referencia “a los cambios a largo plazo de las temperaturas y los patrones climáticos. Estos cambios pueden ser naturales, pero desde el siglo XIX, las actividades humanas han sido el principal motor del cambio climático, debido principalmente a la quema de combustibles fósiles, como el carbón, el petróleo y el gas, lo que produce gases que atrapan el calor”.

“El clima está cambiando a nivel global y nosotros lo estamos viendo a nivel local como parte de eso. Lo que uno piensa es que el cambio climático va a venir o va a suceder, pero la realidad es que ya lo estamos viviendo”, aseguró Agostina Le Vraux, licenciada en genética, docente e investigadora de la Unam, coordinadora del Centro de Investigación del Jardín Botánico.

Las consecuencias de ello ya se están viendo a nivel mundial, calores extremos, derretimiento de hielos continentales y polares, aumento del agua de los océanos, pérdidas de costas, entre muchas otros desastres ambientales.

“El clima mundial se va inestabilizando, se va tropicalizando. La responsabilidad del hombre que lleva al cambio climático es indiscutible, es una discusión que viene desde hace diez años pero a nadie le importa”, se lamentó Cabello.

En esa misma línea, añadió que en los 90 “la comunidad científica internacional aceptó que el cambio climático viene de la mano de un aumento de la temperatura, que lo que produce es un aumento y una expansión de los gases. Esa energía se transforma en fenómenos meteorológicos más violentos”.

En ese contexto, señaló que el pronóstico de aumento de temperatura que se esperaba para 2100 se acortó para el 2050. “Lo que el cambio climático está provocando es que la variabilidad climática sea más frecuente. Se puede pasar de períodos secos a lluviosos en un mismo año, de una neblina a un tornado”, sostuvo.

Para el meteorólogo, no debe preocupar el comportamiento de la naturaleza, sino la adaptación del hombre a esos cambios y a ese comportamiento. “Lo lamentable de esto es que no se puede hacer nada, aunque dejemos de deforestar, aunque implementemos educación ambiental en las escuelas. La situación es irreversible y lo único que queda es la adaptación como hacer casas atérmicas que soporten estas temperaturas, que no se caliente tanto. Será una adaptación con nuevos paradigmas en la construcción, en lo urbano”, dijo.

“Misiones no tiene las condiciones que tiene que tener para afrontar una sequía: necesita más recursos, más personas capacitadas para combatir los incendios, no hay un sistema para afrontar ninguna crisis, pero es algo que pasa a nivel nacional, la cuestión climática está en agenda pero no se hace nada”, aseveró.

Por su parte, Le Vraux hizo hincapié en la gran pérdida en la biodiversidad así como la responsabilidad del ser humano como consumidor.

“Vamos a tener veranos más calurosos y secos y eso va a hacer que aumente el consumo de la energía. El consumo de energía, el uso de combustible y recursos que no son renovables viene sumando hace ya varios años favoreciendo este efecto que produce el cambio en el clima”, acotó.

“A pesar de que hay algunas políticas para mitigar el efecto del cambio climático, no son suficientes. Nuestro nivel de consumo afecta a muy largo plazo a nuestro planeta y no le estamos dando importancia a la basura que generamos. Hay que pensar de manera consciente qué es lo que estamos utilizando y qué es lo que realmente necesitamos”, remarcó.

 

Emisión de gases de efecto invernadero

Generación de energía
La generación de electricidad y calor mediante la quema de combustibles fósiles como el carbón, el petróleo y el gas natural provoca una gran parte de las emisiones mundiales.

Tala de bosques
La tala de bosques para crear granjas o pastos, o por otros motivos, provoca emisiones, ya que los árboles, al ser cortados, liberan el carbono que han estado almacenando.

Transporte
La mayoría de los autos, camiones, barcos y aviones funcionan con combustibles fósiles. Esto hace que el transporte sea uno de los principales responsables de los gases de efecto invernadero.

Consumo excesivo
Cómo se usa la energía, la forma en la que se desplaza, lo que se come y la cantidad de desperdicios que se tiran contribuyen a las emisiones de gases de efecto invernadero.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias