domingo 22 de mayo de 2022
Cielo claro 20ºc | Posadas

Atienden población de toda la provincia

Unas 120 personas accedieron a los tratamientos médicos

En el Hospital Madariaga funciona un equipo interdisciplinario que aborda la temática. Cómo son los procedimientos hormonales o quirúrgicos

domingo 16 de enero de 2022 | 6:05hs.
Unas 120 personas accedieron  a los tratamientos médicos
Florencia Rodríguez. Médica endocrinóloga
Florencia Rodríguez. Médica endocrinóloga

Sancionada en 2012, la Ley 26.743 de Identidad de Género prevé en uno de sus artículos que las personas transgénero tienen goce de su salud integral, a acceder a intervenciones quirúrgicas totales y parciales y/o tratamientos integrales hormonales para adecuar su cuerpo, incluida su genitalidad, a su identidad de género autopercibida, sin necesidad de requerir autorización judicial o administrativa.

La ley también detalla que para el acceso a los tratamientos integrales hormonales no es necesario acreditar la voluntad en la intervención quirúrgica de reasignación genital total o parcial. En ambos casos se requiere, únicamente, el consentimiento informado de la persona.

Todo el tratamiento es gratuito en el sistema público o costeado por las obras sociales.

Bajo esos lineamientos, en 2014 en el Hospital Madariaga de Posadas comenzó a formarse el Comité de Género, integrado por psicólogos, psiquiatras, ginecólogos, urólogos, endocrinólogos y cirujanos plásticos.

Hoy este espacio se tornó de referencia en la región y es el único centro de salud en la zona que tiene un equipo y abordaje interdisciplinario.

Si bien no todas las personas llegan a la cirugía o tratamientos hormonales, el espacio se constituye como un lugar donde también se acercan a despejar dudas.

En diálogo con El Territorio, la médica endocrinóloga Florencia Rodríguez contó acerca de cómo se encaran los tratamientos hormonales, uno de los pilares en el proceso del cambio de género al que ya accedieron unas 120 personas.

“En general vienen por su propia voluntad, porque quieren buscar la solución para el tratamiento hormonal de cambio de género. A veces llegan derivados por otros colegas, pero en general piden turno y vienen directamente. En el hospital hay una agenda especial para la diversidad sexual”, comentó.

Hormonas
Una vez que los médicos se entrevistan con la persona y se le realizan estudios clínicos para conocer su estado de salud, puede iniciar el tratamiento hormonal.

“Básicamente se intenta, con distintas hormonas que se indican, lograr los niveles hormonales del género deseado. Entonces, por ejemplo, en un varón trans lo que se hace es dar testosterona. Hay tres formulaciones, una que es un gel, una inyección que es una por mes, otra cada tres meses. Todo depende de cada persona. Es un tratamiento individualizado, es decir, que se ve en cada caso particular cuál es el más conveniente”, explicó

Y siguió: “La testosterona lo que hace es bajar los niveles de estrógenos biológicos y lograr niveles hormonales de testosterona al rango masculino y lo que se hace siempre es intentar mantener esos niveles”.

Así también se puede lograr, por ejemplo, el crecimiento del vello facial.

A las mujeres trans, en cambio, se les da estrógenos. “A veces logran bajar un poco los niveles de endógenos o testosterona, pero en general, además de los estrógenos, que usualmente usamos en pastillas, lo que se tiene que asociar es un antiandrógeno. Es decir, un anti hormona masculina como para terminar de bajar los niveles de testosterona que tiene la persona y lograr niveles de estrógenos acordes al género deseado”, detalló, al tiempo que aclaró que salvo que haya alguna contraindicación o efecto adverso grave, los tratamientos y controles médicos son de por vida.

Allí se evalúa no sólo los niveles hormonales sino también las complicaciones que puedan aparecer.

Entre los controles periódicos y de por vida también están los estudios de mamas, próstata, Papanicolaou y colposcopia, entre otros.

Sin embargo, el tratamiento hormonal no es totalmente inocuo. Por ello se dejan en claro las posibles reacciones adversas y se charla con la persona para que acuda periódicamente a sus controles.

“Tener en cuenta a las posibles reacciones adversas es muy importante, porque en la medida que se tome conciencia de esto, hace que la persona consulte constantemente y no se automedique ni haga discontinuidad de sus controles. Porque si bien hay efectos que no son tan graves, hay otros que sí”, dijo Rodríguez y ejemplificó cuáles son: “Los más graves tienen que ver en principio con la fertilidad. Necesariamente cuando uno hace el tratamiento hormonal, la producción de gametas, tanto de óvulos como de espermatozoides, se puede ver afectada y en general se ve afectada y a veces es reversible y a veces no. Con lo cual si esa persona en algún momento va a desear tener una progenie propia, necesitaría tener una reserva de esas células”.

“Otro de los efectos adversos bastante complejos y graves es que hay órganos que son muy sensibles a las hormonas, con lo cual pueden desarrollar tumores tanto malignos como benignos de mamas, próstata, útero, etcétera. Por otro lado, en las mujeres trans hay un riesgo de descalcificación ósea. Pueden tener osteoporosis si no se cuidan los niveles de calcio o vitamina D, se hace ejercicio y demás. También puede aparecer trombosis. En los varones trans puede haber un aumento importante de los glóbulos rojos, de los índices de colesterol, presión alta, diabetes. Todo eso es lo que hay que controlar”, explicó.

Sobre las personas que llegan al consultorio, señaló que son de toda la provincia y desde los 15 años en adelante, aunque no hay preponderancia por ningún rango de edad.

“Esto es un trabajo interdisciplinario que se hace a lo largo de la vida. Nosotros empezamos el tratamiento cuando la persona arranca con el cambio. Pero hay distintos tipos de situaciones. Algunos hicieron varios cambios antes. Otros empiezan por el tratamiento hormonal”, precisó la profesional que también trabaja en un centro privado.

“En el sistema privado la demanda es menor, pero también hay consultas. En general son quienes acceden por una obra social, que es la que garantiza el tratamiento. En el sistema privado lo que se tiene es que la consulta es más individualizada. En cambio en el hospital hay un equipo armado. De todos modos uno siempre busca trabajar interdisciplinariamente con los colegas”, sostuvo la médica que se formó en Buenos Aires y decidió desarrollar su vida profesional en la provincia de Misiones.

“Cuando vine acá en 2015 era un tema bastante en boga. Ya estaba formado el comité y como es un tema que siempre me interesó y me parece muy importante, me sumé”, recordó.

Finalmente, reflexionó: “Hay personas que se animan a hacer el cambio siendo mayores y otros que no quieren hacer este cambio. A nosotros llegan los que sí quieren. Pero es algo sobre lo que no se conocía antes o no se hablaba tanto, pero siempre existieron personas trans. Pasa que ahora, por suerte, es más visible y uno puede estar más al tanto de la situación”.

 

La cirugía, otro paso en el cambio

El equipo de cirugía plástica está comandado por el médico Gustavo Abrile. En una nota reciente con este medio, el profesional de la salud contó cómo son los procedimientos en Misiones.

“La intervención de mujer para hombre es masculinizar el tórax, eso implica lo que nosotros llamamos mastectomía que es cuanto se sacan las glándulas mamarias; en el caso de masculino para femenino, es cuando se hace un tratamiento para construir una mama a partir de lo que era el tórax del paciente, que muchas veces se utiliza su propio tejido y otras veces implica utilizar implantes como cualquier paciente que se quiere aumentar el busto”, detalló el profesional de la salud.

Además, el especialista dijo que son más las mujeres que buscan ser hombres que viceversa.

En Misiones no se operan los genitales. Para las cirugías de órganos sexuales primarios (genitales) las personas que quieren hacerlo son derivadas a La Plata, Buenos Aires o Rosario.

 

Orgullosamente trans Los múltiples desafíos hacia un camino de inclusión Relevan a la población trans para la implementación de políticas públicas Cuando la identidad no coincide con el sexo de la partida de nacimiento “Cuando uno se acepta, no importa si los demás dicen algo" De una vida a las escondidas a poder mostrarse tal cual es “No pido que me acepten, sólo respeto y que no me juzguen”

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias