lunes 16 de mayo de 2022
Cielo claro 13.7ºc | Posadas

Algunas fiestas se reprogramaron por suba de casos

Tras el freno por el Covid-19, el rubro de eventos se recupera y con cautela para el año

Actualmente el sector registra sobredemanda por festejos atrasados y por la realización de nuevas fiestas. Un 35% de las actividades no volvió a operar, según Amproe

domingo 16 de enero de 2022 | 5:30hs.
Tras el freno por el Covid-19, el rubro de eventos se recupera y con cautela para el año
Fiestas con menos cantidad de personas, el nuevo escenario. Foto: Federico Gross/Archivo
Fiestas con menos cantidad de personas, el nuevo escenario. Foto: Federico Gross/Archivo

A cinco meses del retorno de los eventos sociales, la actividad en Misiones avanza en una paulatina recuperación luego del parate que provocó la pandemia por coronavirus durante 16 meses para este sector. En este sentido, desde la actividad registran demanda para casamientos, cumpleaños y recepciones, con una particularidad, de menor cantidad de personas, atendiendo a los nuevos aforos y exigencias sanitarias.

Desde la Asociación Misionera de Proveedores y Organizadores de Eventos (Amproe) indicaron que desde octubre a la fecha la reactivación del sector fue importante luego de la parálisis, con el desarrollo de fiestas y encuentros que se debieron postergar en los tiempos más estrictos de la pandemia y con la puesta en marcha de nuevos eventos correspondientes a fines de 2021.

Sin embargo, desde la entidad precisaron que un 35% de las firmas asociadas no volvieron al ruedo, al no soportar durante tanto tiempo el parate de la pandemia y bajaron las persianas definitivamente, mientras que otras debieron reconvertirse.

En vistas al nuevo año, se registran nuevas demandas por festejos sociales como también de eventos corporativos con sede Misiones. En esta línea, indican que los tiempos de la organización se acortaron y las celebraciones son con menos cantidad de personas. Empero, la nueva ola de contagios de coronavirus que afecta a la provincia y al país mantiene en vilo al sector, que ya registra las primeras reprogramaciones para el próximo mes o marzo.

Además, destacan la vigencia del pase sanitario, que garantiza mayor certezas para la concreción de fiestas seguras en el marco de la nueva normalidad que la pandemia suscitó.

Del parate al repunte
En diálogo con El Territorio, Gastón Jilek, presidente de Amproe, comentó que en lo que refiere a los eventos sociales, desde octubre se viene registrando una reactivación en el desarrollo de la actividad. “Se realizaron eventos que estuvieron paralizados por 16 meses, como por ejemplo, casamientos, fiestas de quince años y cumpleaños. Hubo una buena demanda de eventos sociales y ahora, con nuevos pedidos, con nuevas fechas y con modificaciones que la propia pandemia obligó, que son con respectos a los tiempos de la organización, que ya no son de seis o siete meses como era antes para un casamiento, por ejemplo”.

En este marco, Jilek comentó que se observa que la demanda supera ampliamente a la oferta y que una de las secuelas de la inactividad por tanto tiempo es que no se pueda cubrir completamente la oferta. Sucede que los pedidos crecieron ampliamente en los últimos meses, recalcó.

Pero la pandemia dejó varios problemas para el sector. “Tenemos falta de personal, de técnicos, de mozos, de iluminadores. Además, muchos de los emprendedores, en el afán de persistir, se reconvirtieron y muchos otros se mudaron a otras actividades. Eso es un lado negativo que estamos afrontando”, indicó.

Al mismo tiempo, agregó: “Un 35 por ciento de la nómina que contamos en Amproe no volvieron a operar nuevamente. Estamos con una agenda muy apretada y estamos a la espera de que surjan nuevos espacios para los eventos, pero con limitaciones, ya que la provincia no cuenta con grandes espacios que alberguen a 600 personas con mesas y sillas, cerraron muchos salones tradicionales tanto en Posadas, como en Oberá y Puerto Iguazú”.

Allí citó la situación de Posadas: de 20 salones que había antes de la pandemia, apenas cuatro quedaron en pie.

Como otra cara de la moneda, Jilek comentó que “hay mucha demanda de personal, ya que la industria del entretenimiento volvió a rodar y se observa que hay oportunidades laborales y la búsqueda de personal. Eso es muy importante”.

Sobre los eventos corporativos, otra línea que fue afectada por el parate de la pandemia, destacó que “hubo una importante reactivación, con la presentación de nuevos productos o con las empresas que decidieron realizar festejos de fin de año por la necesidad de cerrar un ciclo por parte de bancos, empresas comerciales. En todos los casos, hubo una buena demanda y muchos pedidos que se concentraron entre finales de noviembre y durante todo diciembre”.

Al ser consultado sobre las recepciones, el presidente de Amproe precisó: “Durante 2020 hubo 972 recepciones que no se realizaron. A finales del año pasado sí se pudieron hacer, sumadas a la nueva demanda del 2021. Una particularidad es que las recepciones se realizaron entre semana. Si bien pudimos controlar y cubrir a duras penas la demanda, nos encontramos con esa falta de salones para albergar al público”.

Luego, reflexionó: “Lo que deja la pandemia es la constante readaptación. Hay nuevas oportunidades para algunos predios para la realización de nuevos eventos y otros están en pleno proceso de habilitación o reformas”.

Otro punto en el que enfatizó Jilek fue sobre los festivales y fiestas provinciales y nacionales, que dejaron atrás la virtualidad para volver a realizarse de manera presencial: “La Fiesta del Inmigrante pudo realizarse y otras tantas fiestas locales volvieron a concretarse, y eso fue muy importante a partir del segundo semestre del año pasado, porque movilizan a la industria del evento, que se vuelva a activar después de 16 meses de inactividad. Ahora no se está viviendo un auge de la demanda, sino que se está observando la realización de eventos que por un año y medio no se pudieron hacer”.

Para el 2022
El año nuevo arrancó con mucha demanda para el sector de los eventos. “Lo que empezó a traccionar este 2022 fue el pedido de eventos pero de menor escala. Ya no son multitudinarios”, consideró Jilek.

Sin embargo, por el incremento en los contagios de coronavirus que se está registrando por estos momentos en la tierra colorada y en la provincia, ya hubo algunas reprogramaciones.

“Ya tenemos dos grandes eventos que fueron reprogramados. Ahora estamos en un escenario reforzando los recaudos necesarios, que son clave para esta industrias, y también con la readaptación contrando. Todos los días estamos viendo cómo evoluciona el rubro, que al igual que el turismo, fuimos uno de los más afectados por la pandemia por la gran cantidad de personas que se movilizan”, dijo al respecto.

Comentó que para mediados de enero “hubo una baja importante en los participantes por temor a las variantes del virus que circulan”.

“No tenemos previsibilidad ya que no sabemos cuándo va a ser el pico de la tercera ola, pero sí tenemos una buena proyección para este año, con eventos que se van a hacer, pero en menor escala. Lo que sí sabemos es que en tres meses no vamos a recuperar un año y medio de parate, pero hay muchas expectativas, hay una necesidad de eventos sociales en un nuevo escenario de mucho cuidado y donde la vacunación es fundamental”, subrayó.

Lo que la pandemia dejó
Pedro Fidel, propietario del pelotero Tres Deseos, contó: “Ahora podemos decir que pudimos comenzar a retomar la actividad con normalidad, incluso a niveles mejores que la prepandemia. Fueron casi dos años que no se pudieron festejar y eso nos ayudó en esta situación. Tenemos mucho trabajo, con fechas vendidas hasta junio. Es un puntapié que marca el año”.

Indicó que la demanda se concentra todos los días, con precios que varían de lunes a jueves y de viernes a domingos. En este sentido, precisó que un combo para 20 niños y con asistencia de hasta 70 personas en el salón, el precio inicia en 39.000 pesos.

“Hay muchísimas expectativas, ya que la situación por las vacunas mejoró y eso es un alivio para el sector”, destacó. “Ahora pensamos incorporar a más personal porque hay cada vez más eventos y demanda, y es fundamental cubrir”, mencionó.

“Hubo colegas que la pasaron muy mal y tuvieron que vender todo lo que tenían. Fue una situación muy dura. En nuestro caso, nos reversionamos porque hacíamos decoraciones delivery”, destacó.

 

Pasaporte sanitario, clave

Con el 2022 arrancó la puesta en marcha del pasaporte sanitario para los grandes eventos. “Nuestra postura siempre fue de contar con un pasaporte sanitario y consideramos que la única forma de salir de la pandemia es con la vacunación completa. Desde el sector lo tenemos incorporado desde el inicio y es fundamental para nuestra actividad, dando tranquilidad”, manifestó Gastón Jilek, presidente de Amproe.

Luego consideró que con ello “se fomenta a que la gente se vacune o que complete el esquema, porque tampoco se quiere perder la posibilidad de ir a un restaurante o asistir a un casamiento”.

“Es parte de un bien común de toda la comunidad, de proteger los derechos”, enfatizó.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias