jueves 27 de enero de 2022
Nubes 26.7ºc | Posadas

Está condenado a 6 años de prisión por narcotráfico

Eike fue trasladado a una cárcel de máxima seguridad en Brasil

Por ser considerado un detenido de “alta peligrosidad”, se decidió su detención en Charqueadas, cerca de Porto Alegre. En Argentina esperan el análisis de sus celulares

viernes 14 de enero de 2022 | 4:00hs.
Eike fue trasladado a una cárcel de máxima seguridad en Brasil
El procedimiento se realizó con la colaboración de la Brigada Militar.
El procedimiento se realizó con la colaboración de la Brigada Militar.

Son días movidos para Eike Conrad Dubal (25). El martes abandonó la cárcel de máxima seguridad de Marcos Paz, donde estaba alojado en Argentina, y fue trasladado a Brasil para cumplir una condena por narcotráfico.

Para ello tomó, escoltado por efectivos policiales, un avión de línea hasta Porto Alegre y luego un helicóptero hasta la localidad de Sao Borja, ciudad limítrofe con la correntina Santo Tomé. Allí, donde fue condenado, fue alojado en la cárcel estatal.

Sin embargo, la Superintendencia de Servicios Penitenciarios (Supese) de Brasil decidió un nuevo movimiento, esta vez a otro presidio de máxima seguridad. Se trata de Penitenciária de Alta Segurança de Charqueadas, ubicada a unos 60 kilómetros de Porto Alegre, con una población carcelaria que ronda los 190 internos.

La medida, según pudo saber este medio en base a fuentes oficiales, se debe a que Eike es considerado un detenido de “alta peligrosidad”, pese a que está condenado por un hecho menor en Brasil: vender unos gramos de cocaína en la vía pública.

Es que más allá de que se escapó para no cumplir esa condena, por la cual se terminó emitiendo una alerta roja de Interpol, las autoridades están al tanto de las graves sospechas que hay sobre su persona: quienes siguieron sus pasos en Argentina creen que forma parte del movimiento de cocaína en Sudamérica.

Mientras el joven brasileño tacha los días entre barrotes, las autoridades del Juzgado Federal de Posadas esperan avanzar sobre sus posibles vínculos con organizaciones criminales dedicadas al comercio ilegal de esta droga.

Cuando fue detenido, el 1 de octubre del año pasado, se le incautaron dos teléfonos celulares que están siendo peritados y en los que, confían los pesquisas, podría haber información de relevancia. “Él no esperaba que lo detengan, se lo agarró desprevenido”, dijo un investigador, confiando en que el brasileño no tuvo tiempo de cubrirse. “A eso le tenemos mucha fe”, coincidió otro.

Esa investigación fue impulsada por la Fiscalía Federal de Posadas, que una vez que las autoridades tengan las pericias solicitadas decidirá si hay elementos suficientes como para imputar un delito al joven brasileño, o bien cerrar el expediente.

La División Investigaciones Narcotráfico Interior Noreste de la Afip-DGA, PSA y Nordeste Argentino (GOC-NEA) venían siguiendo sus pasos desde hace bastante tiempo desde su detención. Al detalle, le atribuyen formar parte de la logística en la ruta de la cocaína que sale de Bolivia o Perú.

Hay gran cantidad de videos e imágenes en los que aparece con sus tatuajes identificativos con armas largas, grandes sumas de dinero, drogas sintéticas y con aviones y cargamentos de lo que sería droga en medio de la selva. No tuvieron que escarbar mucho: los materiales los subía él mismo a las redes sociales.

En uno de esos posteos, dijeron los investigadores consultados, se sacó fotos con dos pilotos relacionados al PCC que están prófugos desde el año pasado, cuando un avión monomotor en el que transportaban 400 kilos de cocaína aterrizara forzosamente por problemas mecánicos en el estado brasileño de Rondonia.

 

Le falta el 95 por ciento de la pena

Eike fue condenado a seis años y cuatro meses de prisión por narcotráfico y corrupción de menores en abril del 2019. La Policía Civil local lo detuvo luego de venderle 4,76 gramos de cocaína a un menor de 15 años en mayo del 2015.

Cumplía su condena en un régimen semiabierto, pero el 2 de agosto del 2019 no volvió más a prisión. Por eso después se pidió el pedido de captura internacional por el que finalmente lo detuvieron en la capital de Misiones.

El Tribunal de Justicia de Río Grande Do Sul determinó que la fuga del recluso y el consecuente pedido de captura internacional constituyen una falta grave, además de una evidente riesgo de fuga, por lo que ahora deberá cumplir su deuda con la sociedad mediante un proceso cerrado.

Le queda purgar el 95 por ciento de la pena más la penalidad por escaparse.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias