domingo 23 de enero de 2022
Humo 35ºc | Posadas

Viajar ligero sin olvidarse de nada

De acuerdo a un relevamiento, el 52% de los argentinos afirma que en sus vacaciones empacó de más. La especialista en organización Marie Kondo recomienda buscar versatilidad de prendas y luego guardarlas de manera vertical para optimizar espacios

domingo 09 de enero de 2022 | 6:00hs.
Viajar ligero sin olvidarse de nada

A la hora de planear las vacaciones, buscar pasajes, ver hoteles, analizar promociones, anotar destinos, son cuestiones a tener en cuenta, pero para algunos la más estresante es armar la valija.

Lo primero que hay que hacer es pensar qué llevar y cómo hacer para que todo entre en la valija. Entonces, el orden es la clave. Hay miles de métodos para organizar este cubículo tan reducido, como enrollar la ropa y no apilarla, usar los huecos libres para los pequeños objetos, meter el cinturón dentro del cuello de la camisa para no arruinarlo, entre otras.

Equipaje de más
De acuerdo a un relevamiento realizado por Booking.com, el 52% de los argentinos afirma que en sus vacaciones empacó de más. Por otro lado, los viajeros de nuestro país dedican un promedio de casi cinco horas y media a preparar la ropa de las vacaciones. Este dato convierte a los argentinos en los viajeros latinoamericanos más rápidos en preparar sus valijas. Son seguidos por los mexicanos (6.34 horas), los brasileros (6.42 horas) y los colombianos (6.49 horas).

Una de las grandes referentes en la organización de equipaje es la mundialmente reconocida Marie Kondo, quien tomó relevancia por la serie A ordenar todo. Después de ver varios episodios, son muchos los viajeros que decidieron aplicar su método en sus espacios, incluso la valija.

Aquí el paso a paso: lo principal es planear cuántos días de vacaciones se tomarán, ya que no es lo mismo llevar ropa para un fin de semana que para 15 días. Si el caso es este último, tener en cuenta que un carry on (maleta pequeña o de mano) va a quedar muy pequeño y es mejor invertir un poco más de dinero para llevar una maleta de 23 kilos.

Pensar de manera práctica
Hacer una lista: escribir en forma de ítems lo necesario para el viaje como ropa, calzado, abrigo, productos de higiene, documentación, entre otras cosas.

¿Qué planeas hacer esos días y noches? ¿Se vas a alojar con parientes, en un despartamenta, cabaña o un complejo turístico? ¿Se trata de un viaje muy informal para ir a un asado, estar en la pileta o en la playa? ¿O es más para visitar comercios, restaurantes y hacer turismo? Consultar el pronóstico del tiempo para su destino en la aplicación meteorológica de su teléfono. Si hay probabilidades de lluvias, incluya en su ropa de viaje una campera utilitaria superliviana con capucha.

No olvidarse de artículos imprescindibles como cables cargadores y medicamentos recetados, traje de baño y una pañoleta grande ligera que sirva como chal, pareo, almohada, manta o para embellecer una camiseta sencilla. Recuerde que la meta es empacar lo menos posible con la máxima versatilidad.

Enrollar todo

Para las escapadas se puede utilizar el guardado horizontal de las prendar.

El primer paso es poner en la cama toda la ropa, zapatos, accesorios y artículos de higiene personal que la persona desea llevar con el objetivo de tener un panorama global de las prendas y de lo mucho o poco que pretende cargar en la valija.

Llevar básicos, el segundo paso es pensar en los diferentes looks, de acuerdo al clima y las actividades a realizar. Cada prenda que el viajero empaque debe tener la posibilidad de hacer diferentes combinaciones para cada día.

Salvo que la persona viaje a un destino de clima frío, se deben evitar prendas voluminosas o accesorios engorrosos. Cuando se trata de viajar, lo mejor es llevar prendas básicas que se puedan doblar de forma sencilla y que no ocupen tanto espacio. Y es que hoy por hoy el espacio y el peso de la valija son sagrados.

Una vez que se tengan armados los looks y descartada la ropa que no lleva, es momento de doblarla usando el método Konmari: en vez de guardar las prendas una arriba de la otra, lo más recomendable es hacerlo de forma vertical, como si fuera una biblioteca en el que se pueden ver todos los libros, sin que ninguno quede escondido.

Doblar la remera como se hace normalmente, luego doblar la prenda sobre sí misma otra vez y volver a hacerlo una tercera vez para formar un paquetito. Para comprobar si se hizo bien, hay que poner el paquetito en vertical y ver si se aguanta por sí solo.

Hacerlo de forma vertical, para que se pueden ver todas las prendas.

Si es posible, se debe guardar cada prenda también según su categoría (remeras, shorts, pantalones, entre otras) y, si el viajero lleva prendas más delicadas o voluminosas como camisas o vestidos, es recomendable ubicarlas en la parte superior de la valija, arriba de las demás, para darles más espacio y evitar que se arruguen más de lo debido.

Espacios
Llenar los espacios vacíos: cada centímetro de la valija es potencial. Si queda algún hueco colocar allí las cosas más pequeñas como ropa interior, medias o lo neceseres.

Usar bolsas ziplock: estas bolsas son ideales para colocar los objetos electrónicos cámara, cargadores, adaptadores, audífonos. Además, también es importante llevar bolsas extras para colocar allí la ropa o los objetos sucios.

Usar cinta adhesiva: tapar con cinta adhesiva las tapas de productos líquidos como shampoo, crema de enjuague, jabón líquido o cremas. Esto es importante para que el producto no se vuelque y no manche la ropa.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias