martes 05 de julio de 2022
Cielo claro 26.7ºc | Posadas

Recuerdo de la bestia

domingo 09 de enero de 2022 | 6:00hs.
Recuerdo de la bestia

El dueño de la chacra siempre se reconoció como un tipo escéptico, de esos que tienen que ver para creer. Hasta que en julio del 2010 fue testigo de un hecho que aún lo perturba y lo empuja a un mundo mitológico del que solía renegar.

Lo sorprendió tanto el hallazgo de las gallinas mutiladas como la pasividad de sus dos feroces perros, un dogo y un rottweiler, convertidos en temerosos cachorritos ante la presencia del sujeto que encontró desnudo en la letrina.

“Todo es demasiada coincidencia. Las gallinas muertas, los perros tan bravos que no le hicieron nada y, para colmo, había luna llena. Pero no es la primera vez que pasa algo así en la chacra”, aseguró Paulino, vecino del lugar.

La crónica policial de entonces señaló que un estudiante de ingeniería fue encontrado desnudo dentro del precario sanitario de madera. No presentaba lesiones, pero estaba tembloroso y en evidente estado shock.

Ocurrió en una propiedad de Sección I, Los Helechos, a unos 12 kilómetros del centro de Oberá. El estudiante tenía 29 años y era oriundo de la localidad de Capioví. Luego aseguró que no recordaba cómo llegó al lugar.

“Es increíble que los perros estaban sin collar y el muchacho no tenía ni un rasguño”, declaró el dueño, al tiempo que descartó la hipótesis del robo, como especuló cuando llegó a la chacra y encontró el desastre.

Lo que primero notó fue que habían arrancado tablas del galpón; además, el portón del gallinero estaba abierto y los dos perros, desatados.

Por eso, en un primer momento pensó que los mismos animales habían matado a una veintena de gallinas, y creyó que todo comenzó con un intento de robo “porque estaba todo revuelto, aunque no se llevaron nada”.

Y reconoció que aún no se explica cómo ni por qué los perros estaban desatados y no atacaron al muchacho: “Tienen mucha fuerza y son bravos. Incluso, tuvimos un peón que en seis meses nunca se pudo acercar a ellos. Por eso no entiendo cómo no le hicieron nada al muchacho”.

Precisó que encontró al estudiante dentro de la letrina. Estaba desnudo y su ropa fue hallada a pocos metros del lugar.

Alertó a un vecino y dio parte a la comisaría local. Los policías asistieron al joven y lo trasladaron hasta la dependencia, donde lo vistieron. Luego fue derivado al hospital Samic para los primeros auxilios. Un par de horas más tarde recibió el alta.

Las autoridades notificaron a sus familiares, quienes viajaron desde Capioví para asistirlo. En todo momento el joven insistió con que no recordaba cómo llegó hasta la chacra. Después no se supo más nada de él.

Enseguida los detalles del extraño caso recorrieron la colonia y los lugareños especularon con diferentes versiones, aunque se impuso la hipótesis del lobizón. Y por varias semanas la gente de Los Helechos no habló de otra cosa.

Los lugareños aseguran que los perros de la chacra perdieron la ferocidad que los caracterizaba y se volvieron demasiado mansos para ser guardianes. Todo desde aquella fría madrugada de julio, cuando se midieron con la bestia.

Daniel Villamea

El autor es periodista. El cuento es parte del futuro libro Las guerras de Ceferino y otros relatos.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias