jueves 27 de enero de 2022
Nubes 27.7ºc | Posadas

Después de casi 5 años, Yacaré Manso volvió a cantar en Santo Tomé

jueves 06 de enero de 2022 | 19:02hs.
Después de casi 5 años, Yacaré Manso volvió a cantar en Santo Tomé
Foto: Mercedes Berón
Foto: Mercedes Berón

Y como nadie es profeta en su tierra. El santotomeño Raúl Martínez alias “Yacaré Manso” no escapa a la regla. El 1° de enero accedió a cantar casi “de onda” por pedido de sus amigos en su pueblo natal. Su disco de rock reversionados a chamamé tiene dos nominaciones a los Premios Gardel.

Un año agitado tuvo Martínez, tanto en lo laboral como en lo afectivo. Prácticamente tres años y medio que no visitaba Santo Tomé, “la última vez fue cuando veníamos de una gira que hicimos por Misiones, con Canciones de selva y río. Fue a principios del 2019”, recordó.

Su visita a esta ciudad fue en plan de descanso, “vine sin la idea de cantar, solo para descansar, pero los gurises de Ñandubay organizaron una peña. Me enteré ese mismo día que los chicos de ‘Entrevero’ ganaron un concurso para ir a Cosquín, y organizaron la peña para juntar fondos y me sumé a colaborar con ellos”.

Contó que en esta oportunidad viajó sin guitarra, “hace veinte años que no salía sin la guitarra. Surgió la posibilidad de dar una mano a estos amigos, Pablo Zerpa, Leandro Alcaraz, David Meza, a Juanchi (Villalba) que lo conocí hace poco. Fue una alegría enorme, la peña estuvo buenísima, aparte  hacer lo que me gusta hacer, que es fomentar el folclore, no conservar las raíces, sino seguir expandiendo las raíces en todo sentido”. Agregó que “me agarró un poco desprevenido ahora, yo soy muy organizado con el trabajo, con los shows en vivo, y digamos que no me dio tiempo ni para armar un repertorio, pero fue re lindo, se acercó mucha gente. Aún lo estoy disfrutando, de haber cantado para la gente de mi pueblo”.

Recordó además que la última vez que había cantado en Santo Tomé fue en un festival en 2017. “En mi provincia en general no soy muy conocido, muy convocado, porque yo trabajo mucho en Misiones, en Chaco, en Formosa, en Entre Ríos trabajo un montón. Y en Corrientes nada. Las veces que vengo a Corrientes, cuando participo del Festival en Santo Tomé, creo que son más por insistencia mía que por convocatoria de autoridades”, recalcó.

Además, señaló que antes que arranque la pandemia se encontraba en plena organización de producir un recital en Santo Tomé “con toda mi banda, claro, había pensado en el club River como un buen lugar para hacerlo, y quedó todo ahí como para retomar en cualquier momento”.

En lo que hace al año 2021, el balance para Raúl “en términos laborales creo que fue súper positivo porque cuando se reabrió todo de nuevo se armó una maratón musical, al menos en mi proyecto. Se armó una rueda hermosa, necesaria tanto para el público como para los artistas, en cuestiones laborales re positivo. En cuestiones personales, con muchos cambios, emociones muy fuertes a trabajar, a discutir, y venir a mi pueblo me sirve un montón porque fue un año como partido en dos: el lado de la música que siempre está ahí salvando, y a veces tapando agujeros, y por el otro lado lo personal, la gente por ahí piensa que porque cantas con (Ricardo) Mollo, con Hilda (Lizarazu), con León (Gieco), tocas para el Presidente, piensa que uno está salvado, que está todo bien. Y la verdad es que Buenos Aires es una ciudad donde si te quedas quieto te comen, como yo viví en la calle tengo ese vértigo de que si paro un ratito se para todo. Soy una rueda que está todo el tiempo creando, construyendo, y eso también tiene su lado negativo”.

Recordó que en el interín en el que estaba todo parado, él se animó y elaboró el disco de canciones del rock nacional versionadas en chamamé. “Ese disco abrió otro espectro, primero creo que es porque la propuesta está buenísima, era como muy novedoso, conceptualmente muy interesante, y la frutilla del postre los invitados Mollo e Hilda, y compartiendo también con muchísimos artistas del Litoral, en su mayoría fuellistas (acordeonistas y bandoneonistas), cantoras como Noelia Recalde, Loly Molina que son grandes cantoras contemporáneas de esta nueva camada de artistas de nuestro país. El disco de chamamé tuvo esa cosita que prendió en todos lados, y ayudó a subir un peldaño más de este proyecto”, indicó.

Y cerró el año cantando para el Presidente Alberto Fernández, convocado por él: “fue un reconocimiento hermoso para nuestro trabajo, que hacemos un montón por la cultura nosotros. En época de pandemia llevábamos música a las casas desde nuestros espacios. Y cerrar el año ahí fue emocionante. Lo disfrutamos mucho, más allá de la controversia (política) que pueda tener, la investidura presidencial, tocar para un presidente. Incluso, tengo amigos que no compartimos ideología política, y supieron dejar de lado eso, y ponerse contentos. Fue hermoso”.

Como anécdota contó que en la banda “tengo un amigo, Ruben Insaurralde, que es un charanguista callejero que conocí tocando en el subte, y de repente ese gurí está tocando ahí para el Presidente. Ruben vive en González Catán, en el conurbano, un barrio muy  humilde. El fin de semana anterior habíamos viajado a Santa Cruz a tocar, y viajó por primera vez en avión. Hay muchos condimentos detrás de todo eso también que son satisfactorios, que a uno le hace bien poder darles la posibilidad también a músicos callejeros de poder tocar frente a un Presidente. Yo viví en la calle, toqué en el subte, y sé lo que es el hambre de llegar”.

Proyectos para el 2022

Raúl contó que está terminando un disco nuevo, “ya lo venía trabajando con el de chamamé, pero este es de canciones mías, retomando mi faceta de cantautor. Calculo que para abril ya voy a tener el disco terminado. Ahí hay canciones para mis abuelos, para el ferrocarril, para el barrio estación. Y el río siempre presente” dice este santotomeño enamorado de su tierra.

Además, en dos semanas aproximadamente saldrá un homenaje a Palo Pandolfo. “Se lo hicimos. Se nos murió nuestro querido Palo Pandolfo, un gran referente del rock nacional, poeta del rock como le decían. Hicimos un homenaje versión en cumbia y un poquito carnaval correntino, y un poquito de fusión con el norte, entre charangos y quenas, de Estaré de Palo Pandolfo. Buscamos darle una identidad criolla a una canción muy ligada al ambiente del rock”, dijo.

Por otro lado, no quiso dejar de mencionar que el disco de chamamé fue nominado para los premios Gardel, y fue postulado también el video que hizo en conjunto con Ricardo Mollo, “que es un homenaje a la fauna y flora de los Esteros del Iberá, y que brega por la Ley de Humedales, tan vapuleada que está hoy la naturaleza. Yo tengo un compromiso muy arraigado con el medio ambiente, por eso el nombre de Yacaré Manso, el yacaré está manso porque alteramos su ecosistema. Hay un mensaje de cuidado del medio ambiente, yo le canto mucho a la naturaleza”, indicó.
Si bien Raúl Martínez, alias "Yacaré Manso", ya se fue a Buenos Aires por un compromiso laboral; su pueblo, sus amigos, su familia y sus fans aguardan que su regreso se dé pronto.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias