martes 18 de enero de 2022
Cielo claro 33.7ºc | Posadas

Fue ayer en la capilla Nuestra Señora de Guadalupe de Posadas

Fabrizio, el milagro de la fe, y un almuerzo emotivo y solidario

El niño de 10 años fue diagnósticado con cáncer. Ayer, junto a su familia organizó una comida con los más necesitados para agradecer por la oración por su salud

viernes 31 de diciembre de 2021 | 6:04hs.
Fabrizio, el milagro de la fe, y un almuerzo emotivo y solidario
Fabrizio, de celeste, junto a su familia en el mediodía de ayer. Foto: FEDERICO GROSS
Fabrizio, de celeste, junto a su familia en el mediodía de ayer. Foto: FEDERICO GROSS

Agradecer fue el sentimiento que movió ayer a una familia hasta el barrio Néstor Kirchner, de Posadas, uno de los asentamientos más carenciados en las afueras de la capital provincial.

Allí, en la capilla Nuestra Señora de Guadalupe, estaba Fabrizio Brítez con su familia. El pequeño de 10 años está en tratamiento oncológico por un cáncer que le detectaron en el hígado y ahora, en pleno proceso de recuperación, todos quisieron encarar este almuerzo solidario con los que menos tienen en agradecimiento por los rezos.

“Es un agradecimiento a Dios porque mi hijo está recuperando su salud. Es una actividad que la hacemos de corazón y con mucho esfuerzo”, contó a El Territorio Alejandro, padre del niño, antes de servir la comida para 150 personas.

Pese al intenso calor que se sintió en el mediodía de ayer, el pequeño no faltó a la cita donde mayormente participaron otros niños que se fueron acercando con platos y recipientes para compartir la comida dentro de la capilla.

Una enorme olla de arroz con pollo fue el menú que acompañó el encuentro.

Tratamiento

Según relató el padre de Fabrizio, la enfermedad del niño se inició con un fuerte dolor en el abdomen. “Lo llevamos al médico y le hicieron una ecografía en la que apareció un tumor de entre 5 y 12 centímetros de diámetro”, explicó y siguió: “Tuvo una excelente atención en el hospital de acá, pero me dijeron que como es un cáncer, que tiene dos en uno, ellos no lo podían tratar y que en Buenos Aires sí se podía hacer el tratamiento. Automáticamente lo llevé de manera privada al Hospital Garrahan, lo atendieron de forma excelente, le extirparon parte del hígado y ahora se está recuperando y va bien”.

“Soportó bien el tratamiento y la viene peleando. Le atacaron primero el cáncer más grande y el otro más chico estaba incluido adentro. Ahora empezó un tratamiento con pastillas, son 48 pastillas por mes por entre seis meses o un año. Se le está haciendo una prevención para que esas células malas no tengan tanta fuerza”, señaló y feliz por la mejoría, agregó: “Él ahora está sano, no tiene más cáncer. Está semana le hicieron análisis, que se los hacen cada 15 días, y no aparece nada. La idea es que siga con el tratamiento para que no le suceda nada más y esté sano y salvo siempre. Pero lo que nos dijeron los médicos es que durante diez años el cuerpo genera esas células y para eso se le hacen controles”.

Además de esta actividad solidaria realizada ayer, Alejandro, que tiene un comercio de panificados, comentó que desde hace siete años realiza la merienda dos veces por semana en un merendero cercano.

“Lo único que nosotros le pedimos a la gente es el apoyo con el rezo por la salud de Fabrizio. Y en agradecimiento por los rezos, hoy (por ayer) hacemos esto”, finalizó.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias