sábado 22 de enero de 2022
Cielo claro 36ºc | Posadas

EEUU y Reino Unido marcan nuevos récords de contagios

En ambos países atribuyen primordialmente al sostenido avance a la cepa Ómicron, mientas en el Reino Unido el Ministerio de Salud notificó este miércoles la nueva marca de 183.037 nuevos casos en 24 horas y 914.723 semanales, en Estados Unidos el promedio semanal de casos superó los 265.427 contagios.

jueves 30 de diciembre de 2021 | 11:36hs.
EEUU y Reino Unido marcan nuevos récords de contagios

El Ministerio de Salud del Reino Unido notificó este miércoles 183.037 nuevos casos de coronavirus, cifra que constituye un nuevo récord en el país inmerso en una significativa escalada de contagios en los últimos días, atribuida primordialmente al sostenido avance de la cepa Ómicron.

En los últimos siete días, 914.723 personas dieron positivo en Reino Unido, un balance que incluye cinco días de datos de Irlanda del Norte, tras un desajuste en el relevamiento de infecciones debido a las fiestas navideñas.

Así, el cómputo global de Reino Unido ascendió hasta los 12.559.926 de enfermos desde el inicio de la pandemia, mientras que un total de 148.089 personas han fallecido.

El primer ministro británico, Boris Johnson, informó este miércoles que en Inglaterra aún hay 2,4 millones de personas que se dieron las dos dosis pero no se aplicaron la tercera de refuerzo, y sostuvo que este grupo representa "la mayoría" de los actualmente están internados y en estado grave.

"Lamento decir esto, pero la inmensa mayoría de las personas que actualmente terminan en cuidados intensivos en nuestros hospitales son personas que no reciben un refuerzo", cuestionó a los periodistas en un centro de vacunación.

Y agregó que por esa razón la variante Ómicron sigue causando problemas, entre ellos, una importante tensión en el sistema hospitalario.

"He hablado con médicos que dicen que las cifras ascienden al 90% de las personas en cuidados intensivos que no reciben un refuerzo. Si no está vacunado, tiene ocho veces más probabilidades de ingresar al hospital", abundó Johnson, en un intento por relanzar la campaña de vacunación, especialmente la de la tercera dosis.

Reino Unido ya inoculó con una dosis al 77% de su población, con dos al 70% y ya alcanzó a un 48% con las tres, según datos oficiales recogidos por la agencia de noticias Europa Press.

Para el premier, esta exitosa campaña de vacunación permitió a Inglaterra mantener su nivel actual de control del coronavirus e instó a los británicos a disfrutar de las fiestas de fin de año de una manera "sensata".

El jefe de Estado no quiso referirse a las versiones periodísticas que hablan de flujos importantes de personas que cruzan la frontera desde Gales y Escocia hacia Inglaterra para celebrar las fiestas ya que en esta las primeras regiones, que dependen de los Gobiernos autónomos, las restricciones son más duras.

Sí habló el viceprimer ministro de Escocia, John Swinney, quien advirtió que cualquiera que planee viajar a Inglaterra para festejar el Año Nuevo está tomando un "camino equivocado".

Swinney reconoció que no existen trabas legales para viajar a Inglaterra, donde por ejemplo los clubes nocturnos todavía están abiertos, pero aseguró que hacerlo iría en contra del "espíritu" de las regulaciones establecidas por el Gobierno escocés.

El Gobierno de Reino Unido se vio obligado a reimponer ciertas restricciones ante el incremento de contagios y las preocupaciones que plantea Ómicron, de alta contagiosidad aunque menos letal que su antecesora Delta y ya expandida a gran parte del mundo a velocidad supersónica, lo que llevó a los expertos a hablar de "una segunda pandemia".


ESTADOS UNIDOS

El brote desatado primero por la variante Delta y actualmente por Ómicron parece no tener fin en Estados Unidos, donde el promedio semanal de casos marcó un récord con 265.427 contagios, lo que continúa obligando a suspender festejos masivos y estresa al sistema hospitalario en varias partes del país más afectado del mundo por la pandemia de coronavirus.

En Estados Unidos, un 73% tiene una sola dosis, menos de un 62% las dos y apenas un 20% las tres, pese a que el Gobierno de Joe Biden llama todas las semanas a vacunarse para frenar esta nueva ola que ya nadie duda superará en número de contagios, al menos, a la de principio de año, cuando el pico del promedio semanal fue de 252.000.

Anthony Fauci, el principal epidemiólogo de Estados Unidos y asesor del Ejecutivo en materia de coronavirus, recomendó este miércoles "encarecidamente" que no se celebren grandes fiestas de Fin de Año.

"¨Deberías cambiar o cancelar tus planes?", se preguntó Fauci en la sesión informativa de la Casa Blanca.

"Si tus planes son ir a una fiesta de Nochevieja de 40 a 50 personas con todos abrazándose, besándose y deseándose un feliz año nuevo, recomiendo encarecidamente que este año no hagamos eso", reclamó el funcionario, citado por la agencia de noticias ANSA.

Fauci advirtió que si bien "todos los indicios apuntan a una menor gravedad de Ómicron frente a Delta, no debemos volvernos complacientes, ya que nuestro sistema hospitalario aún podría estar estresado en ciertas áreas".

De las 5,4 millones de personas que murieron a causa de la enfermedad en todo el mundo, más de 821.000 son estadounidenses, según datos en tiempo real compilados por el Centro de Ciencia e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins.

A su vez, Estados Unidos suma 53.3 millones de casos, por lo que continúa siendo la nación más golpeada del planeta, por encima de India y Brasil.

Aproximadamente el 61,9% de la población de Estados Unidos está completamente vacunada.

"Enero será un mes muy muy difícil. La gente debería prepararse para un mes en el que muchas personas se infectarán", alertó el decano de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Brown, Ashis Jha, al canal de noticias CNN.

Al inicio del brote, la variante dominante era la Delta, pero ya Ómicron representa el 58,6% de los nuevos casos, según cifras oficiales citadas por la cadena de noticias ABC.

El avance del virus afecta a muchos estados, pero California se convirtió el martes por la en el primero en superar los cinco millones de contagios, según autoridades locales.

En este contexto, la ciudad californiana de San Francisco canceló el show de fuegos artificiales de Año Nuevo.

La rápida propagación de Ómicron, la más contagiosa hasta el momento, está causando que muchos hospitales estadounidenses alcancen picos históricos de asistencia.

Los estados de Michigan, Vermont, Maine y New Hampshire alcanzaron su máximo histórico de hospitalizaciones este mes, según datos del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

Otras regiones como Washington, Ohio, Indiana y Delaware también experimentan cifras de internaciones cercanas a los mayores índices desde que comenzó la pandemia.

CNN informó este miércoles además que los hospitales pediátricos están especialmente preocupados por el aumento de internaciones y consultas y debido a que después de las fiestas los niños y adolescentes volverán a las clases presenciales en la mayoría de los estados y ciudades.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias