viernes 28 de enero de 2022
Algo de nubes 19.7ºc | Posadas

Té, yerba y ganadería vaticinan un 2022 complejo

Agro apuesta a fortalecer el mercado y potenciar las chacras sustentables

Tras un año favorable, se busca que actividades agrícolas se adapten a los contextos climáticos con el programa Girsar. Plantean que la sinergia público-privada es clave para el proceso

domingo 26 de diciembre de 2021 | 6:05hs.
Agro apuesta a fortalecer el mercado y potenciar las chacras sustentables
El sector tealero prevé un 2022 complejo. Foto: Natalia Guerrero
El sector tealero prevé un 2022 complejo. Foto: Natalia Guerrero

Después de un 2020 de incertidumbre, el 2021 cierra como un año de consolidación del agro misionero, que ganó nuevos mercados en el ámbito nacional e internacional. Pero el año que ya está próximo a comenzar trae consigo dos desafíos bien marcados: focalizar los horizontes de comercialización y avanzar hacia una chacra que se logre adaptar a los efectos del cambio climático. Ambos son los ejes que planteó el ministro del Agro y de la Producción, Sebastián Oriozabala.

Con la reciente presentación del Consejo Agroindustrial de Misiones (CAM), los diferentes sectores productivos de la tierra colorada se reunirán cada cuatro meses para discutir y fortalecer la sinergia público-privada y arribar en conjunto a soluciones a problemáticas en común y diseñar políticas públicas para avanzar en el desarrollo de cada uno de los rubros. Abril de 2022 es la fecha de la segunda reunión para definir los rumbos.

“Logramos un 2021 de consolidación pospandemia y continuar con los trabajos en diferentes áreas que, en su conjunto, permitieron que la economía de la provincia continúe creciendo, conquistar nuevos mercados como pasó con la exportación en el sector forestoindustrial, la yerba mate con la decisión que permitieron avanzar en mercados locales, pensar y avanzar en mercados internacionales”, indicó en diálogo con El Territorio.

En este sentido, consideró que uno de los objetivos para el año venidero será focalizar los horizontes de comercialización “con una continuidad de acompañamiento a todos los sectores, apuntando la industrialización, con técnicas de capacitación y de financiamiento. Un acompañamiento en cada una de las áreas y las etapas”. Para ello, Oriozabala insistió en hacer hincapié en el trabajo mancomunado entre el Estado provincial con el sector privado misionero, sinergia clave para el crecimiento.

La innovación será fundamental, para lo cual se requiere de inversiones en equipamiento y en capacitación al personal.

Y en esta línea, la sustentabilidad en todas las producciones será protagonista. “Es la primera vez en la historia de Misiones que se empieza a contemplar la producción sustentable con una inversión”, indicó Oriozabala para explicar la proyección para el 2022: el programa de Gestión de Riesgos Agropecuarios (Girsar).

“Es una proyección no sólo pensando en el sector productivo sino proyectos de inversión como es el Girsar, que es un programa con el que vamos a cambiar el paradigma de manejo y la primera mirada de adaptación al cambio climático por parte del sector productivo. Se va a trabajar en reservorios de agua, de sistematización de los suelos y en el manejo de los caminos rurales”, precisó el funcionario.

Más tarde, brindó detalles del impacto de la iniciativa: “Se trabajará con la compra de equipamiento para atender incendios rurales, por ejemplo”. Para esto, se destinarán 10 millones de dólares exclusivos a partir de consorcios rurales, que serán 60 a lo largo de toda la provincia. “Estarán integrados por el sector público provincial, el municipal y el del sector privado, generará mucha más fluidez en esta sinergia público-privada, pero lo más importante es que son acciones preventivas ante el cambio climático, por ejemplo, para que los pozos no se sequen. Es claramente para evitar impactos negativos”, detalló.

Por esto, insistió en el acompañamiento del rubro privado, además de que desde cada municipio donde funcionará cada consorcio brinde la ayuda necesaria para evitar el avance del cambio climático, que en los últimos años ya dejó algunas consecuencias y que, por ejemplo, causó un fuerte déficit de lluvias.

Atender a todos los sectores y enfatizar en la sustentabilidad, el resumen de lo que depara el 2022 en el ámbito agropecuario.

Sectores productivos
Representantes de diferentes sectores productivos también dieron su visión de lo que se aguarda para el 2022. El foco está en generar mejores condiciones e impulsar aún más las economías regionales.

En ese sentido, el empresario tealero Jonathan Klimiuk explicó que aunque están cerrando un excelente 2021, las proyecciones para el año que entra son con precaución, ya que “los números no son tan alentadores”.

“Durante el 2021 nos fue muy bien en lo que es exportable, con un incremento bastante considerable, estando consolidados ya en siete países, de los cuales en dos somos la única empresa tealera que está exportando. Estamos trabajando en nuevas certificaciones y estrenando un nuevo sector de envasado bastante tecnológico para el sector y cerrando un año bastante bueno” añadió.

No obstante, en lo que refiere a las perspectivas para el 2022 dijo que “es bastante compleja la situación”, puesto que “lo que fue octubre y noviembre, debido a la crisis marítima de fletes internacionales, se afectó de lleno todo lo que es productos como fertilizantes, herbicidas, con incrementos de 250 por ciento en el valor, los fletes internacionales también tuvieron incrementos de siete veces el valor, de 1300 que estaba, pasamos a 7.000 dólares”.

“Estamos cargando los lotes de los contratos que cerramos y ahora hay que hacer los nuevos contratos para todo lo que es la zafra 2022, pero están demoradas las ventas, el año pasado en esta época ya teníamos cerradas las ventas y este año no, está muy complejo porque Argentina representa el 3% de la producción del té, es muy chica comparando con los grandes productores y más el dólar que no es competitivo para la exportación, los aumentos en insumos y energía, nos complican porque no podemos trasladar todo eso al precio”, aseveró. E instó a que “se normalice esto, para poder ubicar el té argentino en su totalidad”.

Por su parte, Cristian Klingbeil, presidente de la Asociación de Productores Misioneros (Apam) e integrante del Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym), adujo que “el panorama viene tan complicado que esperamos que el precio de la yerba se pueda ir acercando un poco a lo que va a ser la inflación del Indec”.

“En lo que es agro, las cosas subieron de agosto a diciembre más del 80 por ciento en insumos que se necesitan para la actividad”, detalló. Por eso también sostuvo la necesidad de que se mantengan los pagos a corto plazo o de contado, en el mejor de los casos.

Además, recordó la cuestión climática que viene golpeando al sector con las sequías. “Esperamos que llueva porque la verdad es que hay zonas de la provincia que la están pasando muy mal, con una desesperación muy grande. Hay plantas de 10 u 8 años que están a punto de secarse y los pronósticos no son buenos”, explicó.

“Así que esperemos que se pueda mantener una mejora del valor para el productor, el plazo de pago y que acompañe el tiempo, porque después tenemos cuestiones que tienen que ver con la macroeconomía que tiene que tomar Nación para que el dólar de exportación sea más competitivo y siga creciendo tanto la exportación como el mercado interno”, insistió.

Aseveró que hoy es “más que urgente” tener un dólar competitivo, porque la moneda planchada complica la competitividad con los países limítrofes. “Esperamos que haya caminos de diálogo y predisposición para mejorar todos los problemas que se tienen y vayan surgiendo, esperamos un 2022 un poquito mejor para la actividad yerbatera”, cerró.

En tanto, respecto a la ganadería, Víctor Chamula presidente de la Asociación Ganadera de Andresito, remarcó que “las condiciones que venimos sufriendo por las grandes sequías y sus consecuencias nos tienen muy complicados, ya estamos en terapia intensiva, tocamos fondo porque fue un año muy complicado para el sector ganadero y para los que hacen reservas forrajeras”.

“Se perdieron cosechas el año pasado y este año, nuestra situación es caótica”, apuntó en diálogo con el programa Acá te lo contamos por Radioactiva 100.7.

En ese marco, manifestó que “para el año que viene no tenemos proyecciones, seguimos igual, por ahí con el agravante de que hoy los productores están saliendo a regalar y vender a cualquier precio, porque se les están muriendo de hambre y en algunos casos de sed también por la mala calidad del agua, que es escasa”.

“Creemos que el año que viene no tenemos ninguna posibilidad de que la situación mejore porque si hoy llueve, mañana no hay pasto, la hacienda está sobre los potreros, si llueve empieza el rebrote y la hacienda sigue comiendo lo que brota, la reconversión demora muchísimo tiempo”, puntualizó.

Y seguidamente proyectó que “el año que viene se va a sentir en el mercado, carnicerías, la faltante de hacienda como además en los ingresos de los productores que serán muy malos”.

“Vemos con mucha preocupación la situación, aparecen muchos oportunistas que quieren comprar a cualquier precio, por eso pedimos al Estado que se dé una vuelta por Comandante Andresito y vea la situación de los pequeños productores, que nos ayude porque sentimos que nos han soltado la mano”, concluyó.

 

Misiones espera transitar un año de más desarrollo y crecimiento Misiones busca continuar la senda del equilibrio sin claudicar derechos La causalidad se impuso a la casualidad Crecimiento económico y la deuda con el FMI, las dos caras del 2022 Los dirigentes remarcan fortalezas y debilidades a tener en cuenta Para Stelatto, gestionar es el modo renovador de hacer política 2022: gestionar y crear Consolidar más sectores, la clave de la industria misionera en 2022 Comercios y pymes apuntan a un plan de crecimiento sostenido El turismo busca afianzarse tras el despegue que tuvo en el 2021

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias