viernes 28 de enero de 2022
Algo de nubes 22ºc | Posadas

Se refirió al diagnóstico que hizo el organismo del crédito otorgado a Macri en 2018

Deuda: Alberto Fernández calificó como “lapidario” el informe del FMI

El Fondo Monetario Internacional reconoció, entre otras cosas, que el gobierno de Cambiemos debió imponer controles para evitar la fuga de los 45 mil millones

viernes 24 de diciembre de 2021 | 6:02hs.
Deuda: Alberto Fernández calificó como “lapidario” el informe del FMI
“Es algo que ya sabíamos”, dijo el presidente ayer en relacion al informe.
“Es algo que ya sabíamos”, dijo el presidente ayer en relacion al informe.

El presidente Alberto Fernández consideró ayer que el informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre la millonaria deuda contraída por el ex presidente Mauricio Macri 2018 fue “lapidario”.

“El informe, teniendo en cuenta quien lo hace, fue lapidario, pero es algo que ya sabíamos. Nosotros se lo contamos al Fondo y el Fondo en todo caso debió admitir lo que nosotros decíamos”, dijo ayer a los periodistas acreditados en Casa Rosada tras saludarlos con motivo de las fiestas.

Consultado sobre si “esperaba más” por parte del informe que ofreció el organismo, Fernández reconoció: “No, es el Fondo”.

Por último, reiteró su confianza en alcanzar un acuerdo con el FMI y destacó, en ese sentido, los avances que muestra la economía argentina: “está bien, está creciendo bien, estamos contentos, los datos de empleo son buenos, tenemos que trabajar mucho para que el empleo formal se recupere y en eso estamos”, remarcó.

No cumplió ningún objetivo

Más temprano, la vocera presidencial, Gabriela Cerruti, ofreció en una conferencia de prensa una evaluación más detallada sobre el informe publicado por el staff del FMI. “Es realmente lapidario y comparte lo que venimos diagnosticando sobre lo que sucedió con esa deuda, que no cumplió con ninguno de los objetivos”, señaló.

“El informe indica que el préstamo millonario no logró restaurar la confianza del mercado, ni proteger a los más vulnerables de la sociedad, ni fortalecer el marco para reducir la inflación ni progresivamente disminuir las tensiones en la balanza de pagos”, enumeró Cerruti ayer por la mañana.

La publicación, además, “reconoce que buena parte de la deuda que tomó el gobierno de Macri se fue en fuga de capitales porque no existieron los mecanismos correspondientes para que esto no sucediera, además de que no logró siquiera diagnosticar correctamente cuáles son las causas de la inflación”.

“Los reembolsos junto con la fuga de capitales ejercieron una presión considerable sobre el tipo de cambio y, a pesar de las intervenciones, continuó depreciándose”, expresó la portavoz al leer un fragmento del informe, que en su conclusión señala que “se incumplieron los objetivos de crecimiento e inflación del programa”.

En ese sentido, la funcionaria acusó a la administración anterior de tomar un “préstamo que le dieron como un apoyo político a su plan de gobierno que, como todos sabemos, fracasó” y que “compromete a varias generaciones” de argentinos y argentinas.

“Primero toman la deuda y después voltean el Presupuesto. Nos parece, en los dos casos, de un grado de irresponsabilidad muy importante, y esperamos que de aquí en adelante las distintas fuerzas políticas se manejen con responsabilidad para aquellos temas que comprometen a muchas generaciones y que tienen que ver con decisiones que tiene que tomar el Estado Nación y no una fuerza política para su provecho”, subrayó.

Más allá de la contundencia del informe, Cerruti consideró que el diagnóstico que hizo el organismo internacional es “tímido” en “algunos aspectos”.  “Es muy importante que el FMI pueda ver si efectivamente se cumplieron o no los requisitos del Articulo 6 de su Estatuto, en el cual se ponen las condiciones para dar un préstamo a un país de esa magnitud”, remarcó.

Los principales puntos del crítico informe
El programa fue frágil desde el principio, y la estructura de la economía argentina limitó las opciones de política disponibles.

 

El problema fundamental fue la falta de confianza en la sostenibilidad fiscal y externa.
Los problemas estructurales que enfrentaba Argentina, en particular la dolarización, la débil transmisión de la política monetaria, una base exportadora estrecha y una capacidad muy limitada del Estado para obtener préstamos internos, especialmente en pesos, significaban que concentrarse en un problema corría el riesgo de empeorar otro.

Los inversores nacionales y extranjeros estaban atentos a la historia de crisis de Argentina, lo que los hizo notablemente rápidos para pasar de comprar un bono a 100 años a retirar sus fondos.

La fragilidad se vio agravada por las limitaciones políticas en el diseño de políticas y por la interacción entre la política y la confianza del mercado.

Las líneas rojas de la administración eliminaron las opciones de políticas que podrían haber mejorado las posibilidades de éxito.

El FMI se rindió a los supuestos de crecimiento de las autoridades; las proyecciones de crecimiento más realistas, aunque debían presentarse en el Primer Examen, pueden haber beneficiado los debates sobre la estrategia y el diseño del programa.

Fundamentalmente, los riesgos de una depreciación más pronunciada, y las consecuencias para la inflación y el servicio de la deuda, no se incluyeron adecuadamente en las proyecciones alternativas.

El incipiente marco de metas de inflación se mantuvo inicialmente, aunque no se cumplieron las condiciones previas para el éxito.

El programa no contemplaba reformas estructurales más amplias y acomodaba medidas fiscales de baja calidad.

A pesar de la clara comprensión de las experiencias anteriores, y en ausencia de alternativas de política, el programa terminó con una postura de política procíclica, posiblemente empeorando la fuga de capitales.

El programa no cumplió con sus objetivos, a pesar de las importantes modificaciones de las políticas económicas.
El aumento de los reembolsos, junto con la fuga de capitales de los residentes, ejerció una presión considerable sobre el tipo de cambio. A pesar de las intervenciones cambiarias el tipo de cambio siguió depreciándose, aumentando la inflación y el valor en pesos de la deuda pública.

En resumen, el informe concluye que el programa no cumplió con los objetivos de restaurar la confianza en la viabilidad fiscal y externa y, al mismo tiempo, propiciar el crecimiento económico.

 

Relacionadas

Macri criticó y Cristina lo trató de mentiroso

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias