viernes 28 de enero de 2022
Algo de nubes 22ºc | Posadas

La fiscalía y la defensa cuestionaron la labor hecha por la licenciada en Criminalística interviniente

Postergan juicio por pericia con irregularidades

Ante irregularidades en la confección de la prueba accidentológica del siniestro vial que causó la muerte del joven, la defensa de los dos imputados pidió que se haga una nueva

martes 21 de diciembre de 2021 | 4:00hs.
Postergan juicio por pericia con irregularidades
La licenciada en Criminalística respondió ante las consultas de la defensa y del fiscal Rodríguez (derecha). Fotos: Matías Bordón
La licenciada en Criminalística respondió ante las consultas de la defensa y del fiscal Rodríguez (derecha). Fotos: Matías Bordón

De acuerdo a lo que se tenía previsto dentro del cronograma de debates del Tribunal Penal Uno de Eldorado, se esperaba que los alegatos y la sentencia por el juicio que investiga la muerte del joven de Puerto Iguazú Natanael Moreira (19), hecho ocurrido en medio de una presunta persecución que derivó en un accidente de tránsito, se llevarían a cabo durante la jornada de hoy.

Pero ante una serie de contradicciones entre el aporte testimonial de una perito policial con los datos especificados en la pericia accidentológica realizada a raíz del siniestro obligaron a la defensa de los dos imputados que tiene el caso, José Luis Rodríguez y Hugo Hernán Cristaldo, a solicitar a los jueces intervinientes la realización de una nueva prueba que permita esclarecer varios puntos clave.

Entre ellos confirmar científicamente si existió la supuesta patada por parte de uno de los acusados hacía la rueda delantera del vehículo de las víctimas y que derivó en el despiste y derrape mortal.

Luego de la aprobación del tribunal ante el requerimiento de los abogados Fabián Santa Clara y Jorge Fernández - y que contó con el visto bueno del fiscal Federico Rodríguez- el debate pasó a un cuarto intermedio hasta el febrero próximo. Más específicamente a la primera semana, con fecha a confirmar, en donde se espera tener los resultados del nuevo estudio científico. Y que continuaría con los alegatos de las partes y posterior sentencia.

Pero para llegar a esta instancia resultó clave el endeble y cuestionado informe que realizó en su momento la licenciada en Criminalística Fabiana Mendoza (32), quien la mañana del 13 de julio de 2019 fue comisionada por efectivos de la Unidad Regional V para realizar los croquis y pericias en el lugar donde se produjo el hecho: avenida Victoria Aguirre, en inmediaciones de las calles Las Calandrias y Pellegrini.

Una de las primeras consultas de la defensa a la profesional fue en relación a lo que vio al llegar al lugar y con qué se encontró. Al respecto, Mendoza precisó que uno de los primeros aspectos que relevó aquella jornada fueron las manchas de sangre que había sobre el asfalto, como así también marcas de derrape sobre el cordón cuneta y otros sectores. También comentó que encontró una mochila con elementos personales que presumiblemente serían de las víctimas.

Pero el primero de los puntos que hizo dudar a la defensa sobre la confección del informe fue una hoja incorporada a la pericia accidentológica del hecho en donde se mencionaban datos sobre una camioneta que no tendría nada que ver con el hecho que se investigaba.

Ante esto, la testigo se defendió y dijo que los datos del otro vehículo pudieron haberse traspapelado.

Por otro lado, la profesional explicó a los miembros del tribunal y a las partes intervinientes sus estudios hechos mediante la señalización de un croquis. Allí comentó en qué se basó para su realización y los protocolos de acción que siguió.

No obstante, luego fue interpelada por el fiscal Rodríguez, quien en varios momentos corrigió distintos detalles o puntos pocos claros que se contradecían en el relato de la testigo.

En otro punto de lo vertido por la profesional, hizo mención a una marca que detectó sobre el asfalto y que describió como un “brochazo”, término al que explicó como el contacto brusco de un vehículo con otro y que provoca un desplazamiento lateral.

Aunque a la hora de precisar bien qué era exactamente esa marca, no supo decir si en verdad se trató de una mancha de nafta u otro material sobre el asfalto.

Una vez finalizado el aporte de la licenciada en Criminalística, fue el letrado Fabián Santa Clara quien solicitó al Tribunal que se vuelva a realizar una pericia accidentológica ya que en base a lo expuesto por Mendoza y a las distintas falencias detectadas en su informe no se pudo llegar a una conclusión científica que permita confirmar si existió o no una colisión o contacto entre el vehículo de las víctimas y el de los imputados.

Puntos a reconstruir

Antes de aceptar el pedido de la defensa, los magistrados solicitaron a los abogados patrocinantes de los imputados que confeccionarán una lista de puntos que consideren importantes a reconstruir con la nueva pericia.

Entre ellos se pide al nuevo profesional, a cargo de la confección del estudio, que precise si existe evidencia física que permita demostrar impacto o contacto entre los vehículos involucrados en el hecho.

Si es posible determinar si hubo acción de fuerza desde el vehículo Motomel hacia al vehículo Yamaha. En este punto se busca concretamente determinar si la moto de las víctimas habría recibido alguna patada o fuerza de empuje en su fuerza delantera por parte del otro conductor.

Tercero, que se determine la velocidad del vehículo Yamaha teniendo en cuenta sus características técnicas y el peso de los pasajeros.

También que se elabore un croquis ilustrativo con mediciones del camino y objetos presentes en el lugar del hecho y la posición de los vehículos como resultado del siniestro. La posición de los vehículos al momento del impacto o contacto, si es que lo hubo.

Que se determine la distancia de frenado, del vehículo Yamaha, indicando el inicio de dicho frenado y el punto donde termina en el piso.

Por otra parte, también se requirió construir si los vehículos hicieron maniobras irregulares antes del impacto o caída, de una de ellas o ambas. Y si con los datos existentes se puede concluir que hubo un vehículo embistente, contacto entre las motos o acción de fuerzas de una de ellas hacía la otra.

Y por último, que se determine el lugar donde habrían quedado los cuerpos de las víctimas.


“Acá no hubo intención de matar”

Concluida la jornada de debate, El Territorio dialogó con Fabián Santa Clara, uno de los abogados de los imputados, quien justificó el pedido de la defensa en torno a la nueva pericia accidentológica.

Al respecto, comentó: “Nosotros interpretamos que acá existe un homicidio culposo y es lo que pretendemos demostrar con la pericia. No existen acá declaraciones de testigos que no hayan sido parte del hecho, están las declaraciones de los imputados haciendo su defensa material y están las declaraciones de los amigos de Natanael, que fueron víctimas de lo que pasó”. 

Y añadió: “No hay declaraciones imparciales como la de Martínez (chipero), que estaba viendo el hecho y que no pudo ser encontrado. Las declaraciones (en relación al aporte de la perito Mendoza) son controvertidas y en estos casos tenemos la posibilidad de tener conocimiento científico del accidente. Por eso vamos a designar un nuevo perito accidentológico que lleve adelante la pericia y vamos a sacar conclusiones científicas”. 

Por último, remarcó: “Nosotros vamos a demostrar que acá no hubo intención de matar como dice el fiscal de instrucción en su requerimiento de elevación a juicio. Sí habría un obrar negligente en la conducción de los vehículos. Pero no creemos que haya un homicidio con dolo eventual, si es que no hubo contacto entre los vehículos”.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias