viernes 28 de enero de 2022
Nubes dispersas 25.7ºc | Posadas

La historia de Maximiliano López

No le daban expectativas de vida y terminó la primaria

Nació a las 29 semanas de gestación con 1,150 kilogramos y pasó dos meses en el hospital. Hoy se supera día tras día

lunes 20 de diciembre de 2021 | 6:04hs.
No le daban expectativas de vida y terminó la primaria
Egresó y comulgó el día de su cumpleaños
Egresó y comulgó el día de su cumpleaños

Maximiliano Sebastián López (15) nació con 29 semanas de gestación y pesó 1,150 kilogramos. Estuvo casi dos meses hospitalizado y la expectativa de vida que le daban los médicos era escasa.

Sin embargo, Maxi y su familia se aferraron con uñas y dientes a la vida y hoy, pese a las dificultades físicas que presenta, es un adolescente fuerte que busca progresar constantemente.

El viernes último vivió uno de los mejores días de su vida: celebró su cumpleaños, egresó de la primaria en la Escuela 470 Carlos Bossetti, de Puerto Libertad, y además, rodeado de sus afectos, tomó la primera comunión.

Sus padres, Ramón López y Mónica Fernández, contaron a El Territorio: “Nuestro hijo nació prematuro, salió a la vida después de 53 días en el Hospital Samic de Eldorado, cuando los médicos no le daban expectativas de vida. Pero acá estamos, felices por los logros”.

En este sentido, contaron que asistió a la misma escuela desde el jardín de infantes, trayectoria que atravesó “con mucho afecto y acompañamiento de parte de los directivos y docentes y de nuestra parte acompañamos el proceso de aprendizaje con una tutora”, dijo su mamá.

Maxi es fanático de River y del fútbol en general. Además, es dueño de una memoria prodigiosa que le permite reconocer a jugadores de fútbol de diferentes equipos de todo el mundo. Los arqueros, especialmente, son su debilidad y conoce a todos, jueguen donde jueguen.

Respecto a su futuro educativo, sus padres señalaron que lo inscribirán en el bachillerato local.

“Le pone mucho empeño y lo vamos a acompañar hasta donde nos permitan nuestras posibilidades”, aseguró Mónica.

Según especificó, las consecuencias congénitas de su nacimiento no le permiten caminar y también afectaron sus manos. “De ahí que él sepa leer y no pueda escribir”.

Finalmente, comentaron que el chico tiene un acercamiento muy fuerte a la religión, y expresaron que “tal vez por ahí puede venir un aporte fundamental para él y para la sociedad”. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias