domingo 23 de enero de 2022
Muy nuboso 38ºc | Posadas

La marcha de los días: Recinto de vanidades

La oposición había avisado que iba a voltear el presupuesto. En la sesión aprovecharon cuestionamientos del bloque oficialista para sentirse agraviados y con esa pieza de comedia dejaron sin presupuesto al país. Desde el oficialismo, cuestionaron la irresponsabilidad opositora, donde algunos protagonistas no actuaron con el mismo rigor como exigieron ahora, ante el gran endeudamiento con el FMI. Incertidumbre en provincias como Misiones, sobre el envío de fondos y obras financiadas por Nación.

domingo 19 de diciembre de 2021 | 3:26hs.
La marcha de los días: Recinto de vanidades

Hace tres décadas el escritor Tom Wolfe escribió el libro "La hoguera de las vanidades" que luego llegaría al cine con gran éxito. En tono de sátira aborda sobre quienes se creen los dueños del universo y actúan como tal, sin pensar en los que no tienen poder de decisión o están menos protegidos. Más elevado debería ser el compromiso de quienes fueron electos y juraron representar a los sectores más débiles. Es el caso de los diputados, cuyas actuaciones en el momento de analizar el presupuesto evidenciaron estar más preocupados en cuidar los espacios políticos al que pertenecen, ante que a toda la sociedad. Es lo que se observó de la actuación en la Cámara de Diputados. En consecuencias, en dos semanas, el gobierno nacional iniciará un nuevo año sin presupuesto. Es porque la previsión, de ingresos o gastos estimados por la actual administración fue rechazada por la oposición en la Cámara de Diputados, con argumentos que también requieren y serán materia de análisis. En primer lugar, es necesario entender que el presupuesto no es solo un instrumento financiero, sino que la llamada ley de leyes, es la herramienta que permite al ciudadano ejercer su derecho de conocer los destinos de los recursos aportados como contribuyentes o de otros ingresos. Allí se estiman los destinos de grandes inversiones, pero también el posible costo de vida, los fondos a ser destinados a la salud pública, educación, seguridad, asistencia y planes para mejorar las condiciones de vida del ciudadano. Constituye, por lo tanto, una de las bases de la forma republicana de gobierno. Porque a través de la estimación de gastos y recursos, el ciudadano puede conocer las previsiones no solo del Ejecutivo, sino de los otros dos poderes del Estado, el Legislativo y Judicial que también elaboran los planes a desarrollar confiando en contar con esos fondos que se saben, en el país, no son suficientes y, por lo tanto, son necesarios definir bien las prioridades. Una vez resuelto, el programa de gobierno debe ajustarse a la previsión presupuestaria que luego estará en manos nuevamente del Legislativo en controlar la ejecución.


Voltear el presupuesto

Todo lo previo no será ahora posible, porque la oposición haciendo valer su mayoría parlamentaria rechazó con sus 132 votos en contra, superando así a los 121 votos positivos del oficialismo y sus aliados más una abstención. De esta manera, se cumplió con un objetivo trazado por los diputados opositores. Lo dijo un día antes con todas las letras el diputado de la UCR, Martín Tetaz, al afirmar que la oposición estaba a un paso de la mayoría para voltear el proyecto de Presupuesto 2022. Dieron ese paso y voltearon el presupuesto y siendo mayoría no ofrecieron ninguna propuesta alternativa. Queda de esta manera la Argentina sin presupuesto para el próximo año. Lo que para la oposición es un triunfo, representa otro fracaso de la política y refleja que por una grieta de posiciones y pensamientos se deja sin esta herramienta fundamental a todo un país. Es decir, en el intento de pasarse facturas, se castiga al más débil que son los ciudadanos. Durante una sesión de más de 20 horas, que incluyó dos cuartos intermedios para dialogar entre los bloques, se escucharon más cuestionamientos que ideas. Como esas grandes paradojas que aparecen en forma constante en la Argentina y cuando todo parecía encaminado a votarse un cuarto intermedio para intentar llegar a consensos básicos, desde Juntos para el Cambio afirmaron que cambiaron de opinión por la crítica desplegada por el titular del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner, quien cuestionó a la oposición de no haber sido meticuloso en el momento en que el entonces presidente Mauricio Macri avanzaba en el mayor endeudamiento del país. En ese entonces, según cuestionaron, Cambiemos avaló con su silencio el endeudamiento porque tal decisión nunca pasó ni tuvo el aval del Congreso de la Nación. El jefe del bloque radical, Mario Negri, al rechazar el presupuesto lo calificó de un dibujo. Está claro que el presupuesto, es una estimación en general. Negri debería recordar que también en su gobierno no fueron exactos en sus previsiones. Basta repasar que para el 2018 el gobierno de Cambiemos había estimado una inflación de 10% y terminó en más del 47%. Por entonces para Negri, siendo presidente del interbloque de Diputados de Cambiemos, era un presupuesto razonable. Lo mismo sucedió cuando se proyectó en 2019, un dólar a 40 pesos y terminó en 58 pesos o aún peor, nunca hablaron entonces que el gobierno recurriría al Fondo Monetario Internacional para pedir prestado por 57 mil millones de dólares, que nunca figuró ni como dibujo en el presupuesto. Tampoco allí se nota la exactitud exigida pero no cumplida. Lo cierto es que Negri, planteó luego que los errores -en referencia al oficialismo- se pagan y la responsabilidad hay que asumirla, para dejar en evidencia que votaron en contra por sentirse agraviados. La misma excusa fue esgrimida por el diputado Cristian Ritondo para anunciar que su interbloque se opondría a la vuelta del proyecto a comisión y por lo tanto terminaron de rechazar la iniciativa. El gobierno tampoco hizo todos sus deberes para persuadir a la oposición, debutando con una dura derrota en la nueva cámara de diputados. Para futuro se ve un panorama complicado y de mucha tensión en el parlamento argentino, donde el ejecutivo deberá apelar a varias recetas para poder sacar leyes, de lo contrario deberá gobernar por decreto dentro de los límites de la ley. Mientras la oposición sigue con el chip de campaña, endureciendo las posturas que tanto beneficios electorales les dio, pero ahora hay que gobernar y no se puede, como algunos, apelar al caos. Tampoco el FDT puede cerrarse y radicalizarse, porque perjudica al país.


Se recurre a estimaciones del 2021

Al privarse de la política presupuestaria para el 2022, el gobierno recurrirá como base al que aún está en ejecución correspondiente al 2021, como ya lo dispuso el presidente Alberto Fernández. Al no establecerse por ley las erogaciones, el Gobierno por decreto tendrá mayor discrecionalidad para la asignación de los recursos y el jefe de Gabinete, Juan Manzur tendrá prerrogativas constitucionales para disponer cambios de partidas. La oposición que compone el parlamento argentino hizo algo que quedará para la historia, porque es la primera vez desde el regreso de la democracia en 1983, que se votó en contra de un presupuesto. Lo máximo que se hizo hasta ahora era prorrogar el presupuesto del año anterior, como ocurrió en 2010 cuando nuevamente la oposición no dio quórum para aprobar el cálculo de recursos y gastos. Entonces, transcurría el primer mandato de Cristina Fernández. A pesar de ello a la Argentina no le fue nada mal, porque sin presupuesto en el 2011 la economía argentina creció el 6% anual, con récord histórico de inversión bruta interna fija en torno al 24,5% de su Producto Bruto Interno.


Los números económicos

De hecho, la Argentina en lo económico transita por una extraña paradoja. El Producto Bruto Interno (PBI) no para de crecer; se elevó a 4,1% durante el tercer trimestre del año y en comparación con los tres meses previos, de acuerdo a datos oficiales aportados por el Indec. De esta manera, en los dos últimos trimestres lleva acumulado una suba del 10,8% interanual. Dieron fuerte impulso comparado al trimestre anterior las exportaciones que se elevaron 7,3%. Sumado a otros factores destacados como el crecimiento del sector de hoteles y restaurantes (59,8%), que había sido muy golpeado por la pandemia y de la construcción (25,2%). De hecho, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, destacó el martes que la actividad económica recuperó todo lo perdido por la pandemia. Además, con estas cifras, el ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró el lunes pasado que el PBI crecería este año un 10%, luego de haber retrocedido un 9,9% en el 2020, y proyectó un avance de un 4% para el año próximo. Datos que pusieron en dudas en la oposición.

 

Con el FMI

En cuanto al rechazo del presupuesto, está claro que representa un nuevo obstáculo a la compleja negociación que el gobierno sostiene con el FMI, aunque el impacto -al parecer- resultó mucho menos de lo esperado a lo que desde el gobierno llaman el boicot político de Cambiemos al Presupuesto 2022. Tras el final inesperado en Diputados al rechazarse el presupuesto, se celebró apenas algunas horas después una videoconferencia entre el presidente Alberto Fernández y la titular del Fondo Monetario (FMI), Kristalina Georgieva. De uno y de otro lado, llegó la noticia de que las negociaciones están bien encaminadas. Lo hizo público en las redes sociales Georgieva, al sostener que están plenamente comprometidos en seguir trabajando hacia un programa del FMI. Al participar ayer de la presentación de Máximo Kirchner como titular del Partido Justicialista (PJ) bonaerense, Alberto Fernández se refirió al presupuesto apuntando a la oposición que apuran con que se cierre con el FMI, pero no aprueban el presupuesto. Aún más indicó que le piden que arregle la deuda que ellos tomaron, cuestionando la poca honestidad intelectual que tienen al comportarse de esa manera.

Lo cierto es que también representa un escollo al plan Plurianual a tratarse estimativamente en febrero en el Parlamento, en el que se plasman las variables de cómo hará la Argentina para crecer y saldar deudas.


El impacto en Misiones

Justamente muchos acuerdos de último momento entre el gobierno nacional y algunas provincias como Misiones se hicieron pensando tanto en base al Presupuesto nacional 2022 como el plan Plurianual, por lo que pese al rechazo del primero no todo está dicho. Es cierto que genera suma intranquilidad, ya que no contar con las previsiones anuales llena de incertidumbre a las provincias ya que en el presupuesto se establecen las grandes obras a ejecutarse por parte de la Nación o compromisos a ser afrontados de manera compartida. Misiones mediante el interbloque Provincias Unidas había aportado los votos fundamentales para que se aprobara el dictamen con la firma del diputado renovador Diego Sartori. En el medio hubo compromiso de Nación para concretar obras que rondaría los 100 mil millones de pesos, además de la tan ansiada zona aduanera especial. Quienes rechazaron el presupuesto también votaron en contra de estos recursos que estaban previstos que llegaran para Misiones. De allí el malestar de muchos sectores que se expresaron en contra de los legisladores que alzaron la mano en contra y en el que quedaron incluidos los diputados misioneros de Juntos por el Cambio, el radical Martín Arjol, Florencia Klipauka de Activar y Alfredo Schiavoni del Pro. Estos esbozaron un argumento de previo incumplimiento de Nación, pero la realidad mata discurso y lo cierto es que ahora hay mucha incertidumbre no solo sobre la llegada de estos nuevos recursos, sino de los fondos que vienen siendo aportados por Nación. Para conseguir más recursos para Misiones, desde la renovación venían trabajando desde hace meses hasta lograr que se volviera incluir en el presupuesto la creación de zona libre de impuestos, clave en la aspiración de la provincia para el desarrollo económico en lo industrial y tecnológico, además de haber logrado un plan de obras esenciales por casi 100 mil millones de pesos destinados a todos los municipios. Por eso, votaron en consonancia y de manera positiva los diputados de Misiones Diego Sartori y Carlos Fernández, como integrante del citado interbloque y, Cristina Brítez y Héctor Bárbaro, por el Frente de Todos. En cuanto al impacto para Misiones de que no se haya aprobado el presupuesto, el ministro Adolfo Safrán resumió lo que con el voto negativo de los diputados opositores, quedaría sin vigencia desde el Fondo Nacional de Incentivo Docente y el Financiamiento Educativo, la llegada de fondos de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) ya que Misiones es una de las provincias que no transfirió la caja previsional o aún más grave, la incertidumbre sobre los subsidios al transporte que mantienen los costos accesibles al transporte, además de nuevos fondos y la zona aduanera. El gobernador Oscar Herrera Ahuad, recordó que no están en la grieta que divide al país y afirmó no entender este tipo de comportamientos políticos, recordando que se seguirá escuchando la voz de los misioneros y no de los partidos nacionales. Del mismo modo, el presidente de la Legislatura Carlos Rovira hizo trascender su coincidencia con el mandatario provincial y afirmó que seguirá enfocado en luchar a favor de Misiones sin mezquindades políticas. Ahora las miradas están puestas en los diputados de la oposición que votaron en contra porque dicen haber sido agraviados, cuando les recordaron que no habían actuado con tanta exigencia en el momento del mayor endeudamiento del país. Como se dice en Misiones, esa pichadura puede ser mínima porque los verdaderos pichados son ahora los afectados, intendentes, empresarios, comerciantes, emprendedores, que por estas vanidades de los legisladores y al rechazar el presupuesto, también terminaron votando en contra de la provincia, haciendo perder una oportunidad histórica de desarrollo y crecimiento.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias