martes 25 de enero de 2022
Muy nuboso 38.7ºc | Posadas

Demoras de más de 4 horas, potenciadas por el negocio ilegal de la nafta

Cruzar el puente entre Posadas y Encarnación vuelve a ser un calvario

Quienes compran combustible para vender de manera informal, por la diferencia en los importes, pasan de cuatro a siete veces el viaducto por día sobre el paso entre Posadas y Encarnación

viernes 17 de diciembre de 2021 | 6:07hs.
Cruzar el puente entre Posadas y Encarnación vuelve a ser un calvario
Las extensas filas se forman a lo largo de todo el puente Posadas-Encarnación. Foto: Natalia Guerrero
Las extensas filas se forman a lo largo de todo el puente Posadas-Encarnación. Foto: Natalia Guerrero

A pocos días de cumplirse dos meses de la reapertura del puente San Roque González de Santa Cruz, se intensificó aún más el movimiento sobre el viaducto, generando demoras de hasta cuatro horas para cruzar el viaducto desde Encarnación a Posadas. El motivo radica en el gran número de vehículos que trasponen la frontera para llenar los tanques de los autos, dada la diferencia de precios de los combustibles a favor de la Argentina, ya que resulta hasta 100% más económico en este lado del Paraná.

En este sentido, según informaron fuentes consultadas por El Territorio, quienes lucran con la venta de combustible realizan un promedio de cuatro cruces en el día por el puente internacional, para la reventa en Encarnación. Dependiendo de la fila, se hacen hasta siete viajes por día.

Esta situación genera importantes demoras sobre el viaducto, generando esperas que superan las cuatro horas dependiendo del día, en tiempos de altas temperaturas que aquejan a la región. Ayer, por ejemplo, durante la mañana la fila de vehículos para cruzar a la Argentina superó la rotonda del circuito comercial encarnaceno y provocó más de cuatro horas de esperas hasta llegar al puesto de Migraciones argentino.

El intenso movimiento sobre el paso, el segundo más transitado del país después el Tancredo Neves en Iguazú, creció en las últimas semanas, que derivó en que en tres oportunidades la Provincia pidiera a la Nación la ampliación del cupo diario de ingresos establecidos en el marco de la apertura paulatina de las fronteras terrestres, que desde mediados de diciembre es de hasta 8.000 cruces diarios por los corredores habilitados, que son Posadas-Encarnación, Puerto Iguazú-Foz y Bernardo de Irigoyen-Dionisio Cerqueira.

Y en este marco, como informó ayer este matutino, en diversos municipios del norte misioneros se agravó el faltante de combustibles debido a la gran demanda por parte de paraguayos y de brasileños que trasponen la frontera para abastecerse y, en muchos casos, para revender luego de modo ilegal. Esta situación genera esperas interminables para llegar a los surtidores de hasta seis horas, situación que se vive en los surtidores de Puerto Iguazú, que ayer trató la ordenanza para regular la venta de naftas a los extranjeros (ver página 5).

Cruces por combustibles

Según pudo averiguar El Territorio, uno de los motivos de la demora sobre el puente internacional radica en la gran cantidad de personas que día a día trasponen la frontera para abastecerse de combustibles y que, en algunos casos, se dedican a la comercialización informal de la nafta en Encarnación.

“Desde que reabrió el puente, son varios quienes cruzan la frontera para llenar los tanques o para llevar el combustible a vender en Encarnación, dada la diferencia de precios que hay allá. Van y vienen en el día. Dependiendo de cómo esté la fila en el puente, que varía según el día, un mismo vehículo cruza entre cuatro a seis veces por día, o incluso llegan hasta siete veces”, consignó una fuente consultada por este matutino.

Asimismo, agregó que “casi la totalidad del movimiento es con fines comerciales más que por turismo. De cada 10 autos que cruzan, apenas uno o dos son para turismo, mientras que los restantes se dedican al Tránsito Vecinal Fronterizo (VTF), y en ello radica el cruce sobre el puente internacional San Roque González de Santa Cruz”.

La misma fuente añadió que “antes de la pandemia, los paseros se adelantaban en la fila y casi chocaban con los autos que hacían el egreso de la Argentina, pero esta situación terminó con la pandemia, con el cupo diario que se impuso. Hay un promedio de cuatro cruces diarios de una misma persona para abastecerse de combustible, pero los frena la fila por el cupo y eso genera importantes demoras sobre el puente. Pero también, hace que la gente que se dedica a la comercialización de combustibles tenga que viajar más cargado a la vuelta, y por eso aparecen los bidones de naftas y otros tanques que se agregan a los rodados”.

También manifestó su preocupación por el cruce de rodados con combustibles a cuestas  ya que “hace días atrás en el Centro de Frontera a un auto paraguayo se le destapó una tapa y se le derramó combustible. Emanó un fuerte olor intolerable y que pone en peligro a quienes están allí. Si esa situación ocurría sobre el puente, pudo haber ocurrido una desgracia”.

Como informó semanas atrás este medio, el gobernador Oscar Herrera Ahuad anticipó que la Provincia trabaja en una normativa para sancionar a aquellos que vendan combustibles por fuera de los canales formales. “Voy a sacar una normativa tajante y contundente para la venta que se realiza fuera de los canales formales y las ventas ilegales que hagan las estaciones de servicio. Vamos a actuar con todo el peso de la normativa y estamos trabajando cuáles serían los tipos de sanciones que caerían”, manifestó a principios de diciembre. Y en esta marco, fundamentó que “en los últimos días vimos que hay ventas que no son formales, que lo vemos todo por redes sociales, y es una situación muy preocupante en materia de seguridad, porque esos vehículos que transportan combustibles pasan por un puente y si llega a ocurrir un accidente en el puente, o lo que pueda ocurrir, con ese volumen de combustible puede generar una situación catastrófica”.

En esta línea, la Junta Interna de Migraciones Delegación Posadas emitió un comunicado alertando sobre el peligro en el traslado de combustibles sobre los puentes. “Nos encontramos en estado de alerta debido a que el peligro que reviste el traslado de materiales altamente inflamables como la nafta en condiciones inadecuadas, que convierte a nuestros pasos en lugares en los que, de no mediar una respuesta, tarde o temprano sucederá una tragedia”, indicaron.

Allí alertaron que “el traslado no se realiza solamente en los tanques de vehículos, sino que se ha comenzado el traslado en bidones plásticos que son trasladados en motores de vehículos, que resulta peligroso por las posibilidades de ignición y la inhalaciónde los vapores de estos productos que también es altamente nociva para la salud”.

En el documento recordaron una situación que se produjo el martes en Bernardo de Irigoyen, en el que un auto que transportaba combustible de manera ilegal sufrió una fuerte explosión mientras se movilizaba en una de las avenidas de ingreso al municipio.

Uno de los principales motivos por los que se realiza los cruces es por la diferencia de precios de la gasolina entre la Argentina y Paraguay. Por ejemplo, el litro de nafta premium sale 106,90 pesos, mientras que en Encarnación, 284 pesos (9.950 guaraníes). En tanto, la súper en la tierra colorada se consigue a 93,70 pesos y del otro lado del Paraná, a 194 pesos (6.810 guaraníes). Y el diésel, 87,90 pesos y 180 pesos (6.330 guaraníes).

En este punto, desde Encarnación indicaron que el combustible argentino se comercializa en bidones y el litro de vende en 5.000 guaraníes, es decir, 142 pesos en el caso del tipo súper.

El movimiento diario

Por otra parte Blas Arzamendia, director regional del Puesto de Control Migratorio del departamento Itapúa, manifestó que por el momento, un promedio de 6.000 personas ingresan y egresan de Encarnación por jornada. En este sentido, “el 50 por ciento de los cruces que se dan sobre el puente internacional son de paraguayos que cruzan a Posadas para realizar tránsito vecinal fronterizo”, dijo en diálogo con El Territorio.

También recordó que buena parte de los cruces que se realizan son con fines turísticos o para regresar tanto a la Argentina como a Paraguay, ya que son varios quienes quedaron varados durante la etapa más estricta de la pandemia, que derivó en un cierre de las fronteras para evitar la propagación del Covid-19.

Sobre el movimiento en el puente, subrayó que “tenemos un movimiento muy importante de tránsito vecinal fronterizo y se generan importantes filas. La demora comienza para hacer Migraciones en Paraguay, luego la fila sobre el puente de unas tres o cuatro horas, y también para realizar los trámites migratorios en Argentina o para cumplir con las exigencias sanitarias que exigen en la cabecera del puente, de contar con el PCR. Muchos paraguayos se realizan el test ahí por diferentes motivos, y eso genera más espera en la fila para el cruce”.

Y en este sentido, consideró que en las próximas semanas el traspaso sobre el puente San Roque González de Santa Cruz se intensificará, arribando a los números que se registraban antes de la pandemia del coronavirus.

“Se vienen las fiestas y creemos que hasta el 24 va a haber un notable crecimiento en los cruces diarios, tanto de ingresos como egresos del país. Posiblemente se llegue al cupo de 8.000 personas, pero hasta el momento no ocurrió porque estamos en un promedio de 6.000 pasos. Estimamos que por las fiestas vamos a recuperar el movimiento habitual que teníamos antes de la pandemia, que era de 10.000/12.000 personas por jornada”, relató Arzamendia.

Cupo combustible

Por otra parte Faruk Jalaf, presidente de la Cesane, manifestó que “la demanda de combustibles fue creciendo desde antes de que abran las fronteras. Ahora es más evidente en Puerto Iguazú porque es una población más chica que Posadas y porque hay una diferencia de precios con Brasil y Paraguay. En un primer momento, había cupo sobre el gasoil, que es el que mueve la economía de las provincias, para el transporte, para agro. Pero ahora ese cupo se extendió a todos los combustibles porque las petroleras no venden cuando los precios están tan bajos y los valores no aumentan al ritmo de la inflación y no se guían por los valores del petróleo”.

En diálogo con Acá te lo contamos por Radioactiva 100.7 recordó que el aumento en la demanda tiene que ver con la dinámica propia de la frontera, que ahora está a favor de la Argentina y que años anteriores la diferencia era para Brasil y Paraguay. “La frontera es así, a veces nos toca vender y a veces a nosotros comprar. No se pueden hacer medidas diferenciales pero para evitar trastornos al habitante de Misiones, tiene que haber una fila especial para extranjeros y otro para argentinos, que no pueden estar esperando horas para cargar el auto. No negamos la venta, pero si se le tiene que dar una preferencia al local”, apuntó.

Asimismo, señaló su preocupación ante el faltante de combustibles y que hasta el momento en muchas de las estaciones de servicio porque ya se vendieron las tres cuartas partes de lo enviado por las petroleras.

“En muchos casos no hay combustibles. En mi caso particular este dos días sin naftas y uno sin gasoil, además de que hay importantes demoras en las entregas”, añadió.


En cifras

6.000
Según datos de Migraciones de Paraguay, es el promedio actual de cruces tanto de ingreso como de egreso a ese país sobre el paso Posadas-Encarnación.

$142
El importe al que se comercializa el combustible argentino en Encarnación. Equivale a 5.000 guaraníes. En Paraguay, el costo de esa nafta es 6.810 guaraníes.

 

Relacionadas

En Iguazú limitan el horario de venta de naftas a extranjeros

 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias