domingo 23 de enero de 2022
Muy nuboso 34.6ºc | Posadas

Hay quienes cruzan la frontera cinco veces al día para la posterior venta ilegal

Se agrava la escasez de nafta y hay colas para cargar de hasta 6 horas

Ayer superaban los 800 metros de fila para llenar los tanques por la gran afluencia de extranjeros. También en Irigoyen y en otras localidades hay complicaciones para la reposición

jueves 16 de diciembre de 2021 | 6:07hs.
Se agrava la escasez de nafta y hay colas para cargar de hasta 6 horas
Extensas filas por nafta, postal que se repite a diario en Iguazú. Foto: NORMA DEVECHI
Extensas filas por nafta, postal que se repite a diario en Iguazú. Foto: NORMA DEVECHI

La reapertura de las fronteras terrestres en Misiones disparó la demanda de combustibles por lo que, en las últimas horas, diversas estaciones de servicio del norte de la provincia registraron faltantes de gasolinas y extensas filas para conseguir y llenar el tanque.

En Puerto Iguazú, la fila de automovilistas superó los 800 metros y, en su mayoría eran extranjeros que debieron esperar hasta seis horas para cargar los rodados ya que el litro de nafta en la Argentina resulta más económico que en Brasil y Paraguay. En la noche del martes, el municipio quedó sin combustible para ofrecer y ayer al mediodía se logró reponer, aunque la demanda era tal que generó preocupación en las estaciones de servicio porque consideran que el faltante se agudizará y, de persistir la situación, se completaría el cupo antes de fin de mes por lo que el destino quedaría sin nafta.

Además, en medio de este contexto, parte de la escasez se atribuye a la venta ilegal de combustibles, que en Iguazú se comercializan mediante bidones que se venden en los barrios, pero también por los cruces diarios de un lado al otro de la frontera para la reventa en Encarnación (Paraguay), Foz de Iguazú y Dionisio Cerqueira (Brasil).

Igual situación se vive también en Bernardo de Irigoyen, municipio lindante con las ciudades brasileñas de Dionisio Cerqueira y Barracao, donde cada vez son más los automovilistas que trasponen la frontera para abastecerse de combustible argentino por la diferencia de precios. En las últimas semanas, las estaciones de servicio se ven en serios problemas para conseguir el producto.

En tanto, desde la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (Cecha) sostuvieron que la situación persistirá en el corto plazo y atribuyen al incremento en el movimiento que se generó tras la apertura de la frontera y al cupo impuesto por las petroleras, al considerar que el valor actual de los combustibles genera pérdidas ante el congelamiento en los valores que dispuso Nación y que rige desde mayo de este año.

Sin nafta, filas y demoras en Iguazú

En Puerto Iguazú, en diversas estaciones de servicio se registraron filas que superaron los 800 metros. La mayoría de los clientes eran extranjeros que permanecían por más de seis horas para llenar el tanque.

Esta situación generó bronca en los automovilistas, sobre todo porque existe la incertidumbre de que luego de varias horas de espera no puedan realizar la compra por agotarse el stock de la estación.

Según informaron a El Territorio, durante la tarde del martes las principales expendedoras se quedaron sin nafta y recién ayer al mediodía lograron reponer. Sin embargo, al cierre de esta edición, las filas de extranjeros superaban los 800 metros para llenar los tanques. A través de redes sociales, los conductores expresaron su enojo ante la situación y en un video mostraban la extensión de la fila en una de las bocas de expendio ubicada en el acceso a Puerto Iguazú.

En este marco, muchos automovilistas optaron por viajar al municipio de Puerto Libertad -situado a 40 kilómetros de Iguazú- para llenar el tanque, ya que en otras comunas como Wanda y Puerto Esperanza tampoco se conseguía combustible.

Ante la gran demanda, una opción que creció en las últimas semanas en Puerto Iguazú fue la venta ilegal en los barrios, ya que muchos vecinos optaron por comprar combustible en bidones y revender. Hace quince días, el costo del litro en los barrios era de 170 pesos y ayer se vendía a 220 pesos en algunos puestos, duplicando el valor que se comercializa en las bocas de expendio.

Cupo no se cumple

Por otra parte, hace varias semanas los automovilistas se quejan de que el acuerdo entre las expendedoras locales y el municipio que permite un máximo de venta de 15 litros de combustible a extranjeros no se cumple. Incluso, se han viralizado videos donde se observó que brasileños y paraguayos completan el tanque y se retiran sin ningún tipo de problemas.

“Yo llegué a las 3 de la mañana con mis hijas, cada una en un auto, mis hijas completaron el tanque, a mí me faltó 20 litros porque terminó el combustible. Me dijo el playero que el combustible llega a la tarde pero no puedo quedarme a esperar”, explicó a El Territorio Maria Aparecida Da Silva, una residente de Foz de Iguazú. Luego agregó: “Por supuesto que vale la pena la fila, en Foz el litro está 7,25 reales, acá nos cuesta 2,8 más o menos, vengo a la madrugada, es un sacrificio pero me ahorro bastante plata como para comprar otras cosas”.

Complicaciones en Irigoyen

En Bernardo de Irigoyen, los combustibles siguen liderando las ventas a brasileños. En este marco, las largas filas en las estaciones de servicios son una constante desde la apertura de fronteras, pero aumenta aún más durante los fines de semana y feriados en Brasil, triplicando las ventas. Por la gran demanda, todos los días faltan combustibles o llegan con lo justo en la estación de servicios de la firma YPF. Hay otras tres estaciones que también tienen una alta demanda, y en los últimos días también registraron faltantes pese a que hace varios días rige el cupo de quince litros para la venta de gasolina a extranjeros.

Según relataron a este matutino, el lunes por la noche y el martes faltaron combustibles, sobre todo la de tipo súper, que se repuso ayer pero la gran demanda hizo que el combustible se venda por completo y estiman que el faltante se prolongaría en los próximos días.

Natalia Junes, propietaria de una estación de servicio de la localidad, mencionó que “estamos teniendo muchos inconvenientes para adquirir combustibles, también los precios son inestables. En mi caso se complica aún más al no tener bandera, estamos limitando las ventas a extranjeros pero en los últimos días no logramos ni abastecer toda la demanda local”.

Por su parte Walter Feldman, dueño de dos estaciones de servicio de la localidad y además presidente de la Cámara de Comercio local, manifestó que “nosotros estamos consiguiendo algo de combustible, pero por encima de los precios normales. En las últimas horas recibí un camión de nafta súper a $115 pesos y entonces lo tengo que vender a $120 o $125 para poder salvar gastos, pero esto va ser así mientras no se autoricen los aumentos”.

Y agregó: “Las estaciones de servicio de Irigoyen hace rato que se quedan sin combustible medio día o un rato hasta que llega el camión y en los últimos días se agudizó esa problemática. Pero, esto algo que se da en toda la provincia y en el país, y pasa porque las petroleras no están vendiendo o no hay la cantidad suficiente. Lo que dicen desde las petroleras  es que mientras tenga este precio el combustible no van a liberar los cupos”.

Posadas, también con problemas

Paolo Verino, empresario del sector estaciones de servicio en Posadas, comentó que los faltantes de naftas y gasoil todavía no se sienten en la capital provincial. Y explicó que es por la mayor cantidad de surtidores de variadas petroleras presentes en la capital provincial. Apuntó en tanto que observan un menor envío de productos y que la situación de escasez podría agravarse hacia fin de mes.

“En las estaciones de frontera está faltando combustible porque son ciudades chicas que tienen que abastecer tanto a los locales como a los extranjeros. Por eso agotan más rápidamente sus reservas y también el abastecimiento, por una cuestión de logística, se demora más. La situación no es tan grave en Posadas porque tiene más estaciones de varias petroleras. Al menos el problema no es tan grave todavía”, explicó en diálogo con este matutino.

Por otro lado reconoció que “las petroleras están enviando menos gasoil, eso lo estamos notando. Ahora también hay diferencias dependiendo del lugar donde estén las estaciones de servicio. Hay algunas que están lejos del centro de la ciudad y del puente (internacional) que casi no tienen clientes extranjeros (paraguayos en mayor medida), pero hay otras que tienen varias filas”. Evaluó finalmente que “en la ciudad todavía no tenemos mayores problemas pero si creemos que se va a profundizar el faltante de combustible”.


Falta de gasoil preocupa a los productores

Además del faltante de nafta súper, también desde algunas localidades señalaron un problema especial de faltante con el gasoil común que ocupan muchos productores para sus camiones, camionetas, tractores o grupos electrógenos. Desde la Asociación de Productores Agropecuarios de Misiones (Apam) comentaron que es frecuente la consulta para saber en que estaciones de servicio hay combustible para ir a buscar con bidones.  “Son constantes las consultas para saber en donde se puede conseguir gasoil. Cuando uno se entera que hay va a buscar con el camión y bidones para que no les falte. El té no te espera si tenés que cosechar. Es un problema más que sumamos al trabajo en la chacra porque ya venimos mal con el clima y con los malos precios”, dijo Cristian Klingbeil, titular de Apam.

 

Relacionadas

También relevan faltante de combustibles en Santo Tomé

Más demanda, cupos de petroleras y suba en costos inciden en actividad

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias