domingo 23 de enero de 2022
Cielo claro 39.7ºc | Posadas

Dijo que el agresor, detenido in fraganti, la atacó mientras dormía

Salvan a estudiante de morir asfixiada y detienen al abusador

Una joven de 21 años fue rescatada por la Policía cuando estaba siendo abusada. Los vecinos del edificio llamaron al 911 y una comisión entró al inmueble a la fuerza

lunes 06 de diciembre de 2021 | 6:07hs.
Salvan a estudiante de morir asfixiada y detienen al abusador
Las comisiones policiales llegaron al lugar de los hechos tras un llamado del 911. Foto: Archivo Marcelo Rodríguez
Las comisiones policiales llegaron al lugar de los hechos tras un llamado del 911. Foto: Archivo Marcelo Rodríguez

Una joven de 21 años permanece en grave estado luego de sufrir un abuso sexual por el que casi pierde la vida. Fueron efectivos de la Policía de Misiones quienes la rescataron y reanimaron en un departamento de Posadas luego de romper la puerta y sorprender al acusado en pleno ultraje.

Esa acción policial fue lo que evitó lo que podría haber terminado con un femicidio. La víctima estaba totalmente desnuda, amordazada con una cinta de embalaje que, además de cubrirle nariz y boca, le rodeaba el cuello. El agresor, que fue separado de la muchacha por los efectivos, tenía sólo el torso cubierto.

La víctima, estudiante, expresó luego que estaba durmiendo cuando notó la presencia de una persona encima suyo, quien la sujetó de las manos y empezó a asfixiarla. Buscó sin éxito defenderse, hasta que quedó inconsciente. Sólo se despertó cuando la Policía la asistió.

Según confirmaron fuentes policiales y judiciales a El Territorio, los hechos ocurrieron en horas de la madrugada de este domingo después de las 5 de la madrugada. Patrullas de las comisarías Decimosexta y Segunda que estaban haciendo operativos en la vía pública por el cierre de los boliches acudieron a un edificio ubicado sobre la avenida Lavalle (se omiten más detalles para preservar la intimidad de la víctima) ante un llamado del 911.

Según se pudo indagar, los inquilinos denunciaron un caso de violencia de género, al parecer por gritos y ruidos en uno de los departamentos.

Se trata de un edificio de alquileres, al que pudieron ingresar sólo con la colaboración de un inquilino, quien los guió hasta el piso donde estaba ocurriendo el hecho. Allí la comisión policial golpeó la puerta sin respuestas hasta que se decidió irrumpir, burlando así la traba de llave.

Fue entonces cuando se toparon con la terrible escena ya descrita. Los efectivos liberaron de forma inmediata a la muchacha, que se encontraba con pocos signos de vida y el rostro totalmente colorado por la falta de aire y la asfixia que su agresor ejercía sobre ella. También tenía signos de haber sido golpeada en el rostro.

En el mismo lugar pudieron reanimarla y fue cuando ella confirmó lo que a esa altura todos sabían: que había sido víctima de abuso sexual. La trasladaron en ambulancia al Hospital Madariaga, donde estaba siendo asistida anoche. Además se dispuso que profesionales de la fuerza provincial la contengan y se activó el protocolo para estos hechos.

Los investigadores esperan que esté en condiciones físicas y anímicas para que pueda  dar detalles sobre lo sucedido. Lo que se sabe hasta el momento es que era ella quien vivía en el lugar.

En cuanto al detenido, fue alojado en una celda a disposición de las autoridades del Juzgado de Instrucción Siete de Posadas, a cargo del juez Miguel Mattos.

Se trata de establecer cómo ingresó al edificio y es por eso que, además de dos celulares y una computadora, se analizarán las seis cámaras identificadas en el lugar.

Ayer los investigadores llevaban el caso con mucha cautela dada la gravedad de los hechos, por lo que esperan reunir la mayor cantidad de elementos para citarlo a declaración indagatoria.

Un antecedente en octubre

“Vení conmigo”. Con esas palabras y un cuchillo en mano, un violador abordó por atrás a una joven de 19 años la madrugada del sábado 16 de octubre. La joven quiso resistirse, pero luego de un forcejeo terminó con la mano cortada y accedió a acompañar al desconocido que la sujetó y le dijo que iba a ser peor si intentaba algo.

A la fuerza fue llevada hasta una casa abandonada en cercanías de la avenida Lavalle y su intersección con Florencio Sánchez, donde el agresor concretó el ultraje. En un descuido, ella pudo escapar por la ventana y correr con todas sus fuerzas para ponerse a salvo. Todo indica que el depravado actuó con premeditación. Sólo una persona que conoce el lugar sabría que la casa estaba abandonada, pero además en el lugar había solamente un elemento: un colchón en el piso.

El relato de la joven es muy claro y coincidente con la escena. Apenas entraron al lugar el hombre la arrojó y concretó el ultraje. Luego, en el momento que se acomodaba las prendas, la víctima vio su oportunidad de huir y ganar la calle. Fue también ahí que, por primera vez, pudo verle la cara, lo que sirvió para la confección de un identikit.

Por el hecho, investigado por las autoridades del Juzgado de Instrucción Tres de Posadas, a cargo del juez Fernando Verón, se detuvo a una persona. El hombre fue señalado por la víctima en una ronda de reconocimiento y se esperan que cotejos genéticos determinen si se trata del agresor. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias